11 formas efectivas de hidratar tu piel de forma natural

11 formas efectivas de hidratar tu piel de forma natural

Si tienes la piel seca te habrás dado cuenta de que está como apaga y sin vida. Pero si además tienes la piel de rostro seca tendrás más probabilidades de que tu dermis se envejezca prematuramente y tengas arrugas, manchas y otros signos de ello. Por eso, no te pierdas estas formas efectivas de hidratar tu piel de forma natural.

Por todo esto es muy importante que hidrates tu dermis y si lo haces de forma natural mejor, porque obtendrás buenos resultados mientras te cuidas. Piensa que no solo las personas con una dermis seca requieren hidratarla, ¡todos lo necesitamos! Tanto si tienes la piel seca, como normal, mixta o grasa.

Tampoco importa la época del año. La hidratación es algo que debe hacerse siempre, como rutina diaria tanto por la mañana como por la noche. Los rayos del sol, los malos hábitos, el clima… todo puede causar estragos a la salud dérmica. Para evitar estos daños deberás hidratar tu dermis.

Antes de empezar, debes tener muy claro que no debes hidratar de la misma forma tu cuerpo que tu cara. Si usas productos cosméticos como cremas hidratantes, deberán ser diferentes. La piel del cuerpo es más gruesa que la del rostro y por tanto los productos deben ser diferentes.

Lo mismo ocurre con la piel del rostro y la del contorno de ojos y labios. La piel de los contornos es más fina y sensible y también requieren cuidados diferentes, con productos específicos para cada zona en concreto.

Cómo hidratar tu piel de forma natural

Si no tienes la piel hidratada entonces la tendrás más sensible y con más probabilidades de que sufra irritaciones y efectos nocivos. Por eso, no te puedes perder todos estos consejos para que hidrates tu piel de forma natural y de las maneras más efectivas.

Las formas que te vamos a indicar que son remedios naturales como por ejemplo el aloe vera o la miel, lo puedes hacer una vez por semana y dos, si tienes la piel bastante seca. Puedes combinar los remedios a tu gusto según tus preferencias.

1. Bebe suficiente agua

Necesitas hidratar tu dermis desde el interior y la mejor forma de hacerlo es bebiendo el agua que tu organismo necesita. Es la mejor forma, la más económica y más saludable. Tendrás un cuerpo saludable y la piel más joven y sana. El agua es el elixir de la vida y la buena salud por lo que no debe faltarte nunca la cantidad precisa.

2. Mantén una alimentación saludable

Tienes que mantener una dieta saludable para que puedas tener una buena salud general y también para que se plasme en tu estado dérmico. En tu dieta no podrán faltarte antioxidantes, vitamina C y sobre todo, omega 3.

En este sentido, tendrás que pensar en platos equilibrados a los que no les falten verduras, legumbres y frutas. Una buena alimentación también te ayudará a producir de forma natural colágeno y elastina, tan importantes para un buen estado dérmico.

Piensa que a medida que pasan los años estas dos sustancias disminuyen sus niveles de manera natural por lo que el organismo necesita una ayuda extra para producirlos de nuevo. Alimentos como el aceite de oliva, los tomates, los frutos rojos, las zanahorias o el pescado azul también son prioritarios.

3. Toma infusiones

Si tomas infusiones, además de estar tomando agua podrás ayudar a la salud de tu piel casi sin darte cuenta.

Existen algunas que te irán muy bien como la infusión de romero, té verde, lavanda o manzanilla. Sus propiedades ayudan a una buena hidratación interna y se refleja en una dermis saludable.

4. Usa aceites naturales de manera tópica

Los aceites naturales son una manera excelente de encontrar una solución natural en la hidratación dérmica. Los mejores para unan hidratación intensa son: el aceite de almendras, de jojoba, de sésamo y de oliva.

Permiten que la dermis se regenere al mismo tiempo que la hidratan. Regula el pH dérmico y aporta ácidos grasos esenciales y vitaminas. También te ayudan a combatir las arrugas, las manchas y los granitos (en pieles más secas).

5. Aplica aloe vera

Son sabidos los beneficios del aloe vera en la piel de cualquier persona. Es una planta con buenas propiedades que permitirán que tu dermis se regenere, se calme y se mantenga en buen estado. Esta planta se utiliza incluso para tratar las quemaduras leves, ¡porque repara la piel maravillosamente!

También limpia la piel de bacterias y la libera de afecciones. Está repleto de vitaminas y también suaviza, tonifica y diminuye los signos del envejecimiento.

Puedes aplicar la sustancia directamente de la planta y dejar que actúe 15 minutos antes de enjuagar con agua, o comprar un cosmético comercial pero asegurándote que lleva 100% de aloe vera.

