Gel desinfectante de manos: cómo hacer uno en casa

por | 02/11/2020

gel hidroalcoholico¿Te gustaría higienizar tus manos y no sabes cómo hacer un desinfectante de manos casero? Este tipo de producto lleva años presente en los supermercados, sin embargo, no solía ser muy demandado.

A raíz de la aparición del COVID-19 ha surgido una mayor concienciación de la importancia que tiene el lavado y la desinfección de las manos para evitar que algunos virus y bacterias se transmitan.

Ten en cuenta que si tocas una superficie infectada y te llevas las manos a los ojos, nariz y boca, es probable que termines contagiado.

En este artículo te dejo todos los consejos que necesitas para realizar tu propia versión de gel hidroalcohólico en casa. Además, te revelamos información relevante acerca de este producto.

¿Qué es un gel desinfectante?

Este tipo de desinfectante, también conocido como gel hidroalcohólico, es un producto higienizante que puede utilizarse como sustituto o complemento del lavado de manos con agua y jabón.

Más adelante, te explicaremos cuáles son las situaciones más propicias para emplearlo.

Recetas de gel desinfectante de manos

Te proponemos 3 recetas para elaborar este producto en casa. ¡No olvides tomar nota!

Receta 1: la oficial

La primera receta es la que ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo que es una de las más recomendables.

Ingredientes que necesitas:

  • 250 ml de alcohol de 96º.
  • 7 ml de agua oxigenada.
  • 30 ml de agua destilada.
  • 5 ml de glicerina líquida.

Tan solo tienes que verter todas las sustancias en un recipiente limpio. En este caso, la textura que obtendrás será casi líquida, por lo que puedes introducir la mezcla en un pulverizador para que su aplicación resulte más cómoda y sencilla.

Receta 2: con aloe vera

aloe vera

Este tipo de gel será más denso, puesto que aporta una mayor hidratación. Lo recomendamos sobre todo a personas con la piel seca.

Ingredientes para elaborarlo:

  • 300 ml de alcohol de alta graduación.
  • 30 ml de gel 100% aloe vera.
  • Unas gotas de aceite de lavanda para aumentar el efecto desinfectante y mejorar el olor.

Mezcla todos los ingredientes y presta mucha atención a que el gel de aloe vera sea puro para que no contenga ninguna sustancia química perjudicial.

Receta 3: con agua

Nuestra última receta es la más sencilla. Tan solo necesitarás:

  • 300 ml de alcohol de alta graduación.
  • 120 ml de agua.
  • 30 ml de glicerina.

Mezcla con una varilla todos los ingredientes en un dispensador hermético para mantener en buen estado el producto.

Precauciones con las recetas caseras

Antes de elaborar el gel hidroalcohólico, presta atención a las siguientes recomendaciones:

  • Es sumamente importante que respetes las cantidades de los ingredientes.
  • El porcentaje de alcohol para este producto no debe ser inferior a un 60%. Ten en cuenta que en las recetas anteriores siempre se emplea este ingrediente como base.
  • Almacena el producto en un bote hermético y protegido, y guárdalo en un lugar bien ventilado y fresco. No se recomiendan los espacios en los que se produzcan cambios constantes de temperatura.
  • A la hora de elaborar tu versión casera, comprueba que la mesa de trabajo se encuentra limpia y desinfectada. Para ello, pasa un paño impregnado en un producto de limpieza que sea capaz de eliminar bacterias.
  • Antes de comenzar, lávate las manos con agua y jabón.
  • Para batir la mezcla, emplea una espátula de madera limpia.

Cómo aplicarlo correctamente

El método de aplicación puede resultar en principio muy sencillo, pero no debemos descuidar algunos pasos para que logre desinfectar las manos de forma eficaz:

  • Vierte un poco de producto sobre la palma de una mano.
  • Frota ambas palmas.
  • A continuación, coloca la mano derecha sobre la izquierda y entrelaza los dedos. Repite esta acción cambiando la posición de las manos.
  • No te olvides de frotar los dedos pulgares y espera a que la loción se seque por completo antes de tocar cualquier superficie u objeto.
  • Evita aplicar soluciones hidroalcohólicas en zonas donde la piel esté dañada, ya que podría generar mayor irritación.
  • En caso de que entre en contacto con los ojos, acláralos de forma inmediata con abundante agua.
  • Evita fumar una vez que has aplicado el desinfectante.

¿Son realmente eficaces estas versiones caseras?

El alcohol aporta una serie de moléculas que se introducen para romper la capa del virus, por ello, estos productos contienen un alto porcentaje de dicha sustancia.

Las versiones naturales elaboradas en casa siempre van a ser menos eficaces que los geles comprados en farmacias y tiendas. Además, no se aconseja su uso en niños puesto que estos necesitan un desinfectante más potente.

¿Cuándo resultan útiles los desinfectantes caseros?

A pesar de que los geles comerciales aportan una mayor desinfección, estas versiones caseras pueden servirnos de gran utilidad cuando no encontramos ningún gel disponible en tienda, o bien, para ocasiones puntuales.

¿Lavado de manos o gel desinfectante?

lavado manos

Sin duda alguna, lavarse las manos es la mejor medida que puedes tomar para acabar con los virus y bacterias.

En ocasiones, nos encontramos fuera de casa y no resulta posible lavarnos las manos con agua y jabón, por lo que para desinfectarnos debemos emplear un gel hidroalcohólico.

Por otro lado, este producto sanitario también puede emplearse para complementar el lavado de manos.

Posibles riesgos de los geles caseros

En caso de que se empleen los ingredientes adecuados y se respeten las cantidades, no tendría que surgir ningún inconveniente. Sin embargo, las lociones mal elaboradas pueden desencadenar los siguientes efectos adversos:

  • Falta de efectividad. Las manos no quedan totalmente desinfectadas, por lo que nos encontramos desprotegidos.
  • Probabilidad de sufrir irritaciones, picores, quemaduras así como otras lesiones en la piel. Este hecho se produce sobre todo en personas que padecen de sensibilidad.
  • Existe riesgo de inhalación de productos químicos peligrosos durante su elaboración.

Te interesa: Cómo calmar el picor en la piel atópica.

Por qué es importante el secado de manos

Quizá te sorprenda, pero secar las manos correctamente es igual de relevante que lavarlas y desinfectarlas.

Gracias a esta acción se elimina la humedad y se reduce la carga microbiana, es decir, la transmisión de microbio es menor, ya que suele darse con mayor frecuencia en la piel húmeda.

La forma de secarse las manos también importa. La mejor opción son las toallas de papel desechables. Los secadores de aire caliente no se recomiendan en centros de salud ni hospitales por motivos de higiene.

Los rollos de tela tampoco son apropiados, puesto que se convierten en una fuente de patógenos.

Conclusión

En definitiva, solo utilizaremos las versiones elaboradas en casa cuando no dispongamos de un gel comercial, o bien, como producto complementario.

Recuerda que debes respetar las cantidades exactas de cada receta y prestar atención a las recomendaciones que hemos proporcionado a lo largo del artículo. Además, no olvides que el lavado con agua y jabón siempre resultará más seguro y eficaz.

Esperamos que te haya servido este artículo sobre cómo hacer un desinfectante de manos casero.