7 formas naturales de limpiarte la cara (y dos trucos más) 🧽 🚿😀

7 formas naturales de limpiarte la cara (y dos trucos más) 🧽 🚿😀

Limpiar el rostro es algo que hay que hacer a diario, tiene que hacerlo todo el mundo (Mejores limpiadores faciales para hombre) y hay que hacerlo dos veces al día, así que vamos a contarte 7 formas de limpiar tu cara de forma natural.

Por la mañana la limpieza prepara la piel para los tratamientos diarios, retirando la grasa que se haya podido acumular durante la noche, las células muertas, la suciedad (poca, seguramente, pero no ninguna), etc.

La piel hace un trabajo extra de regeneración y puesta a punto todas las noches y es conveniente echar una mano retirando los residuos generados, los veas o no.

Por la noche la limpieza es todavía más importante ya que durante el día todo tipo de partículas se añaden a esos residuos que la propia piel va creando: contaminación, químicos, restos de las cremas utilizadas (que de otra forma se irían degradando sobre la piel, obstruyéndola y sirviendo de cultivo para bacterias y otras alegrías), maquillaje -si lo usas-, protector solar, sudor, grasa… no hay forma de evitar la limpieza nocturna si quieres tener un cutis sano.

Y si haces ejercicio, algún deporte o si realizas una actividad extra que suponga más suciedad, más sudor, mayor exposición a contaminantes o químicos, tendrás que limpiarte bien después para despejar la piel (Necesidades básicas del cuidado de la piel).

Pero el agua y el jabón no solo no son suficiente sino que están muy lejos de ser la mejor opción, razón por la que vamos a ver otros recursos que tienes a mano para limpiarte de forma natural y efectiva cuidando al mismo tiempo tu piel.

Sobre el agua 💧 y el jabón 🧼

Lavarse la cara con agua y jabón puede parecer el mejor método de eliminación de impurezas. Sin embargo, el jabón despoja a la piel de humedad, lubricación y  de su protección natural (adiós a la barrera cutánea 😟).

Para garantizar la mejor limpieza de tu rostro a diario tienes que saber qué hacer y qué no hacer, para no cometer errores que puedan arruinar tus esfuerzos.

Te lo contamos en 15 errores a evitar al lavarte la cara.

Pero vamos a lo nuestro.

7 formas naturales de limpiarte la cara

Descubre 7 formas naturales de limpiarte la cara

En casa, sobre todo en la cocina, tienes un montón de recursos baratos, asequibles y asombrosamente útiles para limpiarte la piel. Los resultados te asombrarán.

1. Yogur

El yogur es excelente cuando tienes piel grasa o mixta, pero ten en cuenta que hablamos de yogur natural y sin azúcares añadidos.

Y sí, el yogur griego también sirve. Es más denso y más graso, así que pruébalo si quieres. Incluso puedes mezclarlo con el normal a partes iguales.

Utiliza un par de cucharadas de yogur, extendiéndolas por la cara con un suave masaje de un minuto y retíralo con agua.

No solo limpia la piel, sino que la protege y la refresca.

2. Tomates

Los tomates son uno de mis favoritos cuando se trata de utilizar ingredientes naturales para el cuidado de la piel. No hay nada tan simple e increíble como frotar mitades de tomates fríos sobre la piel (¡y es superrefrescante!)

Limpian la piel y ayudan a reducir los poros abiertos. La cantidad de vitaminas (A, C y E) que contienen los tomates hace que realicen una suave exfoliación mejorando la luminosidad y la tersura de la dermis y aportando antioxidantes.

Tritura el tomate hasta tener una pasta acuosa (tiene mucha agua) y extiéndela por la piel con un masaje de un minuto.

Puedes añadir pepino, que refresca, reduce la inflamación y elimina el exceso de sebo cutáneo.

Es una mezcla estupenda para usar en una doble limpieza facial como segundo limpiador.

3. Tierra de batán o tierra Fuller

Se trata en realidad de una especie de arcilla obtenida a partir de restos de algas unicelulares.

Es apta para todo tipo de pieles (controlando la frecuencia de uso, claro) y perfecta para las grasas, ya que absorbe el exceso de sebo.

Las pieles normales no deberían usarla a diario y si tu piel es seca úsala muy de vez en cuando: puede secarte más e incluso irritarte un poco.

Se utiliza desde tiempos inmemoriales para limpiar y aclarar la piel y la medicina ayurvédica enfatiza los beneficios de la tierra de batán.

Mejora las manchas, las cicatrices y el tono cutáneo, devuelve brillo y elasticidad, tiene propiedades antioxidantes y tonificantes.

Mezcla a partes iguales con polvo de sándalo, añade agua hasta conseguir una pasta y masajea sobre la piel húmeda. Aclara con abundante agua hasta retirarla por completo.

4. Papaya

La papaya tiene poderosas enzimas limpiadoras y vitaminas, minerales y ácidos grasos, además de fibra (ayuda a limpiar exfoliando con mucha suavidad).

