Claves para cuidar a diario tus pestañas

Claves para cuidar a diario tus pestañas

Pasan desapercibidas pero cuando hay un problema con ellas o hay poca cantidad en el párpado, enseguida nos damos cuenta. Lo mismo ocurre cuando se tienen unas pestañas bonitas y llenas de vida: no podemos dejar de mirarlas. Por eso, vamos a hablarte sobre algunas claves para cuidar a diario tus pestañas.

Las pestañas tienen mucha más importancia de lo que nos imaginamos, y no siempre lo tenemos en cuenta. Pensamos que van a estar ahí siempre y que aunque no las cuidemos, nunca nos fallarán. Grave error. Nuestras pestañas necesitan cuidados diarios para que se mantengan fuertes y saludables.

Cuando tienes unas que están saludables y bien cuidadas, tendrás una mirada maravillosa… pero debes poner de tu parte para conseguirlo. Deberás tener una buena rutina de limpieza y cuidado facial pero sobre todo, tenerlas en cuenta en cada paso que des.

Piensa que las pestañas son las encargadas de que tengas los ojos bien protegidos todo el tiempo. Se encargan de evitar que te entren cuerpos extraños en los globos oculares que podrían causarte severos daños. Además, también son capaces de evitar que las bacterias penetren en tus ojos.

Las pestañas son importantes tanto en hombres como en mujeres, por lo que debes poner de tu parte para conseguir buenos resultado, ¡nunca es demasiado tarde o demasiado temprano para comenzar! Y si quieres tenerlas largas y espesas, su cuidado diario es necesario, por eso, debes seguir leyendo para que de esta manera sepas cuáles son las claves que debes seguir a diario.

La importancia de las pestañas

Más arriba te hemos avanzado por qué son importantes, pero es necesario que tomes conciencia real sobre esto para que así, las cuides todos los días. Cada ojo contiene nada menos que unas 100 hebras para proteger tu salud ocular.

Es habitual que alguno de estos pelos se caiga. Cuando somos jóvenes se renuevan rápidamente pero cuando comenzamos a cumplir años, comienzan a ralentizar la salida de nuevos pelos en las pestañas, hasta llegar a un punto, que si no se cuidan, comienzan a hacer zonas sin ellos.

Es más, si no tienes el hábito diario de cuidar tus pestañas podrían debilitarse y que no salgan más cuando una de ellas se cae. Esto por lo tanto, podría perjudicar gravemente tu salud ocular…

Si sueles frota réus ojos, ponerte una máscara de pestaña de mala calidad, desmaquillar tus ojos con desmaquillantes con agresivos químicos… todo esto hará que la salud de las mismas se vea gravemente resentida y que sea más probable que se caigan.

Si se te mete algo en el ojo, evita frotarte por dos motivos: porque debilitarás las pestañas y se caerán y también, porque podrías hacerte daño en los globos oculares (ya que son altamente sensibles). Lo ideal en estos casos es usar suero oftalmológico para que puedas limpiarlo de la mejor forma posible.

Las pestañas nacieron por primera vez cuando estabas en el itera de tu madre y ella estaba en la séptima semana de gestación. Desde tu nacimiento las mismas han estado protegiendo tus ojos y lo siguen haciendo a día de hoy, ¡son como un escudo protector para tus globos oculares!

Claves para cuidar tus pestañas todos los días

Por todo esto, tus pestañas merecen estar bien cuidadas y debes hacerlo todos los días. Escoge la forma de cuidarlas diariamente que se adapten a ti y a tu estilo de vida, pero lo que importa es la constancia para que siempre tengan la mejor salud posible.

Desmaquilla tus pestañas y tenlas limpias

Si sueles maquillarte es fundamental que te desmaquilles correctamente con un buen desmaquillante que no contenga químicos y que proteja tu salud ocular. En el caso de que te maquilles, nunca vayas a dormir con tu maquillaje puesto y mucho menos con la máscara de pestañas sin eliminar del todo.

Si lo haces, quizá parezca que no pase nada, pero con el paso del tiempo es seguro que comenzarás a tener serios problemas de salud ocular.

En este sentido, no te podrá faltar un desmaquillante de calidad para ojos sensibles (aunque no los tengas sensibles es la mejor opción porque es la que más respeta a tus ojos). Cuando te quietes el maquillaje con un disco de algodón nunca arrastres ni frotes.

