Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero

Cómo hacer un desmaquillante de ojos casero

Hacer desmaquillante de ojos casero

Desmaquillar los ojos y las pestañas

Cuando nos maquillamos una de las partes más importantes, si no la más, son los ojos: un buen maquillaje puede hacer maravillas con los ojos, darles más vida, profundidad, separarlos, agrandarlos… ¡maravillas!

Los ojos son el centro del rostro y la forma en que los maquillamos puede cambiar completamente el aspecto de nuestra cara.

¡Es fantástico y muy divertido!

Pero a la hora de quitar el maquillaje de esta zona todo son inconvenientes, porque todos los productos son especialmente grasos, se pegan mucho a la piel y resultan difíciles de quitar completamente.

¡Y la cosa se pone más difícil si usamos productos resistentes al agua! (Cómo quitar el maquillaje waterproof).

Además, no son pocos: la base, la sombra de ojos, el eyeliner, el rímel…

Muchos de los desmaquillantes que puedes comprar en cualquier tienda de cosméticos contienen ingredientes peligrosos para los ojos (también los hay que no), conservantes, etc. que mantienen la fórmula estable y sin contaminación pero afectan a la piel de los párpados, la más fina e indefensa de todo el cuerpo (¡nuestros favoritos te van a encantar!).

Los desmaquillantes caseros te dan la oportunidad de controlar los ingredientes y tener la seguridad de que todos son inocuos para los ojos, los párpados y las pestañas.

Con estas recetas y sabiendo cómo desmaquillarte los ojos correctamente puedes estar tranquila y disfrutar cada vez que tunees tus ojos. 😜

¿Eres de las que se pelean con las pestañas a la hora de desmaquillarte? También tenemos soluciones para eso: Cómo desmaquillar las pestañas.

Desmaquillante de ojos casero con aceite de semillas de uva

El aceite funciona muy bien porque es muy compatible con los cosméticos que se utilizan para maquillar los ojos, los retira con amabilidad y es respetuoso con el sebo cutáneo, humecta, hidrata y no irrita.

La única pega es que deja la zona de los ojos demasiado grasa (es una zona casi exenta de la misma y los párpados apenas producen sebo), así que cuando hayas retirado todo el maquillaje límpiala bien para que los restos oleosos no te molesten.

Ingredientes e instrucciones

  • Agua destilada, agua de rosas u otro hidrosol que te guste o le vaya bien a tu piel.
  • Aceite vegetal de semillas de uvas (puedes cambiarlo por otro que no irrite y te guste.

Mezclálos a partes iguales, ponlos en un frasco con nebulizador bien cerrado y ¡ya está!

Tienes un desmaquillante bifásico cuyos ingredientes se mezclarán solo cuando lo uses, momento en el que tendrás que agitarlo con energía.

Para usarlo empapa un disco de algodón, ponlo sobre el párpado entre medio y un minuto y retira suavemente hacia el exterior del ojo.

No hace falta que presiones ni frotes y puedes repetir la operación hasta dejar los ojos sin maquillaje.

Termina limpiándolos con algún producto limpiador o con agua, para retirar el aceite.

Entre usar agua o algún hidrosol la segunda opción es más atractiva: los hidrosoles son muy suaves pero cuidan e hidratan la piel y suelen contener conservantes (comprueba que también son naturales) que harán que tu producto dure más.

Entre ellos destaca siempre el agua de rosas por sus muchos beneficios y la forma excepcional en que cuida la piel.

El aceite de semillas de uva es suave, no irrita, está lleno de antioxidantes y vitaminas, calma, reduce la inflamación y las arrugas, así que es una buena elección para los párpados.

Desmaquillante de ojos casero con aceite de oliva y vitamina E

Cómo hacer desmaquillante de ojos casero

El aceite de oliva es muy hidratante y mejora la elasticidad de la piel, así que es perfecto para la zona de los párpados.

La vitamina E es un magnífico antioxidante que no solo cuida la piel sino que ayuda a conservar la fórmula. Es hidratante, calma, cura y protege.

Ingredientes e instrucciones

  • 2 cucharadas de aceite de vitamina E.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra ecológico.
  • 3 cucharadas de hamamelis sin alcohol.
  • 1/2 taza de agua purificada (o agua de rosas u otro hidrosol).

Pon todos los ingredientes en el envase que hayas elegido, ciérralo bien y agita. Es otro bifásico que tendrás que agitar antes de cada uso.

Desmaquillante de ojos casero con aceite de jojoba y agua de rosas

Otro bifásico perfecto por el equilibrio entre aceite y agua: quita muy bien el maquillaje y no deja la piel grasa.

Ingredientes e instrucciones

  • 2 cucharadas de agua de rosas.
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba (el aceite de oliva, coco o argán también funcionan bien, pero la jojoba tiene la ventaja de ser el más biocompatible con la piel).

Procede como en las recetas anteriores y no olvides agitar bien antes de cada uso.

