¿Cómo aplico el sérum?

¿Cómo aplico el sérum?

Si estás en la búsqueda del sérum ideal y también te interesa saber cómo aplicar este producto cosmético, aquí te mostramos la forma correcta de utilizar y aplicar el sérum de tu preferencia. De esta manera, podrás comprobar cada uno de los resultados que brinda principalmente al rostro y cabello, este tipo de tratamientos.

Lo primero que debes tener en cuenta es que no se trata de un producto milagroso, si bien es cierto que es altamente beneficioso.

Es posible que no puedas aprovechar sus ventajas al no aplicarlo de manera correcta, para evitar esto te traemos esta sencilla guía de aplicación para tu sérum facial y por supuesto, el sérum capilar que se ha vuelto muy popular hoy en día. Comencemos con la aplicación en el rostro.

Qué es un sérum

Antes de saber cómo aplicar el sérum, es necesario saber que se trata de una fórmula de activos bastante potente y concentrada, comparado con otras formulaciones cosméticas y de belleza.

Destaca su ligera textura que facilita su absorción de manera más acelerada, esto permite que actúe en las capas de la piel que se encuentran a profundidad.

Además de ser un producto que ayuda a hidratar el rostro, también ofrece otras funciones como: suero capilar o tratamiento antienvejecimiento, para atenuar el acné o las manchas, entre otros.

Una duda muy frecuente respecto al sérum está relacionada con su aplicación. Aquí te mostramos la forma adecuada de aplicar un sérum facial y para el cabello.

Sérum facial

Cuando se trata del cuidado diario del rostro, se requiere la aplicación de productos apropiados y no simplemente usar una crema antienvejecimiento al azar, esperando que sucedan resultados milagrosos. A través de un conjunto de hábitos sanos, podrás lograr resultados exitosos en el tratamiento antiedad sobre el rostro.

Aplicar el sérum facial es bastante sencillo y solo vas a necesitar de algunos segundos. El sérum también puedes combinarlo con una interesante variedad de productos para proteger tu piel, lo cual potencia los beneficios que ofrece.

Gracias a la gran cantidad de ingredientes en los sueros faciales, podrás mejorar la apariencia y brillo de tu piel. Para lograr obtener estos beneficios sobre el rostro, resulta esencial que conozcas el orden apropiado para aplicar estos productos.

No te pierdas: Cómo hacer un serum de Vitamina C en casa

¿Cómo aplicarlo correctamente?

Para lograr lucir una piel renovada y mejorada con el uso del sérum para el rostro apropiado, te invitamos a tomar nota de los fundamentos para la utilización del suero facial. De tal forma que tengas a mano todos los elementos esenciales. Al seguir cada uno de los pasos que describimos a continuación, podrás aprovechar al máximo todos los beneficios de sus ingredientes activos.

Limpia el rostro antes de comenzar

Debes asegurarte que tu piel esté lista para la aplicación del sérum. Por eso antes de aplicar este tipo de productos debes limpiar el rostro muy bien, puedes usar el agua micelar de tu preferencia y si es necesario, exfolia el rostro. A través de esta rutina previa puedes preparar la dermis y quitar los desechos acumulados que puedan complicar la absorción del producto. De esta forma, será más fácil que el sérum fácil penetre en la piel, para iniciar la sanación de la piel internamente.

Aplica el tónico

Al cuidar nuestra piel principalmente la del rostro, es fundamental aplicar de forma correcta cada producto de cuidado y belleza, para poder obtener óptimos resultados. Una de las principales reglas es usar los productos en base a la viscosidad, por eso debes comenzar aplicando primero los sueros, otros productos más líquidos y, por último, aplicar el producto más denso o espeso.

Luego de realizar la limpieza, procede a colocar un poco de tónico líquido para el rostro (debe ser libre de alcohol) usando una almohadilla o bola de algodón. Realiza movimiento suaves y pequeños de forma circular, hasta aplicar en toda la cara el tónico. Enfócate principalmente en la zona de la barbilla, línea del pelo, la nariz y las mejillas. Por último, recuerda aplicarlo en la zona del cuello.

En caso de que el tónico facial no sea de tu agrado, tienes la opción de humedecer en agua tibia una toalla y aplicar en la cara con suaves palmadas. Resulta fundamental este paso, ya que humedecer con agua micelar o con algún tónico, es más permeable que por sí sola la dermis. Además, será más sencillo aplicar el sérum facial rico en nutrientes.

Aplica sobre tu rostro el sérum

aplicar serum facial

Luego de hacer la limpieza de la piel y humedecer el rostro, es momento de aplicar el sérum elegido para darle un mejor aspecto a tu rostro. Recuerda leer en detalle las instrucciones del producto, antes de colocarlo en el rostro. Es la mejor forma de conocer el tipo de ingredientes en su contenido. Aunque lo más recomendable sería optar por un sérum rico en ingredientes de origen natural.

