Mascarilla casera para la cara: mi favorita

Mascarilla casera para la cara: mi favorita

Si eres una persona a la que le gusta disfrutar de la cosmética casera te va a encantar lo que te voy a explicar: mi mascarilla favorita para la cara.

Es una manera de cuidar el planeta y saber exactamente cuáles son los ingredientes que estás poniendo sobre tu piel.

Te adelanto que es una receta sencilla y que además los ingredientes no son difíciles de encontrar. Es más, está pensada para todo tipo de cutis, tanto si eres hombre como mujer. Combinando bien los ingredientes podrás conseguir resultados excelentes.

Lo mejor que tiene esta receta es que la puedes hacer hoy mismo y empezar a disfrutarla ya. Sus ingredientes serán respetuosas con tu dermis y aprenderás mucho sobre mascarillas y por qué son importantes para la salud de tu rostro.

Las mascarillas faciales caseras

Las mascarillas se utilizan para limpiar en profundidad la piel, pero también para hidratarla y nutrirla profundamente.

Es una manera eficaz de que, además de seguir tus rutinas de cuidado facial, tengas un cutis radiante por más tiempo. ¿A qué esperas? ¡Te va a gustar!

Tendrás una tez rejuvenecida, con un aspecto mucho más saludable, regulación del sebo, tono unificado y un brillo bonito. También te ayudará a prevenir y tratar las imperfecciones que puedas tener en el rostro.

Otro aspecto positivo de hacer tu propia mascarilla casera es que no tendrás que preocuparte por los químicos. Los ingredientes serán respetuosos con tu piel y si por alguna razón un ingrediente en concreto no te va bien, podrás sustituirlo por otro libremente.

Si tu problema son los puntos negros, con estas mascarillas acabarás fácilmente con ellos.

Cuidado con la cantidad

Cuando haces tu propio cosmético casero es importante que tengas en cuenta la cantidad que haces. No tienes que hacer demasiado para que no se te estropee, ni demasiado poca como para que te quedes sin cantidad suficiente para extender.

En realidad, necesitarás hacer ensayo y error hasta encontrar la cantidad exacta que necesitas. Dependerá de si la usas solo para el rostro, o también para cuello y escote.

Sobre mi receta favorita, te voy a dar las indicaciones para que hagas únicamente para el rostro.

Dependerá de ti añadir o quitar cantidad dependiendo de la capacidad que quieras hacer para abarcar más o menos zonas a tratar.

De todos modos, debes saber que al ser un cosmético natural puede deteriorarse fácilmente. Por eso, lo mejor es que hagas la cantidad justa para una semana de uso (es decir para dos veces que es el máximo que puedes usar este tipo de producto).

Si guardas la sustancia en la nevera aguantarán mejor sus propiedades, por lo que te durará ente siete y diez días en buenas condiciones. Pasado este tiempo, es mejor que deseches la sustancia y vuelvas a hacer otra.

Si durante este tiempo, te das cuenta de que la sustancia ha cambiado de color, textura, olor… entonces es mejor que la tires a la basura y realices otra nueva. Esto puede ser porque se haya deteriorado por cualquier motivo.

Nunca uses un cosmético comercial o casero que esté en mal estado porque podrías causarte irritaciones innecesarias en tu dermis.

mascarilla eliminar puntos negros

Cuándo debes usarla

La mascarilla deberás usarla dos veces como máximo durante la semana. En días en los que no exfolies tu rostro y con un día entre medio.

El momento de aplicarlo deberá ser dentro de tus rutinas de limpieza o por la mañana o por la noche, pero nunca en ambos momentos. Exactamente debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Limpia tu rostro con tu limpiador habitual
  • Aplica la mascarilla facial casera
  • Acaba la limpieza con tu tónico facial
  • Aplica el sérum facial
  • Usa el contorno de ojos
  • Pon tu crema hidratante
  • Aplica la crema de protección solar si vas a salir a la calle durante el día (todo el año)

Te gustará: Qué es una mascarilla peel off y cómo aplicarla

Los cuidados dérmicos

Antes de comenzar a hacer mi receta tienes que saber algunas cosas sobre el cuidado que necesita tu tez. Lo primero que debes tener en cuenta es que las pieles no son todas iguales y debes pensar qué necesita la tuya en concreto.