Lo ideal es que pongas el disco de algodón sobre los ojos cerrados y esperes 20 segundos aproximadamente. Después desliza el algodón hacia abajo con suavidad para que las impurezas se eliminen fácilmente.

Deberás repetir el proceso hasta que veas que el disco de algodón no contiene restos de suciedad. Esto es muy importante porque si no lo haces, los restos de impurezas podrían penetrar en tus ojos al dormir y causarte infecciones o conjuntivitis.

Sérums de pestañas

Esta opción es de las mejores ya que es una forma eficaz de conseguir unas pestañas bien cuidadas, fuertes, saludables, largas y frondosas. Existen muchos sérums en el mercado pero no todos son iguales de eficaces ni de respetuosos, por eso debes saber escoger bien.

Cuando escojas un producto de este tipo, es importante que mires la etiqueta de los ingredientes y evitar a toda costa que contenga parabenos, químicos o cualquier otra sustancia irritante. Tu salud ocular es muy sensible y debes tener muy claro que los ingredientes perjudiciales pueden hacerte mucho daño.

Es más, si usas un sérum (o cualquier otro producto que apliques en tus ojos o cerca de ellos) que te cause alguna molestia, por pequeña que sea, deberás de dejar de usarlo inmediatamente. Siempre escoge productos que respeten tu piel y tu salud ocular. Es mejor no ponerte nada que usar productos que te hagan daño.

En este sentido, debes saber que un producto es de calidad si sus ingredientes son naturales y no contiene nada dañino. La calidad no se ve en el precio, solo lo podrás comprobar en su fórmula.

Los sérums son transparentes y los mejores son los que se aplican directamente en la raíz de las pestañas, como si fuese un delineador. Uno que sea de calidad se absorberá rápidamente y podrás continuar con tus rutinas sin problemas.

Los sérums que van con un cepillo como si fuesen una máscara de pestañas, no siempre son las mejores opciones porque en realidad se debe fortalecer las raíces y no ellas en sí mismas.

Esto es así porque el pelo de la pestaña está sin vida, es la raíz la que se encarga de hacer que salgan más o menos, con más o con menos fuerza.

Para encontrar resultados en este tipo de cosméticos y que las tengas bien cuidadas todo el tiempo, es necesario que seas constante y lo apliques todos los días. Lo habitual es hacerlo tanto por la mañana como por la noche, aunque hay algunos sérums que solo se aplican por la noche por su composición y textura.

Nezeni tratamiento de pestañas y cejas: crecimiento y densidad

Si quieres dar el paso y cuidar tus pestañas correctamente con un sérum pero no sabes cuál comprar porque hay mucha variedad en el mercado y te confundes, te lo vamos a poner fácil ahora mismo.

Lo mejor es optar por un sérum de calidad, con ingredientes naturales, sin parabenos y sin químicos en su fórmula. Que sea eficaz y que también, lo puedas usar tanto por la mañana como por la noche.

También es importante que además de cuidar tus pestañas, las alargue y permita que las tengas con mayor densidad. Parece demasiado bueno para ser verdad… Pero hay un producto que encaja perfectamente en este perfil.

Es un producto de alta gama, que respeta tu piel y tu salud ocular y que además, aunque sea un producto de alta gama tiene un precio ajustado. No pagas más de lo que debes y su calidad es excelente.

Nos referimos al sérum de pestañas de Nezeni Cosmetics. Si nunca antes lo has probado, te recomendamos que lo compres. Desde el primer uso verás como tus pestañas están más nutridas, hidratadas y tienen un mejor aspecto.

Pero con el paso del tiempo y del uso continuado, también te darás cuenta de que tus pestañas parecen otras. No querrás probar otro cosmético parecido porque habrás encontrado en éste, todo lo que necesitas para tenerlas cuidadas a la perfección.

Buenos hábitos de alimentación e hidratación

Para cuidarte por fuera, es necesario cuidarte desde dentro. Por eso, tener una buena hidratación (beber el agua que tu cuerpo necesita) y mantener una alimentación saludable (con alimentos con nutrientes y vitaminas), es fundamental.

Es la mejor forma de que cada pelo de tu cuerpo se mantenga fuerte y con buena salud. Si cuando comes no piensas en lo que estás ingiriendo y sueles comer alimentos de baja calidad, es mejor que cambies esa forma de proceder desde ahora mismo.

