Aloe Vera: todos sus beneficios para la cara

Aloe Vera: todos sus beneficios para la cara

Las plantas de aloe vera son plantas que se conocen mundialmente gracias a todos sus beneficios dérmicos, se llevan usando desde hace siglos. Además, son fáciles de cultivar y tener en casa. Vamos a contarte todo sobre aloe vera: todos sus beneficios para la cara.

En la mayoría de ocasiones las personas que tienen una planta de aloe vera no lo hacen solo porque sea de la familia de las suculentas, ni tampoco por su forma curiosa, lo hacen porque pueden beneficiarse enormemente de las propiedades que ofrece su gel interior.

El gel es transparente y se encuentra dentro de sus hojas, por lo que para conseguirlo tienes que cortarle una hoja y extraer toda la sustancia para que así, puedas aprovecharla al máximo.

Tiene muchas propiedades de cuidado corporal y medicinal, pero en este artículo vamos a centrarnos sobre todo en los beneficios que tiene para la cara.

Al extraer tan fácilmente el gel de la planta por eso son tantas personas a las que les encanta tenerla en casa. La sustancia se extrae fácilmente y se puede aplicar directamente sobre la piel por lo que es muy cómodo.

Aunque claro, los beneficios no solo se encuentras en la dermis, aunque no profundizaremos en el tema, debes saber que también se puede usar como remedio interno gracias a sus propiedades.

Hay personas que lo usan de manera bebible en preparados comerciales para mejorar el tracto intestinal, conseguir más energía, etc.

Beneficios del aloe vera para la cara

Vamos a explicarte todo lo que debes saber sobre los beneficios del aloe vera para la cara, porque también puede ser una gran sustancia para mejorar muchas de las afecciones dérmicas que puedes tener a nivel facial.

A continuación te vamos a contar las más importantes, para que, a partir de ahora puedas hacerte una idea de todo lo que puede hacer por ti esta sustancia natural que es tan alabada por todo el mundo.

No pierdas detalle porque te va a gustar… ¡son muchas ventajas de su uso y puedes sacarle gran provecho!

Estimula la producción de colágeno

Cuando te aplicas esta sustancia en el rostro, tiene la capacidad de ayudarte a estimular la producción de colágeno para que así, luches contra el envejecimiento y sea una sustancia antiedad. Puede ayudarte a tener más colágeno naturalmente en tu rostro y éste se rejuvenecerá casi como por arte de magia.

Es por eso que esta sustancia se ha usado en muchas ocasiones (y se sigue usando) en mascarillas y cremas faciales. No solo porque es un gran humectante, si no también porque te ayuda a tener un rostro más saludable y rejuvenecido.

El aloe vera también es capaz de ser un potente hidratante y humectante, incluso emoliente. Esto significa que el agua que tienes en la dermis se retendrá eficazmente para que de esta manera tu piel no se reseque y se mantenga hidratada.

Un rostro hidratado envejece más lento

Un rostro bien hidratado no se envejecerá antes de tiempo ni tendrá imperfecciones debido a la falta de hidratación.

Una dermis reseca se arruga, se escama, se mancha y puede tener incluso dolorosa heridas. Lo peor es que se arruga antes de tiempo y cada una de estas líneas puede volverse excesivamente profunda. Aparece el envejecimiento prematuro.

El aloe vera ayuda a que esto no ocurra y si además se combina con otros ingredientes en un cosmético como el ácido hialurónico, el resultado es aún mejor, ya que es también un potente humectante que actúa penetrando en las capas más profundas de la piel.

Por lo tanto, usar aloe vera para el rostro aumenta la producción de colágeno, también de elastina, se mejora la estructura dérmica, la flexibilidad, se evita la flacidez y se tiene un rostro mucho más joven, firme, tersa y sin arrugas.

Si estas buscando una crema hidratante facial para cuidar tu rostro, no dudes en encontrar una con aloe vera y que contenga ingredientes naturales (de calidad) y sin químicos en su fórmula. Esto es necesario para un buen respeto dérmico.

Reduce las quemaduras solares

Aunque el rostro siempre tiene que estar protegido con una buena crema solar de SPF 30 o 50+, en ocasiones es probable que se te olvide o que se te haya quemado el rostro por descuido. Es bastante habitual que esto ocurra (aunque hay que ser consciente del peligro que supone y evitarlo).

Pero si en tu rostro tienes una quemadura solar porque te has pasado de exposición bajo el sol, entonces el aloe vera puede ser tu aliado.

Si te fijas en los productos pensados para aplicar en la piel después de la exposición solar, te darás cuenta de que contienen, en su gran mayoría, aloe vera. Nos referimos sobre todo, a aquellos productos que conocemos como “cremas aftersun”.

