Cómo eliminar la flacidez de los brazos

¿No sabes cómo eliminar la flacidez de los brazos? Durante este artículo te proporcionamos las mejores soluciones para lograr tal propósito.

Muchos usuarios que se someten a un plan de pérdida de peso reconocen que sufren una falta de tonificación y firmeza en ciertas zonas del cuerpo. Tras eliminar la grasa acumulada, es frecuente que la piel de los brazos quede descolgada y con un aspecto poco firme.

A continuación, te revelamos cómo obtener una mayor firmeza en esta parte del cuerpo y, además, te proporcionamos los trucos que evitarán que se produzca esta situación.

Por qué se produce flacidez en los brazos

Los principales motivos que dan pie a la aparición de flacidez en los brazos se deben al sometimiento de una dieta poco adecuada y a no realizar ejercicio físico.

Por otro lado, con el paso de los años se produce una pérdida de colágeno y elastina. Ambas sustancias se encargan de aportar a la piel elasticidad y firmeza.

También suele generarse por motivos de origen natural y genético. La edad provocará de forma natural que muchas zonas del cuerpo queden con un aspecto menos firme. Además de la pérdida de colágeno y elastina que ya hemos mencionado, se forman menos fibras en la capa media de la piel y se produce una mayor pérdida de masa muscular.

Otro de los motivos que provoca el desencadenamiento de esta situación está relacionado con los cambios hormonales. Las mujeres suelen sufrir dichos cambios a lo largo de su vida con la menstruación, el embarazo, la menopausia… Con el descenso de los estrógenos las fibras de colágeno se destruyen fácilmente.

No obstante, siempre podremos encontrar una solución eficaz para combatir la falta de firmeza independientemente de cuál sea el origen.

Cómo conseguir unos brazos más tonificados

Estos son los mejores trucos para conseguir unos brazos más firmes y tonificados:

Cremas reafirmantes

Si escoges un buen tratamiento elaborado a partir de ingredientes y activos potentes, seguro que logras que la zona quede más firme.

En primer lugar, te recomendamos seleccionar una crema natural y respetuosa con la dermis. La aplicación de sustancias químicas puede llegar a generar graves daños como la aparición de rojeces, irritaciones, descamaciones, etc.

Los ingredientes más eficaces para esta situación son:

  • Cafeína. Cuenta con un excelente poder reductor.
  • Retinol. Actúa como un potente antioxidante y reafirmante.
  • Péptidos. Cumplen un papel crucial en la producción de colágeno.
  • Ácido hialurónico. Esta sustancia se encarga de aumentar el colágeno de forma natural.

Para aplicarlas, asegúrate de tener la piel limpia. Puedes emplear una loción reafirmante después de la ducha a través de un suave masaje. No olvides que para percibir cambios visibles has de ser muy constante y paciente con su uso.

Mascarillas de arcilla natural

Las mascarillas de arcilla no solo funcionan para el rostro, ahora también puedes ponerlas sobre los brazos para favorecer el drenaje de las sustancias tóxicas.

Tan solo tienes que mezclar un poco de arcilla con agua hasta obtener una pasta espesa. Aplica la mascarilla por la zona flácida de los brazos y espera a que se seque por completo. Normalmente, el proceso suele durar unos 10 o 15 minutos aproximadamente.

Retira la pasta a través de agua tibia. Posteriormente, podemos utilizar nuestra crema reafirmante para obtener mejores resultados.

Realizar deporte

No cabe duda de que el deporte es fundamental para lograr un cuerpo más firme. Para llevar a cabo un plan de entrenamiento más completo, debemos combinar sesiones de cardio con trabajo de fuerza y tonificación.

Si solo nos dedicamos a correr, caminar, nadar o cualquier otro tipo de actividad aeróbica, sin prestar atención a la tonificación, es altamente probable que la piel se descuelgue.

No hace falta que con el trabajo de fuerza lleguemos a la hipertrofia. Existen rutinas en las que podemos trabajar la fuerza de los brazos con nuestro propio peso corporal. Más adelante, te proponemos un plan de ejercicios. Además, también puedes consultar nuestras recomendaciones sobre cómo reafirmar el abdomen, ya que es otra de las zonas que más controversias genera.