Piensa bien en cómo quieres que sea tu dieta y en cuáles son tus objetivos. Si no sabes que puedes comer según tus características personales, hablar con un médico o nutricionista puede irte muy bien. Te dará pautas adaptadas a ti, a tu estilo de vida, a tus necesidades físicas y sobre todo, a lo que necesitas.

Por norma general, en una buena alimentación no puede faltar: legumbres, carne, pescado, verduras, frutas, hortalizas, huevos, pescado, marisco, frutos secos, etc. Como ves, lo que importa es comer de todo y evitar alimentos procesados o de baja calidad.

En cuanto a la hidratación, debes beber el agua acorde a tu estilo de vida (si haces deporte tendrás que beber más agua), pero lo habitual es beber entre 8 y 12 vasos de agua diariamente para mantener una buena hidratación.

Vitaminas

Las vitaminas las puedes conseguir a través de los alimentos o en cosméticos (como los sérums). La vitamina E es la mejor por excelencia. Además de ser un buen antioxidante también te protege de los radicales libres y permite que tus pestañas estén hidratadas y humectadas.

Otras vitaminas que también son importantes son la: A, B, C y D. Procura que estén estas vitaminas en tu dieta, y fíjate que en tus sérums o máscaras de pestañas también estén enriquecidos con ellas.

Ácido hialurónico

Lo mismo que ocurre con las vitaminas, el ácido hialurónico es una sustancia que no deben faltar en tu organismo pero que con el paso del tiempo, se va disminuyendo de manera natural y lo necesitas incorporar de forma externa.

Es un lubricante, humectante e hidratante necesario y por eso, es importante que uses cosméticos que contengan esta sustancia… también para tus pestañas. Si un sérum contiene ácido hialurónico las tendrás más nutridas, humectadas, hidratadas y fortalecidas.

Lee más: Cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas

Cosméticos de calidad

Aunque más arriba te hemos hablado de los sérums que también son cosméticos que deben ser de calidad, en general, cualquier cosmético que apliques en tus rutinas faciales debe ser de calidad para cuidar tu salud ocular.

De cualquier manera, los ingredientes siempre deberán ser de calidad, tener buenas concentraciones y siempre naturales sin químicos ni irritantes de ningún tipo.

Recuerda que si escoges cosméticos de mala calidad, quizá a corto plazo parece que son inocuos y que no te causarán problemas… Pero te afectarán a tu salid a largo plazo y las consecuencias pueden ser muy serias.

En este sentido, siempre más vale prevenir que curar. Por eso, siempre que te compres un cosmético ya sea un sérum o cualquier otro, apuesta por la calidad. A veces, merece la pena pagar un poco más (pero sin ser desorbitado) teniendo la tranquilidad de que el cosmético que usas te respeta al máximo.

Remedios naturales

Hay algunos remedios naturales como el aceite de coco o el aceite de ricino que también se usan habitualmente para mantener unas pestañas bien cuidadas y fortalecidas todo el tiempo. Pero en este caso no se alargan si se vuelven densas, simplemente es una forma de cuidarlas y que se mantengan en buen estado.

Suele estar indicado para personas que tienen unas pestañas largas y frondosas y quieren mantenerlas o simplemente, para mantenerlas hidratadas y que con el paso del los años se evite que se caigan y se debiliten de forma más temprana.

Tanto el aceite de ricino como el de coco son buenas opciones pero al ser remedios naturales tardan más en hacer efecto. Se deben aplicar por la noche con ayuda de un hisopo y con el algodón poner la sustancia en la raíz de las pestañas.

A la mañana siguiente al despertar y antes de comenzar tus rutinas de limpieza y cuidado facial, deberás eliminar la sustancia con agua tibia hasta que se hayan eliminado los restos completamente.

En el caso del aceite de coco es importante calentar el tamaño de una cucharilla para que pase de sólido a líquido y usarlo sin problema.

Es imprescindible que en ningún caso te entre sustancia en el ojo porque son fuertes irritantes y podrían causarte conjuntivitis o infecciones oculares severas. Tanto en un caso como en el otro, deben ser puros 100% sin que contengan otras sustancias.

Todo lo que te hemos comentado aquí es importante para que aprendas las claves para cuidar a diario tus pestañas. Piensa que ahora es el mejor momento para empezar si antes no lo habías hecho… mereces una mirada espectacular y unas pestañas fuertes y saludables.

Share