El agua de rosas es especialmente cuidadosa con la piel y está llena de beneficios: hidrata, cura, regenera, regula el sebo, calma y reduce las irritaciones, desinfecta y limpia.

Desmaquillante de ojos casero con aceite de jojoba y hamamelis

Este desmaquillador de hamamelis durará una o dos semanas y debes asegurarte de que los ingredientes que estás usando alrededor de la zona sensible de tus ojos se mantengan frescos y no contaminados en su envase original durante el mayor tiempo posible.

Por eso para envasarlos preferimos frascos con sistema de bombeo airless, que mantiene el producto lejos de posibles contaminaciones.

Ingredientes e instrucciones

  • 1 cucharada de hamamelis sin alcohol.
  • 1 cucharada de aceite de jojoba.
  • 1 cucharada de agua de rosas (o la que tú prefieras).
  • 1 cucharadita de aceite de vitamina E.

Seguimos con desmaquillantes bifásicos así que procede como en las anteriores recetas.

El hamamelis tiene propiedades limpiadoras y astringentes (es muy querido por las pieles grasas pero también por las demás) pero algunas pieles sensibles lo toleran mal: si es tu caso, pruébalo antes de empezar a usarlo.

El aceite de jojoba es el que más se parece al sebo cutáneo: hidrata, da elasticidad, regenera, protege, regula el sebo y mejora el efecto barrera.

Desmaquillante de ojos casero con aceite de jojoba y hamamelis (otra versión)

Haciendo desmaquillante casero de ojos

Este desmaquillador de ojos fresco es ideal cuando no puedes usar aceite de coco por alguna razón (hay gente que no lo tolera bien pese a ser uno de los mejores aceites para la piel).

Está sobre todo indicado para pieles grasas o mixtas porque, como verás, tiene una mayor proporción de hamamelis, que es astringente.

Ingredientes e instrucciones

  • 2 cucharadas de aceite de jojoba (o almendra dulce, aguacate, semilla de albaricoque, aceite de oliva).
  • 3 cucharadas de hamamelis.

Procede como ya hemos explicado, agitando antes de cada uso.

Siendo efectivo y suave a la vez, puede resultar irritante para algunas personas y demasiado astringente para pieles sensibles y/o secas. Si es tu caso, una opción es poner tres cucharadas de aceite y dos de hamamelis y, como siempre, probarlo antes de empezar a usarlo.

Otra, claro, es usar la primera receta de hamamelis y otra más probar cualquiera de las de este post. 😜

Desmaquillante de ojos casero con aceite de coco y esencia de lavanda

Si no tienes problemas con el aceite de coco esta receta es a la vez sencilla y muy efectiva.

El aceite de coco es desinfectante, antiinflamatorio, muy hidratante y nutritivo, magnífico para pieles secas y sensibles pero también para pieles grasas y/o con acné.

Ingredientes e instrucciones

  • 1/2 taza de aceite de coco extra virgen (es una manteca que no contiene otros ingredientes y no ha sido procesada).
  • 6 cápsulas de aciete de vitamina E.
  • 6 o 7 gotas de aceite esencial de lavanda.

Derrite el aceite de coco en el microondas durante unos segundos o poniéndolo cerca de una fuente de calor durante un momento (un radiador vale y se derrite enseguida).

En un recipiente, mézclalo con el aceite de vitamina E (vaciando las cápsulas), añade la esencia y agita.

Ponlo en un tarro porque al enfriarse será algo parecido a una crema.

Para usarlo aplícalo (con las manos limpias) sobre los párpados con un masaje ligero y deja actuar antes de retirarlo con algodón.

Con los ojos desmaquillados y limpios, puedes volver a aplicar un poco en el contorno de ojos por la noche, si tienes la piel seca, dando toques con los dedos en las órbitas oculares.

Puedes sustituir la lavanda por otra esencia no irritante que te guste más o se adapte mejor a tu tipo de piel.

Desmaquillante de ojos casero con manteca de aguacate y de kokum

Haz tu propio desmaquillante casero de ojos

Con más ingredientes y algo más complejo de hacer, este desmaquillador para los ojos vale la pena: eliminará cualquier tipo de maquillaje, hidratará la piel y cuidará las pestañas.

El aguacate es muy hidratante y las pieles secas y sensibles lo agradecen especialmente. Es antioxidante, nutritiva, antiinflamatoria y regeneradora.

La manteca de kokum, rica en ácidos grasos insaturados, comparte estas características, no resulta pringosa, protege y suaviza el cutis y mejora la elasticidad cutánea.

El aloe vera es muy refrescante, curativo, cicatrizante, regenerador, antiinflamatorio, calmante, muy hidratante y previene la aparición de arrugas.

La cera emulsionante natural de abejas contiene vitaminas y minerales, hidrata, protege, aporta luminosidad y elasticidad mientras ayuda a retirar los maquillajes densos y resistentes, como algunas sombras de ojos, el rímel y el eyeliner.

