Aprende a hacer un contorno de ojos casero

Aprende a hacer un contorno de ojos casero

Cuidar el rostro cuesta menos de lo que te puedas imaginar y esto lo puedes comprobar con la cosmética casera. Por eso, queremos explicarte cómo puedes aprender a hacer un contorno de ojos casero… ¡te encantará aprenderlo!

Si eres consciente de la importancia que tiene el cuidado del contorno de ojos, entonces es estupendo porque sabrás la importancia de usar un contorno de ojos en tus rutinas faciales. Si no eres de comprar productos comerciales, no te preocupes porque hacer un cosmético casero también puede ser una opción excelente.

Son cada vez más las personas que deciden usar cosméticos caseros hechos por ellos mismos porque de esta manera saben exactamente cuáles son los ingredientes que lleva y sobre todo, evitan cualquier químico o compuesto perjudicial en su dermis.

Los ingredientes naturales siempre son la mejor opción, aunque claro, es necesario que sepas escoger los correctos para que realmente sean efectivos. Además, si alguno de tus ingredientes no funcionan, siempre tendrás la opción de cambiarlo por otro que te vaya mejor.

El contorno de ojos

El contorno de ojos es una necesidad para mantener una mirada saludable y en buen estado, además de rejuvenecida. Esta zona es muy delicada por el tipo dérmico, ya que es una zona muy delicada con la piel muy fina.

Debido a esto, es natural que sea la zona que antes envejece puesto que está expuesto constantemente a los rayos del sol, a la contaminación, a factores estresantes, etc. En este sentido, cuidar el contorno de ojos es necesario y cuanto antes se haga, mejor.

Debes saber que con el paso de los años, es natural que los niveles de coilágeno, ácido hialurónico y elastina (naturales) comiencen a disminuir considerablemente. Cuando esto ocurre la piel muestra un aspecto envejecido pero también se tienen otros problemas de salud, sobre todo a nivel muscular, óseo y ocular.

En este sentido, es necesario tener este dato en cuenta para poder aumentar de manera externa los niveles de estas tres sustancias tan importantes y escasas en el organsimo con el paso del tiempo.

Con los productos adecuados y unas buenas rutinas de limpieza y cuidado facial se podrá mejorar el aspecto de la mirada considerablemente. Si bien es cierto que en el mercado actual existen un sinfín de cosméticos para esta zona del rostro, en este caso vas a aprender a hacer el tuyo propio.

La importancia del colágeno, la elastina y el ácido hialurónico

Estas tres sustancias tienen un papel imprescindible en el organismo como te has podido imaginar en las líneas superiores. Por ejemplo, el ácido hialurónico es un potente humectante e hidratante que cuida la salud de la piel y de los globos oculares.

La elastina por su parte, es una sustancia que da flexibilidad a la piel y los músculos. De esta manera cuando estiras la piel vuelve a su sitio sin dificultad. En las personas mayores cuando falta esta sustancia en el organismo, puedes apreciar cómo tarda más en volver a su lugar una vez que se estira.

El colágeno, es la proteína que ayuda a que la dermis tenga estructura, mantiene los tejidos conectivos de todo el organsimo bien unidos. Cuando esta sustancia decae en niveles, es cuando comienzan a aparecer las arrugas y las líneas de expresión.

Por todo esto, las rutinas de cuidado facial son tan importantes, y cuanto antes comiences a hacerlas, mejor… ya sea con cosméticos caseros o comerciales. Tendrás que encontrar los que te ayuden a tener buenos resultados.

La importancia de la constancia en tus rutinas

La constancia en cualquier caso siempre es fundamental. Debes interiorizar la importancia de todo esto para sacar fuerza de voluntad y cuidar tu rostro tanto por las mañanas como por las noches.

Una limpieza facial con un limpiador y un tónico facial es clave. Después tendrás que seguir con tu contorno de ojos, el sérum facial y la crema hidratante. En el caso de las rutinas diurnas, no te podrá faltar el protector solar cada vez que vayas a salir al exterior.

Por supuesto, tus rutinas y tus cosméticos variarán dependiendo del tipo de piel que tengas, pero siempre deberás mantener tu dermis nutrida e hidrata constantemente. Siguiendo siempre las necesidades de tu tipo de piel en concreto.

A continuación vamos a explicarte cómo realizar un contorno de ojos casero y que de esta manera veas que es sencillo y que puedes conseguir grandes resultados.

El contorno de ojos casero

A partir de las siguientes líneas, te vas a dar cuenta de que no es complicado y que los ingredientes que necesitas son sencillos de conseguir.

Te vamos a dar una receta que es apta para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles. De esta manera podrás usarlo desde hoy mismo y todos los días, tanto por la mañana como por la noche.

Es una receta fácil de hacer y que puedes crear en cualquier momento, siempre y cuando tengas los ingredientes y los utensilios correctos a mano. Es fundamental que siempre que te dispongas a realizar un cosmético casero lo hagas en una superficie limpia y desinfectada.