Además, algunos sueros faciales pueden incluir indicaciones específicas para el tipo de piel. De igual manera, cuando se trata de un sérum, menos, es más. Por eso, si el sérum cuenta con demasiadas instrucciones, lo mejor sería elegir otras opciones. Puede variar la cantidad de sérum de acuerdo al tipo de piel y del producto en específico. Pero en líneas generales, se aplican dos gotas de sérum o una porción similar a un guisante.

En caso de que tengas en casa un producto con gotero, aplicar entre 3 y 4 gotas de suero sobre el rostro en cada aplicación. No olvides, se requiere sólo la cantidad necesaria para cubrir suavemente la zona del cuello y el rostro. Debes evitar untar el suero, ya que puede generarse una absorción errónea del producto o causar irritación.

Aplicar con los dedos

Puedes usar las puntas de los dedos para aplicar el sérum facial, preferiblemente la zona de las yemas para aplicar suavemente el producto en el rostro y el cuello. Después golpea suavemente, pequeñas palmadas y finalmente alisa el producto facial. Debes evitar tirar o frotar demasiado la piel, una vez que esté alisado el sérum deja que la piel lo absorba por sí sola.

Aplicar con las palmas de tus manos

Coloca en la palma de tu mano de 2 a 4 gotas del sérum facial. Después frota las palmas de tus manos con suavidad, para calentar la zona y activar el producto. Aplica un poco de presión en la piel con las palmas de tus manos y luego, da una pequeña palmada con el suero facial en movimientos hacia arriba y hacia afuera hasta cubrir todo el rostro y el cuello.

Deja que actúe el sérum durante 5 minutos

Ahora debes esperar 5 minutos, hasta que la piel del rostro absorba totalmente el sérum. Prefiere un producto de excelente calidad, ya que este tipo de sueros se absorben más rápido y apenas en algunos minutos desaparecen totalmente del rostro y cuello. En caso de que el sérum deje en el rostro algún residuo aceitoso o pegajoso, es una señal de que probablemente no esté funcionando bien en el rostro.

Aplica una crema hidratante

Es cierto que los sueros faciales incluyen agentes humectantes, pero esto no quiere decir que sustituyan el efecto de una crema hidratante para el rostro. Los sueros faciales sirven de complemento para la crema hidratante, además sirven para potenciar los efectos de esta. Luego de esperar que actúe el sérum durante 5 minutos, puedes continuar aplicando la crema hidratante elegida. Este es el toque final que servirá para sellar la acción del sérum y sus nutrientes.

¿Cuándo aplicar el sérum en el rostro?

Nuestra piel, en algunos momentos del día se encuentra más receptiva a los tratamientos faciales antiedad. Puede marcar mucha diferencia la aplicación de sérums y cremas sobre la piel si son aplicados en el momento apropiado, principalmente en los resultados obtenidos con cualquier tratamiento antiedad.

La mejor hora para aplicar un sérum de día sobre tu piel es por la mañana, de esta forma tu piel puede obtener todos los beneficios regeneradores y reparadores del sérum, en excelentes condiciones. Por eso, si quieres disminuir los efectos de la edad lo mejor es aplicar por las mañanas el sérum de día sobre la cara y el cuello.

Aunque también puedes aplicar por la noche el sérum, no se obtienen todos los beneficios de sus nutrientes, pero se siguen absorbiendo todas sus propiedades durante el ciclo de sueño.

Sérum para el pelo y su aplicación

serum capilar

Otro producto que es tendencia en la actualidad por sus increíbles beneficios para la salud capilar, es el sérum para el cabello. Hoy en día se han convertido en un producto imprescindible en la rutina de cuidado del cabello, para lucir un pelo radiante y hermoso. La mejor solución para que tu cabello se vea frondoso, suave y brillante es aplicar de forma correcta un sérum capilar.

Los distintos sérum para el cabello son de mucha importancia en la actualidad porque ayudan a mantener brillante, suave y nutrido el pelo. Además, es un perfecto sustituto de los aceites que normalmente dejan el cabello con un aspecto pegajoso. El uso continuo de este tipo de sérum sirve para desenredar el cabello, lo protege de los efectos de los rayos solares, agentes contaminantes y suciedad al salir de casa.

Recomendaciones para aplicar el sérum en el cabello

Para sacar el mejor provecho de un sérum capilar, es esencial tener en consideración un conjunto de recomendaciones relacionadas con su uso. Veamos enseguida:

Elige el sérum perfecto

Lo primero que debes hacer es buscar un sérum capilar que se adapte a las características de tu pelo y cuero cabelludo. Cada marca utiliza distintos componentes que pueden ser beneficiosos, para determinados tipos de pelo y no ofrecen ningún beneficio a otros.

Es fundamental que consigas el producto que se adapte a tu cabello y prestar mucha atención a los ingredientes utilizados para su elaboración. Frecuentemente, esto quiere decir que vas a necesitar probar algunos productos, antes de conseguir el producto ideal para tu pelo.

Antes de aplicar el sérum lava tu cabello

Solo es posible aplicar el suero capilar después de lavar muy bien el cabello con champú, este es un aspecto muy importante a considerar. El sérum capilar se diferencia de la crema para el pelo porque es una magnifica fuente nutritiva para el cabello, también sirve para desenredarlo o peinarlo con facilidad.

