Mis consejos para evitar y eliminar las patas de gallo

Mis consejos para evitar y eliminar las patas de gallo

Solo el nombre ya resulta desagradable: patas de gallo. A medida que pasan los años es habitual que salgan, pero tranquila, puedes hacer algo tanto para prevenir su aparición como para eliminarlas si es que ya te han salido.

Patas de gallo es el nombre vulgar, pero en realidad son arrugas o líneas de expresión que surgen alrededor de los ojos, en el contorno. Es bastante habitual y el movimiento natural del ojo es lo que suele provocar que ocurra.

También hay otros factores que contribuyen a que salgan, como el fotoenvejecimiento, la genética o los malos hábitos, entre otros. Para tratar efectivamente este problema dérmico es fundamental que lo conozcas bien.

Cuando tienes patas de gallo es normal que la mirada te envejezca considerablemente, por eso a nadie le gustan… Si no cuidas el contorno de ojos debidamente estos signos de envejecimiento aparecerán antes de tiempo.

Es por este motivo, que a partir de los 25 años es buena idea comenzar a cuidar el contorno de ojos, al principio para prevenir, o en el caso de tener más edad y ya tener estas arrugas, para tratarlas correctamente.

¡Nadie quiere aparentar más edad de la que tiene solo porque no se ha cuidado el contorno de ojos correctamente!

Conoce a tu enemigo: las patas de gallo

Para vencer a las patas de gallo es fundamental que primero conozcas bien qué son y por qué salen en tu rostro. Solo sabiendo todos sus puntos débiles podrás saber cómo acabar con ellas.

Este problema dérmico aparece cuando el músculo que tienes alrededor de tus ojos, exactamente el músculo circular se contrae muchas veces.

Y esto lo hace siempre que parpadeas, cuando lloras, ríes, cuando estornudas, cuando te frotas los ojos, cuando te da el sol en la cara… es decir, por cosas naturales y habituales que te ocurren en el día a día y que te seguirán ocurriendo porque son normales.

Por eso, ahora que sabes un poco más por qué salen, es más importante que nunca que puedas luchar contra ellas. No se sabe cuando pueden salir a una persona… no tiene por qué ser la misma edad para todo el mundo… pueden ser a los 30, 35, 40, 50…

Una vez que se han formado y se vuelven profundas, puede parecer complicado acabar con ellas, pero la realidad es que aunque lo sea un poco, no es imposible.

Si eres constante en tu lucha contra las patas de gallo, podrás conseguir que se difuminen considerablemente.

Por todo esto, a continuación vamos a explicarte algunos consejos para que puedas ganar en esta batalla contra las patas de gallo. Tendrás las herramientas suficientes para conseguirlo y cuando lo consigas, ¡te encantará tener un rostro tan bien cuidado y lleno de energía!

contorno ojos patas gallo

Prevenir y eliminar las patas de gallo

Si no tienes aún estas arrugas en el contorno de ojos, puedes prevenirlas con estos consejos para que tarden más en llegar. Y si, por el contrario, ya las tienes, entonces podrás reducir su tamaño. No pierdas detalle de todo lo que te vamos a contar a continuación.

Aspectos que no puedes evitar pero debes recodar

Hay algunos factores que no puedes evitar porque son movimientos naturales, pero sí debes recodar para que no se te olvide que son movimientos que a la larga provocarán tus arrugas. Veamos:

  • Mover los ojos. Mover los ojos es natural, pero estos movimientos romperá las fibras de elastina y colágeno de esta zona. Por eso, con bajos niveles de estas sustancias pueden aparecer las arrugas. Piensa que el contorno de ojos es la piel más fina y delicada del rostro.
  • Sonreír. Cuando sonríes también pueden salir arrugas porque se entrecierran los ojos. Por supuesto, es algo que debes seguir haciendo porque es fundamental para tu salud mental y tu bienestar emocional.
  • Entrecerrar los ojos por el sol. Cuando sales al exterior sin unas buenas gafas de sol que te protejan, es normal que los entrecierres cuando te dan los rayos del sol directamente. Es importante que siempre te pongas gafas de sol.
  • No ponerte protección solar. La protección solar facial de SPF 50+ es fundamental para prevenir el fotoenvejecimiento prematuro, sobre todo en esta zona tan delicada. Por este motivo, nunca salgas al exterior sin la crema solar puesta.