Si usas guantes de látex aún será mejor porque así estarás creando una receta sin bacterias que puedan dañar la salud ocular. Piensa que el contorno de ojos está cerca de tus ojos y debes tener cuidado para evitar irritaciones e incluso infecciones innecesarias.

Cuando acabes de hacer tu contorno de ojos, te aconsejamos que lo guardes en la nevera para que te dure más tiempo.

Así sus propiedades tardarán más en degradarse. Aunque como no contiene conservantes no te durará más de 10 días y deberás volver a hacer el contorno una vez pasado este tiempo.

Pon una pegatina para saber cuando desecharlo

Lo ideal es que escribas la fecha en una pegatina y lo pegues al frasco para saber cuándo lo hiciste y tener presente cuando tendrás que volver a realizarlo.

De todos modos, si cuando vas a usar el producto casero te das cuenta que se ha degradado porque su textura, olor o consistencia no es la misma, entonces será mejor que lo deseches y vuelvas a hacer otro nuevo, aunque no haya pasado el tiempo estimado de conservación.

Esto es muy importante que lo tengas en cuenta porque nunca, bajo ninguna circunstancia deberás usar un cosmético (casero o comercial) que pueda estar en mal estado.

Receta para hacer tu contorno de ojos casero

Con esta receta podrás cuidar tu contorno de ojos. Aunque debes tener presente que al ser casero, los resultados tardarán más en llegar que con aquellos productos que son comerciales y que están fabricados de manera minuciosa en un laboratorio con profesionales.

En cualquier caso, debes saber que con esta receta reducirás las ojeras y las bolsas, tendrás menos arrugas y una mirada con más vitalidad y aspecto saludable. ¡Vamos allá!

Qué necesitas

  • 3 cápsulas de vitakina E
  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 1 cuchara de aloe vera puro líquido
  • 1 cuchara de aceite de argán
  • 1 cucharas de aceite de ricino
  • 3 ml de aceite de rosas
  • Media cuchara de manteca de karité
  • 1 bol de cristal
  • 1 cuchara de madera
  • 1 embudo
  • 1 frasco oscuro hermético y con gotero

Cómo hacer la receta

Esta receta es muy sencilla pero necesitarás todo lo mencionado en la lista anterior. Cuando los tengas añade todos los ingredientes según el orden de lista en el bol de cristal. Con la cuchara de madera remueve todos los ingredientes hasta que queden bien mezclados.

Para las cápsulas de vitamina E, es mejor que extraigas la sustancia del interior. Puedes hacer un pequeño corte y exprimirlas en el bol de cristal hasta que queden totalmente vacías.

Una vez que esté todo, coge un embudo y ponlo en el frasco para que sea más sencillo el paso del bol al frasco. Cuando hayas pasado toda la sustancia al frasco, ciérralo y muévelo enérgicamente.

Una vez que lo hayas movido, mételo en la nevera. Lo deberás agitar siempre antes de usar para asegurarte de que la sustancia se mezcla bien y que así sea más efectivo. Si no lo agitas no tendrás buenos resultados ya que la sustancia no te ofrecerá todas las propiedades que necesitas.

Lee más: Cómo aplicar el contorno de ojos

¿Cómo usarlo correctamente?

Cuando ya tengas tu contorno de ojos casero y estés dispuesto/a a utilizarlo, debes hacerlo de la mejor manera posible. Úsalo cada mañana y cada noche en tus rutinas. Hazlo con el rostro bien limpio y seco y siguiendo el orden que te hemos mencionado más arriba.

Antes de pasar al sérum es importante que el contorno de ojos se haya absorbido por completo. Al ser un producto casero es probable que tarde un poco más de la cuenta. Deberás tener algo de paciencia puesto que si aplicas otro cosmético antes de tiempo no le estarás permitiendo actuar eficazmente.

Lo ideal es esperar de 5 a 10 minutos antes de continuar con el resto de cosméticos (esto no es necesario con los contornos de ojos comerciales, con los que solo debes esperar a que se absorba).

En cuanto a la cantidad, solo necesitarás dos gotas de la sustancia por cada contorno de ojos. Pon la sustancia en la yema de tu dedo índice o anular y extiende por todo el contorno: ojeras, sienes y debajo de la ceja.

Da pequeños toques suaves para que la sustancia penetre bien y haz masajes circulares por las zonas tratadas hasta que la sustancia se haya absorbido por completo. Nunca frotes ni presiones porque podrías causarte arrugas e irritaciones innecesarias. La suavidad es fundamental.

Después de aprender a hacer un contorno de ojos casero, ya estás listo/a para disfrutar de un producto totalmente natural y que con constancia y fuerza de voluntad, también te ofrecerá buenos resultados para que tengas una mirada espectacular.

Share