Aceite CBD para dormir: ¿Funciona?

Muchos usuarios afirman que durante algunos periodos sufren de insomnio y no logran descansar correctamente. Además de que esta situación resulta muy incómoda, también provoca efectos negativos sobre nuestra salud.

En esta ocasión, te proponemos una solución: aceite de CBD para dormir. Este producto ha adquirido un gran auge en la actualidad. No solo se emplea como tratamiento para combatir las noches en vela y el mal descanso, puesto que la cosmética lo ha incorporado como un ingrediente de calidad en muchos tratamientos faciales.

A continuación, te mostramos toda la información relevante en torno a este producto y te revelamos cuáles son sus efectos.

¿Qué es el CBD?

Se trata de las siglas que hacen referencia al cannabidiol. Las mayores concentraciones de CBD se encuentran en las cabezas resinosas de los tricomas. Algunas personas se muestran un tanto reticentes con su uso puesto que lo confunden con la marihuana. La realidad es que son dos sustancias diferentes.

El cáñamo se extrae de la planta cannabis sativa sativa y no posee efectos psicotrópicos. El cannabis incorpora una molécula denominada CBD que se emplea para fines terapéuticos.

¿Por qué utilizar CBD para dormir?

Una de las finalidades de esta sustancia es regular el ciclo sueño-vigilia. Según algunos estudios, el consumo de un aceite de CBD induce un sueño de calidad.

Tras consumir esta sustancia, se produce una interacción entre las moléculas con los receptores del sistema endocannabinoide del sistema nervioso. Esto hace que sea capaz de regular diferentes procesos del cuerpo como el ciclo del sueño.

El CBD tiene efectos ansiolíticos, antipsicóticos y antiespasmódicos que promueven una mayor relajación para conseguir un sueño profundo. Además, se reduce el estrés emocional y mental.

Este tratamiento es muy frecuente en pacientes de cáncer u otras enfermedades que provocan un mal descanso como consecuencia de dolores y molestias. El CBD tiene efecto antiinflamatorio y analgésico, lo que permite la reducción de tales episodios. El cuerpo se relaja totalmente y se predispone para conciliar un sueño reparador.

¿Cómo utilizar un aceite CBD?

En estos casos, lo ideal es ingerir el aceite. Tan solo tienes que verter unas dos gotas debajo de la lengua y mantenerlas unos segundos. Si al cabo de un rato notamos que no es suficiente, podemos añadir un par de gotas más.

Recuerda que una vez que abras el aceite de CBD deberás guardarlo en el refrigerador y mantenerlo protegido de los rayos solares y de temperaturas excesivamente altas. Una correcta conservación hará que los ingredientes se mantengan en óptimas condiciones para potenciar los efectos.

¿Realmente funciona?

Sin duda, este tratamiento es un buen remedio para dormir mejor. Dependiendo del porcentaje que contenga de CBD, sus efectos serán más o menos intensos.

Muchas investigaciones apuntan a que esta sustancia alivia parte de la tensión y la sensación de nerviosismo, las cuales son dos de las principales causas del insomnio.

En 2019 se realizó un estudio con 72 participantes que tomaron 25 mg de CBD por la noche. El 79,2% afirmaron tener una disminución de los niveles de ansiedad después del primer mes. Además, un 66,7% percibió que sus hábitos de sueño habían mejorado.

¿Es seguro su uso?

Una de las cuestiones que más preocupa a los usuarios es si el uso de estos aceites resulta totalmente seguro. En principio, podemos afirmar que es poco probable que se generen efectos adversos.

No obstante, si nunca has probado un aceite de CBD, lo ideal es que comiences por concentraciones bajas. Poco a poco puedes ir aumentando el porcentaje.

Por otro lado, si tomas algún medicamento es de vital importancia que lo consultes previamente con tu médico, puesto que podrían producirse interacciones.

Los principales efectos secundarios que se generan son:

  • Sequedad en la boca, ya que afecta a los responsables de producir saliva.
  • Sensación de fatiga, mareos y náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Diarrea.
  • Disminución del apetito.

Tal y como hemos mencionado, estos síntomas adversos son poco frecuentes. Normalmente, se da en personas que presentan una alta sensibilidad o que son intolerantes a una amplia gama de sustancias.

El Comité de Expertos en Farmacodependencia de la OMS (Organización Mundial de la Salud) apunta que este ingrediente apenas supone un peligro para la salud y garantiza que está exento de componentes adictivos.

¿Cuáles son sus otras propiedades?

El CBD posee una gran cantidad de propiedades favorables para nuestra salud y nuestra piel:

  • Posee propiedades antiinflamatorias y calmantes.
  • Promueve la proliferación celular.
  • Ayuda a reducir la sobreproducción de sebo, por lo que mejora los brotes severos de acné.
  • Es una sustancia antibacteriana que previene la aparición de infecciones.

¿Cómo escoger un aceite CBD?

Aunque ya hemos mencionado que este producto es en gran medida seguro, resulta sumamente importante que antes de decantarnos por cualquier versión del mercado, comprobemos varios aspectos:

  • Investiga sobre la marca. Recomendamos que selecciones una marca experta en el uso de CBD. Puedes descubrir los mejores productos de Nordic Oil, una de las marcas más reconocidas en este sector.
  • Fíjate en el porcentaje. Los aceites para principiantes suelen contener un 5% de cannabidiol. Ya sabes que es mejor ir poco a poco.
  • Selecciona CBD de espectro. Estas versiones contienen todos los activos que hay presentes en el cáñamo, por lo que resultan más completos que las versiones aisladas.

Conclusión

Como has podido comprobar a lo largo del artículo, los aceites de CBD para dormir sí resultan efectivos. Además, a través de su ingesta podremos obtener muchos otros beneficios para el organismo y para la salud cutánea.

No olvides prestar atención a las consideraciones que hemos señalado antes de comprar este tratamiento. En caso de duda o si tomas algún tratamiento, acude a tu médico para que te asesore correctamente sobre su uso.

Share