El principal objetivo del sérum capilar es proteger contra la suciedad y el polvo nuestro cabello, por eso, si aplicas el sérum sin lavar el pelo no lograrás tu principal propósito: nutrirlo. Es bastante común que las marcas más conocidas produzcan una completa gama de productos para el pelo, la cual incluye acondicionador, champú y el sérum; cada uno complementa al otro.

Si es la primera vez que aplicas sobre tu cabello algún sérum, sería una excelente idea conseguir algún suero capilar que incluya champú y acondicionador, ya que están diseñados para proteger y cuidar tu cabello en conjunto. Por eso, lo mejor es lavar muy bien con champú y acondicionador tu cabello antes de aplicar el sérum capilar.

¿Cómo aplicarlo?

aplicar serum capilar

Vas a requerir entre 2 y 6 gotas de sérum para el pelo, la cantidad exacta va a depender principalmente de la densidad y longitud del cabello. Coloca las gotas de sérum sobre tu mano y luego frota el producto con ambas palmas, esto ayudará a mezclar el producto. Primero asegúrate que esté un poco húmedo el pelo.

Coloca hacia adelante el pelo, ahora empieza a usar el sérum para el cabello en la zona que cae encima del rostro, muévete hacia arriba iniciando en la punta del pelo. Aplica un masaje en las puntas, debido a que el sérum capilar es perfecto para reparar las puntas abiertas. Seguidamente, coloca hacia atrás el pelo, coloca en la palma de la mano de 2 a 4 gotas de suero y realiza un masaje en el cuero cabelludo.

Si usas constantemente una plancha de cabello, aplica el sérum capilar y después usa la plancha, esto servirá para proteger del daño por sobrecalentamiento en el cabello. Después de conseguir el sérum que se ajuste a las necesidades de tu cabello, puedes seguir estas sencillas pautas y en poco tiempo, podrás ver que la apariencia del cabello cambia considerablemente.

Errores comunes al aplicar el sérum

Aunque es bastante sencillo aplicar un sérum, en ocasiones cometemos equivocaciones, algunas de las más frecuentes son:

Aplicar demasiado sérum

Iniciamos con uno de los errores más frecuentes, esto sucede porque llegamos a pensar que colocar mucha cantidad de sérum será más beneficioso para nuestra piel. Es una acción equivocada, ya que la piel solo absorbe cierta cantidad de producto.

No respetar el orden apropiado

Los sueros siempre deben aplicarse comenzando en el menor peso molecular hacia el mayor, al observar la textura del producto es muy sencillo adivinarlo. Lo correcto sería: aplicar el tónico, una mascarilla, luego el sérum hidratante, la crema de día o de noche y finalmente aceite con licopeno.

Usar en el día principios activos fotosensibles

Aplicar durante el día un sérum de retinol para potenciar sus beneficios es un error, ya que el retinol es un ingrediente muy fotosensible y al usarlo de día puede ocasionar los efectos contrarios. Revisa cuál de los sueros que tienes en casa contiene retinol y resuelve el problema.

Mezclar principios activos/componentes que no deberías

Debes saber que algunos principios activos mezclados pueden neutralizar los efectos y anular los beneficios. Por ejemplo: mezclar la niacinamida y la vitamina C. Existen otros que al combinarlos pueden generar irritaciones, por ejemplo: combinar varios ácidos muy exfoliantes el ácido salicílico y ácido glicólico. En este caso, lo mejor es revisar detalladamente las fórmulas que usas.

No masajear adecuadamente el rostro

La forma de aplicar el sérum ha sido subestimada durante mucho tiempo, simplemente nos encargábamos de frotar el rostro y listo; no debe ser así. El sérum es necesario aplicarlo suavemente sobre la piel del rostro y realizar movimientos desde el centro hacia la parte exterior del rostro, deben ser ascendentes estos movimientos desde la zona de la mandíbula para evitar la flacidez.

Si no hacemos de forma adecuada este masaje, posiblemente la piel no absorba bien el sérum y terminen formándose pelotillas verdaderamente incómodas imposibles de eliminar.

Te gustará: Para qué sirve el serum de ácido hialurónico

No probar el sérum antes de elegirlo

Al igual que otras fórmulas cosméticas de belleza, es fundamental probar el sérum antes de aplicarlo en la piel. ¿Cómo hacer la mejor prueba? Realiza una prueba en la zona interior del codo o en otro sitio poco perceptible. Si no se enrojece la piel en el transcurso de las horas, eso significa que no causará ninguna irritación.

Es innegable que un tratamiento exquisito e imprescindible para tu cara es el sérum, el cual es considerado como el único producto cosmético con capacidad para añadir en su fórmula, una gran cantidad de principios activos concentrados. Por tal razón, no puede faltar en tu neceser para darle a la piel del rostro un mejor aspecto. Esto también sucede con el sérum para el pelo, una fórmula cosmética de belleza cuyo enfoque es el mismo: cuidado y mejora del aspecto del cabello.

Share