Cuidar la alimentación

Como hemos mencionado anteriormente, las dietas estrictas que prometen un adelgazamiento rápido son las principales responsables de que aparezca la flacidez en ciertas zonas del cuerpo. Por lo general, se produce en aquellas en las que solemos acumular mayor grasa.

Mantén una dieta sana y equilibrada que te permita perder peso de forma progresiva. Además, durante este periodo es esencial que no descuides la actividad física.

Prestar atención a la ingesta de proteínas

Escoge fuentes de proteínas saludables para nutrir y otorgar firmeza a la musculatura. El déficit de proteínas hace que el músculo se transforme en grasa con facilidad.

Evita comer alimentos proteicos poco saludables como la carne roja o los embutidos. Selecciona pescado azul y blanco, la carne blanca, el huevo, las legumbres, los lácteos ligeros y algunos frutos secos naturales.

Hidratarse correctamente

Este aspecto es fundamental para evitar la flacidez. Además de la hidratación a través de lociones y cremas, debemos hidratarnos por dentro bebiendo agua durante todo el día. Por supuesto, evita ingerir líquidos poco saludables como zumos no naturales y otras bebidas azucaradas o con gas.

Baños de contraste

Cuando te duches, intenta realizar baños de contraste. Para ello, termina la ducha aplicando agua fría en los brazos, puesto que es un excelente tonificante que mejora el riego sanguíneo. Además, recomendamos aplicarla también por las caderas y glúteos.

Ejercicios para evitar la flacidez en los brazos

A continuación, te proponemos una rutina de ejercicios para evitar y mejorar la flacidez en los brazos.

Recomendaciones previas:

  • Comienza con un calentamiento de unos 15 minutos aproximadamente. Es un buen momento para trabajar el cardio. Haz elíptica, un trote suave o bicicleta estática.
  • Realiza movimientos dinámicos para preparar a los músculos y articulaciones.
  • Una vez que termines la sesión, ¡no te olvides de estirar!

Plancha en movimiento

Colócate en la postura de plancha básica, es decir, con los antebrazos y las puntas de los pies apoyados en el suelo mientras mantienes el peso del cuerpo. A continuación, apoya una mano en el suelo y haz lo mismo con la otra hasta quedarte en plancha con apoyo de manos en vez de antebrazos. Seguidamente, vuelve a apoyar primero un antebrazo y luego el otro para adoptar la postura inicial. Realiza 15 repeticiones en 3 series.

Tríceps sentados

Siéntate con las rodillas flexionadas y los pies tocando el suelo. Las manos también se apoyan en el suelo a ambos lados del tronco. Eleva el cuerpo para sostener el peso y desciende sin llegar a sentarte. Repite el ejercicio 15 veces en 3 series.

Flexión en diamante

Se trata de realizar una flexión convencional, pero con una pequeña variante: las manos se colocan en el centro del pecho y se forma con los dedos índices y pulgares una especie de rombo o diamante. Haz 12 repeticiones de 3 series.

Mountain climber

Para realizar este ejercicio, colócate en posición de plancha con las palmas de las manos apoyadas sobre el suelo. Lleva la rodilla al codo contrario y repite el mismo movimiento con la otra pierna. Los movimientos han de ser fluidos y constantes durante unos 20 segundos.

Radiofrecuencia o infiltraciones: ¿es necesario?

Algunas personas recurren a métodos como la radiofrecuencia o la infiltración de sustancias para lograr una mayor tonificación. Por otro lado, también hay quienes se someten a tratamientos de hilos tensores.

Además de que estas medidas son poco económicas, no es necesario recurrir a ellas. Estamos seguros de que si sigues las claves que te hemos proporcionado, lograrás tu objetivo de forma natural sin asumir riesgo alguno.

Descubre también nuestros consejos sobre cómo reafirmar el abdomen.

Conclusión

Una de las principales causas de la flacidez en esta zona es no realizar ejercicio al tiempo que nos sometemos a una dieta de reducción de peso. Además, en ocasiones, recurrimos a dietas que provocan una pérdida de peso de forma brusca en poco tiempo, por lo que la situación se agrava aún más.

Los tratamientos de cosmética suponen una gran ayuda. Si además de escoger una buena crema reafirmante prestas atención a las recomendaciones que hemos proporcionado durante el artículo sobre cómo eliminar la flacidez de los brazos, seguro que logras excelentes resultados. ¡Ánimo!

Share