Ingredientes e instrucciones

  • 30 g de manteca de aguacate pura sin refinar.
  • 15 g de manteca de kokum pura sin refinar.
  • 15 g de gel de aloe vera.
  • 5 g cucharada de aceite de semilla de uva.
  • 5 bolitas de cera alba de abejas virgen (u otra cera emulsionante natural)

Pon las dos mantecas y la cera en un recipiente de cristal apto para microondas y calienta hasta que se derritan (unos segundos). Evita que se calienten demasiado para que no pierdan sus propiedades.

Retira y añade a la mezcla el gel de aloe y el aceite de semillas de uva, remueve hasta tener una sustancia homogénea y deja enfriar.

Una vez fría bátela con un tenedor y envásala en un tarro.

Aplica con los dedos sobre los párpados, espera unos segundos y retira con una toalla o algodón húmedos. Repite si es necesario hasta eliminar todo el maquillaje.

Desmaquillante de ojos casero con champú para bebés y aceite de oliva

El champú para bebés tipo «sin lágrimas» no irrita los ojos normalmente y añade un extra al desmaquillante por contener surfactantes capaces de retirar con facilidad el maquillaje más resistente.0

El aceite de oliva es suave con la piel, hidrata, protege, tiene antioxidantes y nutre en profundidad.

No somos muy partidarios de usar jabones para los ojos (hacemos una excepción con algunas aguas micelares que son a la vez suaves y efectívisimas) pero para quienes se fían más de productos con surfactantes para quitar el maquillaje o quienes usan solo champú infantil para hacerlo, esta receta es una alternativa mejor, más segura y natural.

Ingredientes e instrucciones

  • 1 cucharada de champú para bebés.
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva virgen.
  • 1 taza de agua.

Pon todos los ingredientes en el envase que elijas, mejor si es un frasco con spray o sistema de bombeo airless, y agítalo cada vez que vayas a usarlo.

Empapa un algodón, déjalo sobre los párpados unos segundos (mínimo 30) y retíralo con suavidad. Repite si es necesario, con un algondón limpio.

Desmaquillante de ojos casero con aceite de ricino y hamamelis para cuidar las pestañas

Haz desmaquillante casero de ojos

El aceite de ricino tiene todas las propiedades que nos encantan de los aceites vegetales (hidrata, calma, reduce la inflamación, suaviza, regenera, mejora la elasticidad, etc.) y una añadida que le hace perfecto para un desmaquillante de ojos: estimula el crecimiento y la buena salud de las pestañas.

Con este desmaquillador tendrás todo lo que tus ojos necesitan para quedar libres de maquillaje y muy bien cuidados.

Ingredientes e instrucciones

  • 2 cucharadas de aceite de ricino (el aceite de ricino orgánico es una excelente opción).
  • 2 cucharadas de hamamelis.
  • 1/4 de cucharadita de aceite de vitamina E.

En el envase que elijas pon todos los ingredientes y agítalos. Cada vez que lo uses tendrás que volver a agitarlo para hacer una mezcla uniforme.

Para usarlo procede como ya hemos indicado más arriba.

Desmaquillante de ojos casero con aceite de oliva, hamamelis y aloe vera

Todos los ingredientes de este desmaquillante han sido ya analizados excepto el aceite esencial de incienso, que es ideal para las pieles maduras (si no es tu caso puedes prescindir de él o cambiarlo por otro de tu elección).

Además hidrata, tonifica, estimula, suaviza, reduce y previene la aparición de arrugas, es antiséptico, antiinflamatorio y curativo.

No es un aceite irritante y puedes poner tanto como quieras pero es absurdo gastar mucho (no es barato) en un producto que retiras después de usarlo.

Ingredientes e instrucciones

  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de hamamelis.
  • 1 cucharada de gel de aloe vera.
  • 1 cápsula pequeña de vitamina E.
  • 2 gotas de aceite esencial de incienso (puedes poner más pero ve subiendo la dosis poco a poco).

Pon todos los ingredientes en su envase, agita y utilízalo como los otros, con discos de algodón y agitando en cada uso.

Lo cierto es que con estas recetas puedes hacer combinaciones diferentes y hasta tus propias toallitas desmaquillantes: tan fácil como preparar las mezclas en un tarro con cierre hemético, agitar, poner unos cuantos discos desmaquilladores, cerrar y volver a agitar hasta que todos queden bien empapados.

Recuerda que después de desmaquillar los ojos hay que limpiarlos para retirar cualquier resto de maquillaje (¿Limpiar y desmaquillar es lo mismo?). Si lo haces con limpiadores clásicos remata con un tónico que restaure el pH de la piel de los párpados, proteja las pestañas, hidrate y, por supuesto, no contenga ingredientes secantes (alcohol) o irritantes.

Sobre la piel bien limpia los tratamientos penetrarán mejor y será más efectivos: aplica un sérum para el contorno de ojos si tu sérum facial no es apto para esa zona y una hidratante específica.

Dedica un tiempo a cuidar tus ojos y mimarlos y tardarán mucho más en mostrar los molestos signos de la edad.

Share