6. Usa miel

La piel es uno de los mejores humectantes que hay en la naturaleza para la piel. También es un potente emoliente. Es capaz de penetrar en las capas más profundas de la piel y la hidrata de manera excelente.

También limpia la piel y le aporta un brillo natural estupendo gracias a que también es un buen antioxidante. Solo tendrás que aplicar la miel en el cuerpo o la cara y dejarla actuar 15 minutos para después enjuagar con abundante agua tibia.

7. Aprovecha de los beneficios de la leche

La leche hidrata y aporta un gran brillo dérmico. Se absorbe muy rápidamente y limpia los poros. Si tienes arrugas las disminuye y si no tienes, evitaran que salgas. Solo tienes que aplicar leche por todo el cuerpo y el rostro.

Deja que se seque de manera natural y luego enjuaga con agua. Lo ideal es hacerlo justo antes de meterte en la ducha. Si tienes alergia a los lácteos, no uses este método.

8. Disfruta del aguacate

El aguacate es un alimento que contiene grasa saludable y usarlo de manera tópica también te proporcionará grandes resultados a tu salud dérmica. Es un alimento que contiene vitaminas, nutrientes y minerales. Pero también cuenta con carotenoides, vitamina C y E y ácidos grasos.

Nutrirá tu dermis y la hidratará de manera excelente y además, también te protegerá de los radicales libres. También te permitirá que puedas producir de manera natural más colágeno y elastina rejuveneciendo aún más tu rostro.

Pela el aguacate, saca el hueso y haz una crema con el alimento. Úntalo por tu cuerpo y cara y deja que actúa durante 15 minutos. Luego enjugaba con agua tibia. Igual que con cualquier otro remedio, es mejor hacerlo antes de la ducha.

9. Manteca de cacao

La manteca de cacao hidrata muy bien y funciona mejor sobre todo para las pieles que son extremadamente secas.

Permitirá que la dermis esté más flexible y bien humectada. Gracias a las grasas saturadas que hay presentes en la sustancia es posible. Además, está repleto de antioxidantes y es antiinflamatorio. También tiene acción antiedad.

Solo tendrás que poner la manteca sobre la dermis sin pasarte en cantidad. Con la fricción la manteca se diluirá y se extenderá bien sobre tu piel, deja que actúe durante 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

10. Mantenga de karité

La manteca de karité actúa prácticamente igual que la manteca de cacao, por lo que escoge la opción que más te guste o combina ambas. Es un humectante potente y es rica en ácidos grasos. Tiene acción antiedad.

Tendrás que coger una cucharada pequeña de manteca de karité y frotarla en las manos para que la sustancia se derrita y sea más fácil de aplicar. Deja que se absorba por la piel y luego enjuaga con agua.

11. Usa pepino para tu piel con yogur natural

El pepino es un remedio casero conocido por todos sus beneficios. Es fundamental para el tratamiento facial porque tiene mucha agua y sirve para cualquier tipo de piel. Puedes realizar mascarillas con pepino triturando la sustancia y mezclándolo con yogur natural.

Luego extiende esta mascarilla por tu rostro (y cuerpo en las zonas afectadas) y deja que actúe durante 15 minutos. Después enjuaga con abundante agua.

Lee más: Cómo hidratar la piel

Cuida tu dermis cada día

Es fundamental que cuides tu dermis cada día y para ello, además de mantener en tu mente las formas efectivas para hidratarla de manera natural, también puedes contar con otros consejos que te irán bien. Toma nota:

  • Usa una crema hidratante cada día después de tus rutinas de limpieza y cuidado facial
  • Cuando te laves la cara hazlo con agua tibia y acaba con agua fría para que se cierren los poros
  • Nunca uses productos con químicos o ingredientes dañinos para ti
  • Evita los jabones con químicos que resecan la dermis
  • Los productos comerciales que utilices deberán estar pensados para cada zona específica de tu dermis
  • Que nunca se te olvide usar crema de protección solar de SPF 30 o 50+ cada vez que salgas a la calle, la del rostro deberás usarla todo el año

Es necesario que los productos que utilices como las cremas hidratantes, te asegures de que sus ingredientes son naturales y que no contiene parabenos, ni químicos, ni irritantes, ni siliconas ni ninguna sustancia que pueda poner en peligro tu salud dérmica.

Ahora que ya sabes más sobre estas formas efectivas de hidratar tu piel de forma natural, ¡seguro que ya has escogido algunas para empezar hoy mismo! Además, es muy fácil y no necesitas demasiado tiempo para conseguir buenos resultados.

Share