Para la piel mixta mezcla papaya con avena y un poco de leche -entera, nade de desnatada o semi- en la batidora, hasta tener una pasta suelta que puedas extender por la piel con un buen masaje. Termina aclarando.

Para pieles con tendencia al acné o muy sensibles, mezcla papaya y miel (miel pura y sin refinar, no de las de los supermercados, que están llenas de azúcares, jarabes, etc. y tienen poco de miel de verdad) a partes iguales y añade un poco de agua si te queda una pasta demasiado espesa. Tendrás un rostro más luminoso.

Si quieres exfoliar la epidermis, cambia la miel por azúcar morena (comprueba que es de verdad de caña, no azúcar blanquilla teñida).

Comprobarás que uniforma el aspecto de tu piel, reduce las manchas y da muy buen tono gracias a sus alfahidroxiácidos que hacen una especie de peeling ligero y nada agresivo.

¿Quieres más? Tiene antioxidantes.

5. Fresas

Formas naturales de limpiarte la cara

Otra fruta llena de enzimas naturales que resultan magníficas para la piel, vitaminas, minerales y ácidos que limpian, exfolian y protegen contra los radicales libres.

Para las pieles mixtas es tan fácil como triturar tres o cuatro fresas y limpiar -mediante el consabido masaje 🤪- todo el rostro y el cuello, terminando con un buen aclarado.

Si tu piel es normal o seca, añade una cucharadita de aceite de oliva. Para mejorar la exfoliación, suma también una cucharadita de azúcar de caña (de la de verdad, no de la teñida).

6. Limón y naranja

Un apunte sobre el limón y los cítricos en general: 🍋🍊

Pueden provocar fotosensibilidad, así que úsalos solo por la noche y si lo haces durante el día asegúrate de aclararlos muy bien y utiliza un protector solar. 

Los cítricos son maravillosos para limpiar la piel a fondo y no presentan ningún problema (a no ser que haya alergias) si se utilizan con mesura, en las cantidades adecuadas.

Esta receta es un poco más complicada, pero puede valerte la pena para usarla de vez en cuando… o más a menudo, tú decides.

Mezcla 10 cucharaditas de aceite de almendras, 10 cucharaditas de aceite de oliva y el zumo de medio limón. Guarda la mezcla en un envase de cristal con cierre hermético.

Por otro lado, ralla muy finamente la cáscara de una naranja y deja secar las ralladuras. Cuando estén secas, ponlas en algún envase, preservadas de la humedad.

Cada vez que quieras usarlo toma una cucharadita de la primera mezcla, añade la cáscara de naranja en polvo y extiende por toda la piel, incluido el contorno de ojos.

Más vitaminas, ácidos, minerales: más limpieza, exfoliación y una luminosidad increíble para tu rostro, que quedará suave e hidratado.

7. Harina de garbanzos

La harina de garbanzos ha sido utilizada para limpiar todos los tipos de piel en India desde la antigüedad.

Si la mezclas con yogur tienes un limpiador excelente para pieles grasas y mixtas; mezclada con leche es ideal para pieles secas y normales.

A partir de estos ingredientes y otros que conozcas puedes hacer tus propias mezclas e ir probando.

La avena aporta hidratación y calma las pieles inflamadas; un poco de azúcar o de sal aportan exfoliación mecánica, pero sé prudente para evitar hacerte microheridas; la miel limpia, desinfecta, reduce la inflamación, aporta minerales, vitaminas y luminosidad; los aceites nutren, protegen y dan elasticidad a la piel; en las frutas puedes encontrar de todo para todo tipo de pieles y problemas…

Como verás, las posibilidades son infinitas.

Te dejo dos trucos extra.

Mascarilla limpiadora de frutas, miel y harina de garbanzo

Bate, hasta hacer una pasta algo densa, papaya, plátano, zumo de limón, una cucharadita de miel y harina de garbanzos.

Si la quieres más refrescante, ponla en el congelador unos minutos.

Extiéndela por toda la cara y déjala actuar media hora. Se retira con agua fácilmente.

Exfoliante casero

Descubre formas naturales de limpiarte la cara

Este truco me lo contó una señora mayor que tenía una piel de porcelana (hay que decir que no tomó el sol en su vida) y se cuidaba mucho, pero a base de remedios caseros y alguna crema, más bien pomada, que ya ni existe.

Antes de ducharte o lavarte la cara, aplícate una mezcla al 50% de bicarbonato y zumo de limón, frotando muy suavemente.

Déjala actuar y cuando empieces a notar un poco de escozor o incomodidad dúchate o échate agua con generosidad. No lo hagas más de una vez por semana como mucho.

Y antes de hacerlo, comprueba en una pequeña zona que la pasta no te irrita. Para rebajarla si te resulta muy fuerte puedes cambiar parte del zumo de limón por agua.

¿No te animas a usar este tipo de recursos o a hacer tus limpiadores faciales caseros? Entonce te proponemos que no elijas el tuyo sin ver antes cuáles son, a nuestro juicio, los mejores limpiadores del mercado.

Share