Cuando te aplicas el aloe vera te das cuenta como refresca la piel y tendrán cualidades antiinflamatorias por lo que si te echas la sustancia en la cara notarás un alivio inmediato. Tendrás que aplicarlo dos o tres veces al día para que su acción regenerante funcione y mejore tu estado dérmico facial.

Aunque uses aloe vera, usa protección solar

Gracias al aloe vera, la piel se regenerará antes que si no te lo echases porque te ayuda a esto. Pero es fundamental que protejas tu dermis con protección solar. De no hacerlo podrías sufrir graves consecuencias en tu salud como padecer cáncer de piel.

La piel tiene memoria y aunque si quemas un poco con el sol y se te pasa en unos días, no significa que en el futuro no puedas tener un problema grave de piel. Así que, lo mejor es proteger el rostro todos los días, sea verano o invierno.

La consistencia del aloe vera es ligero y acuoso, por lo que se extiende y se absorbe muy bien proporcionándote un frescor inmediato. Reducirá la inflamación y también las molestias asociadas a las quemaduras solares.

El aloe vera también sirve para las quemaduras solares corporales, pero la situación es la misma: debes ir con cuidado con ello.

Si, tanto en el cuerpo como en el rostro, la quemadura ha pasado de leve a algo más grave, entonces lo necesario es que acudas a tu médico.

Será el quien pueda ver cómo tienes la quemadura y que te diga la mejor forma de tratarla en tu caso concreto.

Reduce la irritación de la piel

Si tienes irritación facial o corporal de cualquier tipo, también es un buen remedio para calmar ese tipo de malestar. Una irritación dérmica puede ocurrir por muchos motivos, como por ejemplo por reacciones alérgicas, por condiciones o enfermedades dérmicas… y el aloe vera puede calmar estas molestias rápidamente.

Es más, hay personas que con afecciones crónicas como la psoriasis que usan el aloe vera o productos que lo contienen para calmar los picores y las inflamaciones que van asociadas a esta afección de la piel.

Reduce el acné

Si sufres de acné debes saber que el aloe vera también puede ayudarte a mejorar esta condición, no solo a nivel estético, si no también a reducir las molestias que se asocian directamente a estos granos: como la inflamación, las bacterias, las rojeces, el dolor e incluso el picor.

El aloe vera al tener propiedades antiinflamatorias reducirá el acné de tu rostro, así como todos los síntomas asociados al mismo. Podrás controlar que no te salga más acné en el futuro de manera totalmente natural. Trata y previene esta dolencia y por eso es tan usado entre adolescentes, aunque se puede usar a cualquier edad.

Hay investigaciones que afirman que el aloe vera es capaz de tener una acción antiinflamatoria. Esto es gracias a sus propiedades y su acción hacia las glándulas sebáceas que se adhieren a los folículos pilosos.

Lee más: Todas las propiedades del aloe vera para la piel

Cómo usar correctamente el aloe vera en la cara

Quizá después de leer todos los beneficios que te ofrece el aloe vera para la cara, estés pensando la manera de usarlo para que puedas disfrutar de sus ventajas. Si te ha sorprendido todo lo que te hemos comentado, es normal… no todo el mundo sabe todo lo que aporta esta sustancia y por eso es necesario saberlo.

En la actualidad existen muchas posibilidades para usarlo correctamente, pero debes saber cómo hacerlo bien. Solo usándolo correctamente podrás aprovechar al máximo todo lo que te ofrece la sustancia en tu dermis.

Con la planta de aloe vera

Una opción es tener la planta de aloe vera en casa y obtener la sustancia de la manera más natural y pura posible: directamente a través de sus hojas. Así lo tendrás a tu disposición siempre que lo necesites.

Solo tienes que recortar una de sus hojas o tallos y colocar el trozo cortado en un vaso o bol. Espera a que el gel vaya cayendo en el recipiente. Si ves una sustancia amarillenta tendrás que apartarla, ya que lo único que funciona es el gel transparente.

Una vez que has conseguido el gel transparente solo tendrás que aplicarlo en tu piel del rostro o del cuerpo.

Con cosméticos

Otra opción que también está muy bien es usarlo con cremas cosméticas que contengan aloe vera.

De esta manera podrás tener un producto que merezca la pena. Además, que hidrate tu rostro y te puedas beneficiar de las ventajas del aloe vera. Eso sí, deberá tener una alta proporción de este ingrediente.

Tendrás que añadir la crema a tus rutinas de limpieza y cuidado facial habituales. De este modo tendrás un rostro rejuvenecido, bien cuidado, sin acné, más terso y firme… ¡además de perfectamente hidratado y nutrido!

Ahora que ya sabes más sobre el  Aloe Vera: todos sus beneficios para la cara, ¿prefieres usar una crema que contenga la sustancia o prefieres usarla directamente desde la planta? ¡Tú eliges!

Share