Cómo hacer una crema de aloe vera

Cómo hacer una crema de aloe vera

Si eres de las personas a las que les gusta usar cosméticos caseros te va a encantar sobre lo que te vamos a hablar a continuación. Te vamos a explicar cómo hacer una crema casera de aloe vera y que así, puedas hacerla y usarla desde la comodidad de tu hogar.

Cuando se hacen cosméticos caseros tiene una ventaja principal: todos sus ingredientes son naturales y además sabes exactamente lo que lleva en su composición, ¡porque lo has hecho con tus propias manos!

Vamos a explicarte cómo hacer una crema de aloe vera pero con ingredientes sencillos de encontrar para que de esta manera, no tengas mucha complicación en encontrarlos. A veces, cuando se hacen cosméticos en casa, los ingredientes son difíciles de obtener, pero en este caso, no será así.

Nos hemos preocupado para que sea fácil para ti tanto encontrar los ingredientes como realizar la receta. Pero antes de darte las instrucciones para llevarla a cabo, vamos a hablarte sobre el aloe vera y todo lo que puede hacer por y para tu cuidado dérmico.

El aloe vera en tu cuidado dérmico

El aloe vera proviene de una planta que es muy querida por todos gracias a las propiedades que nos ofrece. Por eso, son muchas las marcas que usan este activo en su fórmula para darle más potencia a los resultados, aunque claro, para que sea efectivo es necesario que la proporción de aloe vera sea bastante alta.

Cuando se usa desde la planta directamente o en un cosmético que contiene una alta concentración de la sustancia, son todo ventajas para tu piel. Es un excelente activo que te proporciona en tu piel: reparación, regeneración, hidratación, nutrición, humectación… usarlo son todo ventajas.

Por eso, es un ingrediente que se ha usado desde siempre, porque las personas se dieron cuenta de todas sus propiedades. Además, es una planta fácil de cultivar y mantener, por lo que son muchos los hogares que lo tienen en su hogar.

Si tienes paciencia para crear tus propios cosméticos caseros y no te importa que sean algo menos efectivos que los cosméticos comerciales (porque la sinergia entre los ingredientes no es la misma), entonces estarás preparado/a para crear tu propio cosmético con esta sustancia que parece mágica para el cuidado de la piel.

Si optas por comprar un cosmético comercial debes fijarte muy bien que la concentración que tenga de sustancia sea realmente la adecuada, porque cuando tiene una proporción baja en su fórmula, no será efectivo por mucho que intenten vendértelo como que es un producto maravilloso.

En este sentido, es necesario que siempre mires la etiqueta de un cosmético antes de comprarlo, porque si no, cuando llegues a casa y comiences a usarlo, la decepción será enorme con el paso de las semanas y te des cuenta de su ineficacia. Te habrás gastado dinero inútilmente.

Qué te ofrece esta planta

La planta del aloe vera contiene propiedades que se han usado desde siempre en la medicina alternativa porque es bueno tanto para el cuidado dérmico como incluso, para tratar problemas a nivel interno. Por ejemplo, es eficaz para mejorar el tránsito intestinal, tener más energía, tener un mejor sistema inmune.

Para trabajar a nivel interno se suelen vender en soluciones bebibles que suelen acompañar con vitaminas, minerales… para completar la fórmula y que sea aún más beneficioso su ingesta.

Pero en este caso, nos vamos a centrar en lo que te puede aportar como cosmético ya que el objetivo es aprender a hacer una crema casera con esta sustancia.

En su sustancia hay una muy alta proporción de agua, algo que permite que sea apto para todas las pieles. En su composición podrás encontrar antioxidantes, vitaminas, aminoácidos y minerales que te aportarán un cuidado dérmico estupendo.

Cuando lo aplicas en la piel, incluso aunque esté irritada es capaz de aliviar, calmar, reparar, regenerar… y que tu estado dérmico irritado mejore considerablemente. Aunque también es fundamental tener en cuenta que no se debe aplicar en heridas abiertas, infectadas o piel que necesite tratamiento médico.

Es más, si consideras que tienes una afección dérmica bastante seria, entonces no acudas a los remedios caseros, la mejor opción en este caso siempre es acudir al médico para que valore cómo debería ser el proceso de curación de la afección que tienes.

Más cosas que te ofrece

Es cierto que esta sustancia además de lo comentado, también es capaz de reducir el acné, hidratar y humectar la dermis (incluso la más reseca), reducir las molestias en las quemaduras leves y solares, etc.

En una sola sustancia encuentras muchos beneficios de cuidado dérmico y es por eso que se ha utilizado tanto a lo largo de la historia.

También contiene vitamina C y E que son antioxidantes naturales que también permitirán que tengas una dermis rejuvenecida, sobre todo cuando se trata del rostro, donde puede disminuir las arrugas, los granitos, manchas dérmicas y otros signos del envejecimiento prematuro.