Aplica un buen contorno de ojos

El contorno de ojos es un cosmético que no pueden faltar en tu rutina diaria, en especial los que te recomendamos en este artículo. Debes aplicarlos siguiendo un orden concreto, pero es necesario que escojas un producto de calidad y que seas constante en su aplicación, tanto por la mañana como por la noche.

Siempre deberá tener ingredientes naturales, que no contenga químicos en su fórmula, tampoco deberá contener parabenos, ni sulfatos, ni siliconas… y cuantos menos conservantes contenga mejor.

Deberá ser un cosmético que se adapte a tus necesidades dérmicas y también a tu edad. Por ejemplo, a partir de los 40 años son mejores estas opciones, a los 50 estas otras y, a partir de los 60 mejor cambia a uno de estos.

También deberás fijarte que sus ingredientes sean aptos para ti, que no sean dañinos y que solo te aporten beneficios.

Habitualmente los ingredientes que no pueden faltar en un contorno de ojos para tratar las patas de gallo son: vitamina C, ácido hialurónico, colágeno, péptidos…

Pueden contener otros ingredientes que también sean eficaces, pero los mencionados son indispensables para conseguir un buen resultado a corto plazo y que se mantengan a largo plazo.

Por supuesto, este tipo de cosméticos deberás usarlo todos los días y de la forma que te recomendamos aquí. Solo con constancia conseguirás los resultados que anhelas: prevenir o acabar con las patas de gallo.

Mantén una buena alimentación

La alimentación es imprescindible para mantener una salud dérmica correcta y que las patas de gallo estén a raya. Por eso, siempre come alimentos saludables para cuidarte desde dentro hacia fuera.

Alimentos con nutrientes, antioxidantes y vitaminas son necesarios pero tampoco debes olvidarte de hidratarte correctamente bebiendo el agua que necesitas.

dormir arrugas

Duerme boca arriba

Para muchas personas la posición más cómoda para dormir es boca abajo o de lado, pero dormir de esta manera solo hará que las arrugas de tu contorno de ojos aparezcan antes de tiempo. Para evitar que esto ocurre es mejor que duermas boca arriba.

Así evitarás apoyar la cabeza en la almohada y que esto provoquen las indeseadas patas de gallo al frotar tu piel sobre el tejido. Este consejo parece fácil pero no lo es, porque todos nos movemos mientras dormimos de manera inconsciente y es posible que te muevas sin querer.

Una funda de almohada de seda

Como no es posible que seas consciente de todos los movimientos que haces mientras duermes, entonces cambiar la funda de la almohada será una opción más fiable. Es necesario que sea suave, aunque si es de seda, estarás en lo correcto.

Es un tejido estupendo para aportar suavidad a tu piel y que aunque fortes no te provoque arrugas en el rostro. Si no quieres comprar de seda, las de satén también hacen la misma función. Podrás dormir como quieras sin miedo a arrugarte.

Protección solar a diario

Como te hemos mencionado más arriba, aplicar protección solar facial SPF 50+ es importante, pero es que debería ser una obligación para todo el mundo. No importa si es verano o invierno, si hace sol, está nublado o llueve… la protección solar facial no debe faltarte nunca.

Cada vez que salgas al exterior y pasen más de dos horas de exposición tendrás que renovar la aplicación para que el producto siga siendo efectivo y te proteja del fotoenvejecimiento prematuro y de las terribles consecuencias de los rayos solares en nuestra piel a largo plazo.

Leer más: Aprende a hacer un contorno de ojos con ingredientes de casa

Tratamientos estéticos

En el mundo de la estética existen tratamientos específicos que también se utilizan para acabar con las patas de gallo. Por supuesto, son tratamientos bastante caros que no todo el mundo se puede costear.

Aunque hay personas que sí tienen este dinero y deciden invertirlo en mejorar su aspecto del contorno de ojos. No todos son buenas opciones aunque den resultados porque pueden ser perjudiciales para tu salud.

Por ejemplo, el botox se utiliza a menudo como medida preventiva y también para tensar la piel y que ésta se estire difuminando las arrugas. Pero es una toxina lo que se mete en la piel a través de una inyección y por lo tanto, no puede ser una buena opción.

Por otra parte, también encontramos con tratamientos láser, peelings de ácido glicólico o microneedling… diferentes tratamientos pero que todos tienen el mismo objetivo: rejuvenecer tu mirada y acabar con las patas de gallo.

Como ves, puedes tener una mirada rejuvenecida por mucho más tiempo. Envejecer es natural, pero si puedes conseguir una mirada más vital y sin arrugas, ¿por qué no probarlo? ¡Deslumbra y ten una mirada espectacular!

Share