La buena noticia es que la receta que te voy a dar es apta para ti porque va con ingredientes naturales. Aunque si tienes la piel grasa, normal, mixta, sensible o seca tienes que saber algunos datos interesantes sobre los mejores ingredientes para ti.

  • Piel grasa: ingredientes matificantes y de regulación del sebo como la arcilla blanca
  • Piel mixta: multimasking, unos ingredientes para las zonas grasas y otros, para las secas
  • Piel seca: ingredientes que sean humectantes e hidratantes
  • Piel sensible: ingredientes que aporten calma y alivio dérmico

Mascarilla facial casera: mi favorita

mascarilla casera

Para hacer la receta deberás tener los siguientes ingredientes a mano y seguir paso a paso las instrucciones.

  • 1 naranja grande
  • 1 clara de huevo
  • Media cucharada de cúrcuma en polvo
  • Medio yogur natural
  • 3 cucharadas de avena en polvo
  • 1 cucharada de miel
  • 5 cucharadas de zumo de limón
  • 1 bol
  • 1 tarro con tapa
  • 1 cuchara de madera
  • 1 batidora

Pela primero la naranja, córtala a trozos y métela en el bol. Luego, añade por orden de lista los siguientes ingredientes mencionados.

Coge la batidora y tritura todo. Si ves que queda muy líquido puedes añadir un poco más de avena para que tenga una mejor consistencia y puedas aplicarla fácilmente en el rostro.

Una vez que lo tengas todo, pasa la mezcla al tarro cerrado y guárdalo en la nevera. Deja que repose en la nevera un par de horas antes de usarlo por primera vez. De esta manera los ingredientes se asientan y se fusionan, dándote mejores resultados.

Cuando apliques el producto tendrás que dejar sin sustancia el contorno de ojos y labios.

Una vez que la hayas extendido deja que actúe durante 30 minutos y, pasado el tiempo, enjuaga con abundante agua tibia y acaba con agua fría. Así te asegurarás de retirarla fácilmente y que al acabar los poros se cierren y reduzcan su tamaño.

Gracias a la naranja, estarás poniendo en tu piel antioxidantes tan buenos como la Vitamina C. Pero si quieres algo más potente, te recomiendo que pruebes estas mascarillas de Vitamina C de lo más beneficiosas.

Los productos naturales en el cuidado dérmico facial

Los productos naturales siempre serán la mejor opción porque te ahorrarás padecer problemas de salud a largo plazo por usas cosméticos con químicos dañinos.

Te digo a largo plazo porque estos químicos se adhieren a tu piel y te hacen daño sin darte cuenta… cuando te percatas de que te están perjudicando ya es tarde.

Con esta mascarilla podrás mantener tu piel hidratada, con un aspecto saludable y todo esto gracias a ingredientes naturales.

Cuando usas cosméticos naturales debes tener un poco de paciencia porque los efectos tardan más en aparecer. Esto es normal porque son recetas que se hacen desde casa y no con la precisión con la que se pueden realizar los cosméticos comerciales en un laboratorio.

Además, no llevan químicos ni conservantes. Aunque tarda más en verse los resultados, éstos llegarán si tienes la suficiente paciencia. En caso de que no tengas paciencia o que quieras resultados lo antes posible, entonces es mejor que te centres en cosmética comercial.

En ese caso, te recomiendo mis mascarillas preferidas, las que mejores resultados me dan.

La cosmética casera tiene grandes beneficios que solo podrás tener si tienes la paciencia suficiente. Piensa que este tipo de productos caseros se han utilizado a lo largo de la historia, cuando no se vendían cosméticos comerciales y las personas cuidaban su dermis como podían.

Con el paso de las décadas y los avances científicos se han ido comercializando productos para el cuidado dérmico, pero para que fuesen rentables se usaban (y se usan) químicos, irritantes y sustancias nocivas a largo plazo para tu salud dérmica.

También son negativos para el cuidado del planeta ya que contaminan mucho. Las personas son cada vez más conscientes de esto y por eso apuestan por los cosméticos caseros. Pueden obtener buenos resultados sin poner en riesgo ni su salud dérmica ni el medio ambiente.

Share