Lo bueno que tiene esta sustancia es que es apta para todo tipo de pieles, tanto si la tienes seca, mixta, grasa o normal. Gracias a su composición acuosa se extiende y se absorbe muy bien por lo que todos los tipos dérmicos la aceptan muy bien.

Cómo puedes conseguir la sustancia

Si quieres hacer una crema de aloe vera es necesario que sepas cómo obtener la sustancia correctamente. Lo que necesitas primero es conseguir una planta de aloe vera y cuidarla desde tu hogar. Cuando esté crecida podrás cortarle una hoja o tallo.

Una vez cortada, coge un vaso o un bol y pon la hoja para que caiga la sustancia gelatinosa y transparente dentro del recipiente. Poco a poco irá cayendo y cuando tengas suficiente sustancia retira la hoja y usa la sustancia que ha ido cayendo.

Lee más: Aloe Vera: todos sus beneficios para la cara

Cómo hacer una crema de aloe vera paso a paso

Cuando hayas realizado la receta es importante que la guardes en un recipiente hermético y bien cerrado en la nevera.

De esta manera te durará más tiempo y conservará sus propiedades.  Ahora que tienes toda esta información en tu mente ya puedes comenzar a realizar la receta, ¡manos a la obra!

Qué necesitas

  • 25 ml de agua
  • 50 ml de gel de aloe vera (extraído directamente de la planta)
  • 2 cápsulas de vitamina E
  • 25 ml de aceite de coco
  • 15 ml de aceite de almendras
  • 5 cucharadas soperas de crema hidratante facial de confianza
  • 1 bol
  • 1 recipiente hermético con tapa
  • 1 cuchara de madera
  • 1 cazo u olla pequeña

Cómo realizar la receta

Una vez que ya tienes todos los ingredientes a mano puedes comenzar a hacer la receta. Coge el cazo y vierte el agua. Espera pero antes de que se ponga a hervir y echa el gel de aloe vera lo primero.

Con la cuchara de madera remueve bien hasta que veas que se queda bien mezclado y se convierte en una pasta.

Si crees que la pasta está demasiado densa añade un poco más de agua hasta que encuentres una textura adecuada para ti. Una vez encontrada la textura añade los demás ingredientes por orden de lista y sigue removiendo con la cuchara. El fuego deberás mantenerlo al mínimo.

Cuando lo tengas todo listo, mete en el bol la sustancia y sigue removiendo. Cuando veas que está listo y más frío, pásalo al recipiente hermético y ciérralo con la tapa. Después guarda el bote en la nevera y espera varias horas antes de utilizarlo.

Consejos de utilización

Esta crema se puede usar tanto para el cuerpo como para el rostro. Cuando retires el gel de la planta debes tener cuidado porque puede haber sustancias tóxicas de color amarillo que deberás retirar con cuidado, y también presta especial atención a las espinas y evitas pincharte.

Cuando tengas tu remedio casero lo puedes usar todos los días sin miedo porque sus ingredientes son respetuosos con tu dermis, independientemente del tipo de piel que tengas.

Aunque claro, sus resultados no serán tan eficaces como un producto que está creado en un laboratorio y pensado para el cuidado dérmico.

Por eso, aunque te encanten los productos caseros, también debes tener en cuenta otros aspectos.

Lo bueno que tiene este producto es que puedes usarlo todos los días sin miedo alguno. Aunque claro, al ser un remedio casero no tendrá los mismos resultados ni será tan eficaz como si usas un producto comercial de buena calidad.

Como la información es poder, aunque te gusten los cosméticos caseros, vamos a hablarte sobre un cosmético comercial que te gustará porque tiene alta concentración de aloe vera y lo mejor de todo, es que es de alta gama, a un precio increíble y cumple con lo que promete.

Crema facial hidratante con aloe vera de Nezeni Cosmetics

Esta crema hidratante facial de Nezeni Cosmetics contiene una alta concentración de aloe vera y que junto con otros activos eficaces, trabajan conjuntamente para darte los mejores resultados en tu cuidado dérmico.

Es un producto que regenera, hidrata, humecta, nutre, repara la piel. Pero también tiene efecto antiedad porque te permite producir de manera natural más colágeno y elastina. Es ideal para todo tipo de pieles, tanto si eres hombre como mujer.

Aportará a tu piel todo lo que necesitas y lo mejor, es que notarás los resultados desde la primera aplicación. Con un uso diario y constante, tendrás un cutis renovado y lleno de vitalidad. Todos sus ingredientes son naturales, no contiene químicos, ni parabenos… ni ninguna sustancia que pida hacerte daño.

Apenas contiene conservantes y los pocos que tiene la fórmula son vegetales, de esta manera el respeto hacia tu piel será máximo. Contiene 50 ml de capacidad, cunde mucho, es higiénico y muy fácil de usar.

Ahora que ya sabes sobre cómo hacer una crema de aloe vera y también conoces un producto en caso de que no quieras o no tengas tiempo de hacer un producto casero, ¡no tienes excusa para tener un cutis bien cuidado!

Share