Ácido hialurónico vegano

¿Conoces el ácido hialurónico vegano? Aunque te parezca increíble, este producto existe y, además, tiene muchas ventajas y beneficios que ofrecerte.

Seguro que eres consciente de que esta sustancia cumple un papel crucial dentro del ámbito de la salud cutánea. A pesar de que nuestro organismo la produce de modo natural, con el paso del tiempo dejamos de generar las mismas cantidades, por ello, tendemos a sufrir una mayor presencia de arrugas y otros signos de la edad.

A continuación, te mostramos qué es el ácido hialurónico vegano, sus diferencias respecto al de origen animal y otro tipo de información relevante en torno a este producto. ¿Te animas a descubrirlo?

Qué es el ácido hialurónico y para qué sirve

Puede que no sepas demasiado acerca de esta sustancia. Por ello, en primer lugar, comenzaremos explicando qué es el ácido hialurónico y cuáles son sus propiedades y beneficios para la piel. De este modo, estamos seguros de que no te quedará ninguna duda al respecto.

Podemos definirlo como un polisacárido del tipo glucosaminoglucano, es decir, es un tipo de azúcar. Tal y como hemos mencionado anteriormente, se encuentra de forma natural en nuestro organismo y su presencia es muy importante para la piel, puesto que, a grandes rasgos, ayuda a mantenerla protegida y renovada.

El ácido hialurónico también se encuentra en las válvulas cardíacas, el pulmón, la aorta, el tejido esquelético, etc.

Los principales beneficios que ofrece respecto a la dermis son los siguientes:

  • Proporciona una mayor hidratación.
  • Otorga suavidad y brillo.
  • Logra retener grandes cantidades de agua.
  • Reduce las arrugas y disimula las líneas de expresión.
  • Actúa como una sustancia revitalizadora de las capas superficiales externas.

Diferencias entre ácido hialurónico y su versión vegana

¿Conoces las diferencias entre ambas sustancias? ¡Seguro que ya te has hecho una idea!

En 1942, el científico Endre Balazs extrajo el ácido hialurónico a partir de las crestas de gallo. Desde ese momento, esta es una de las principales fuentes de la que procede. No obstante, también encontramos otras como las aletas de tiburón y las articulaciones de las vacas.

Por suerte, hoy día es posible extraer ácido hialurónico a partir de fuentes vegetales. ¿Cómo? Por medio de materias primas vegetales en las que se realiza un proceso de fermentación. Se suele utilizar la semilla de trigo, la semilla de maíz y la levadura.

Propiedades y beneficios de esta versión

Sus principales propiedades y beneficios son las siguientes:

  • Posee un alto peso molecular, por lo que aporta un efecto hidratante de larga duración.
  • Aumenta la elasticidad de la piel.
  • Otorga mayor suavidad sin llegar a ocluir.
  • Evita la aparición de arrugas y signos de la edad.
  • Incrementa el grosor de la piel.
  • Mejora los síntomas de descamación.
  • Reduce el tamaño de los poros.

Los beneficios de la versión animal y vegetal no difieren demasiado, pero ¿quieres saber cuál recomendamos utilizar? Te lo explicamos a continuación.

¿Es mejor el ácido hialurónico vegano?

En los años 60 se descubrió que el derivado de fuentes animales podría contener algunas proteínas. Por ello, se producen ciertas reacciones alérgicas u otro tipo de irritaciones.

Por el contrario, el de origen vegetal no es inmunógeno, por lo que representa una excelente fuente de esta sustancia para emplearla en tratamientos de cosmética.

Dónde se encuentra

Los métodos a través de los cuales podemos proporcionar a nuestro organismo esta sustancia son los siguientes:

  • Cremas faciales. En el mercado encontrarás una gran variedad de cremas antiarrugas que contienen este ingrediente entre sus componentes.
  • Sérum. Se trata de un producto que debe formar parte de nuestra rutina de cuidados, ya que, entre otros beneficios, potencia los efectos de tratamientos que apliquemos con posterioridad. Además, los sérums suelen poseer una mayor concentración que las cremas.
  • Contorno de ojos. Sin duda, esta es una de las primeras zonas en las que aparecen las líneas de expresión y arrugas. Además, no debemos poner sobre ella cualquier tratamiento, sino solo aquellos que son específicos, ya que se trata de una parte especialmente delicada. Seguro que encontrarás algunos contornos de ojos con ácido hialurónico vegano.

¿Todas las cremas con ácido hialurónico son efectivas?

Lamentamos decirte que no todos los tratamientos que encuentres en el mercado con esta sustancia proporcionan buenos resultados.

El primer factor que has de tener en cuenta es el peso molecular:

  • Con alto peso molecular. Es aquel que aporta un gran efecto hidratante. La molécula no es capaz de penetrar en la dermis y evita la pérdida de agua.
  • Con bajo peso molecular. Son capaces de llegar hasta la dermis, la capa más profunda de la piel. Gracias a tal penetración, estimula la síntesis de colágeno y elastina para aumentar la firmeza y reducir las arrugas y signos de la edad.

Por otro lado, también es importante que antes de seleccionar una crema o tratamiento consultemos su formulación. Selecciona aquella que esté elaborada a partir de activos e ingredientes naturales. Las sustancias químicas provocan irritaciones, alteraciones e incluso la aparición de enfermedades cutáneas.

Cuándo debemos utilizar ácido hialurónico vegano

Dependiendo del momento en el que nos encontremos, nuestra piel requerirá de unos cuidados u otros. Además, otros factores también influyen en los tratamientos que debemos emplear para su cuidado.

A partir de los 30 años

En este momento es cuando se produce una pérdida de producción de colágeno y ácido hialurónico, por lo que es fundamental introducir una crema que contenga como ingrediente esta sustancia. De este modo, evitaremos la aparición de las primeras líneas de expresión que podrían terminar convirtiéndose en profundas arrugas.

A partir de los 40 años

Cuando entramos en este rango de edad, el principal problema es la flacidez y falta de firmeza en el rostro. Por ello, es importante que escojamos un tratamiento específico que contenga en su formulación ácido hialurónico vegano, así como otros ingredientes que retengan los niveles de agua para aportar una mayor hidratación. El aguacate, por ejemplo, o la centella asiática son dos activos que suelen agregarse a una multitud de cosméticos.

A partir de los 50 años

Evidentemente, el paso de los años es inevitable. A partir de esta edad la preocupación por las arrugas y por su profundización se incrementa. Aunque no podemos mantener el mismo rostro que cuando teníamos 20 años, sí es posible frenar en gran medida los signos de envejecimiento de forma natural.

En este caso, recomendamos utilizar una crema con esta sustancia y complementarla con un sérum facial.

Conclusión

Esperamos que a partir de ahora sepas cuáles son las diferencias entre el ácido hialurónico vegano y el de origen animal. Estos tratamientos los recomendamos para personas a partir de los 30 años aproximadamente, ya que es el momento en el que nuestro organismo deja de producir una cantidad óptima.

Después de descubrir todos sus efectos y lo que puede hacer por ti, ¿te animas a probarlo?

Share