Mascarilla Vitamina C Antifatiga de Garnier: mi opinión

Mascarilla Vitamina C Antifatiga de Garnier: mi opinión

Es más que probable que conozcas la marca Garnier porque es mundialmente reconocida por la variedad de sus productos y sus bajos precios. Y si es conocida por algo es por sus mascarillas. Tiene varios tipos, pero en este caso te voy a hablar de la que he probado yo: la Vitamina C Antifatiga.

Después de probarla durante varias semanas te puedo decir lo que opino de ella. De esta manera podrás comprobar si es un producto que se adapta a tus necesidades y a lo que quieres encontrar en un tratamiento de estas características.

Otra idea: Las mejores mascarillas para la cara

Mascarilla Vitamina C Antifatiga de Garnier

Esta mascarilla tiene acción antiedad y está pensada para usarla en todo el rostro. La marca asegura que cuando lo aplicas sentirás una piel con más vitalidad e iluminada en 5 minutos.

Es un producto de acción rápida que contiene un 1% de vitamina C para iluminar y restaurar tu brillo natural. También contiene extracto de piña que exfolia suavemente.

Muy interesante: Las mejores mascarillas de vitamina C

Notarás como tu dermis está más luminosa, revitalizada y descansada.

Para usarla correctamente tienes que abrir la mascarilla y ajustarla a tu contorno facial. Siempre antes de ponértela debes tener la piel bien limpia y seca.

Retira la película protectora y deja que actúe durante tan solo 5 minutos. Cuando la retires verás que ha quedado mucha sustancia en el rostro, esto lo puedes masajear hasta que se absorba y que así aún sea más efectivo.

Lo que no me gusta de este producto es que tiene muchos ingredientes, por lo que las concentraciones son bajas y lo que es peor, contiene muchos irritantes y conservantes dudosos para una buena salud dérmica.

Si tienes la piel sensible puede que te cause irritaciones y picor después de usarla, lo que será un indicador de que no es una buena opción para ti.

Lee más: Qué es una mascarilla peel off y cómo aplicarla

¿Cuántas veces debes usarla?

Normalmente se usa una o dos veces por semana como máximo. Pero si tienes la piel reactiva es posible que debas usarla solo una vez semanal o quincenalmente.

Esta mascarilla no deberás usarla el mismo día en que te exfolies el rostro, y tendrás que dejar un día de descanso entre la aplicación del exfoliante y la mascarilla.

Esto es muy importante porque de esta manera protegerás la barrera dérmica natural de tu rostro, que es la encargada de protegerte de las agresiones externas. En este sentido, no debes usar estos productos más de lo indicado.

Seguro que te interesa: Multimasking, qué es y cómo ponerlo en práctica

Mi opinión

Después de probarla varias veces, debo decirte que estoy decepcionada con ella. Primero, porque me ha irritado un poco y me ha causado alguna que otra molestia.

Esto seguramente sea por la cantidad de irritantes que contienen en su fórmula.

Pero es que además, poner la mascarilla es un engorro. Es muy acuosa y se resbala todo el tiempo, tengo que estar totalmente quieta para que no se caigan, y esto, no debería ser así y menos cuando tienes que esperar 5 minutos.

Parece barata, pero en realidad no lo es si quieres tener un tratamiento continuado. Pero eso de que es eficaz y rápida tampoco es cierto.

En las primeras aplicaciones no vi cambio de ningún tipo en mi rostro. Como es una marca conocida parece de buena calidad y con un precio excelente, pero ni lo uno ni lo otro.

Garantizado: Mascarilla casera para la cara: mis favoritas

Precios, ¿bajos?

Son productos estrella por su bajo precio, pero que en realidad no son tan baratos como parece. Porque si realmente quieres hacer uso de sus mascarillas de manera continuada, necesitarás muchos paquetes, ya que normalmente en cada uno de ellos solo viene para un uso.

Si vas a usarlo dos veces a la semana, ya son dos paquetes, calcula los que necesitarías en un mes, en dos… y comienza a sumar su precio.

La mascarilla antifatiga para el rostro, tiene un precio de 2,40. Si la vas a usar dos veces por semana, entonces al mes te saldría por 19,20 euros.

Con esto queremos decir que parecen baratas porque las venden por separado, pero que en realidad si las usas dos veces por semana, el precio sube considerablemente. Y aún sería más caro en el caso de que las uses tres veces por semana.

¿Tienes puntos negros? Acaba con ellos con estas mascarillas.

Para que no te vayas decepcionada, te voy a proponer una alternativa mejor.

Mascarilla Vitamina C de Nezeni Cosmetics

Desde que conocí esta marca no me fijo en otras mascarillas, tampoco las que son de una pieza… porque prefiero encontrar un producto y que sea totalmente de calidad y de confianza, como me ocurre con esta marca de Nezeni.

Es una mascarilla cremosa que debes extender y dejar que se seque en el rostro. Pero los resultados son impresionantes desde la primera aplicación.

Todos sus ingredientes son naturales, tiene pocos para que sean más concentrados y además, son de gran calidad. No contiene químicos, ni irritantes, ni ninguna sustancia que pueda dañar tu dermis ni a corto ni a largo plazo.

Por supuesto no contiene parabenos y apenas tiene conservantes (y los que tiene son vegetales).

Con esta mascarilla además de que es apta para todo tipo de pieles, es capaz de eliminar la fatiga de tu rostro, aportar luminosidad, vitalidad y que tengas un aspecto rejuvenecido. Notarás como tu dermis está bien cuidada desde el primer día.

También te ayuda a producir más colágeno y elastina para que tengas una piel más flexible. Si tienes manchas oscuras también las reduce, como contiene kaolín (arcilla blanca) equilibra el exceso de sebo en caso de que lo tengas y te limpia los poros en profundidad.

Tendrás un cutis hidratado, más suave, liso y con una limpieza exhaustiva. Contiene una combinación de ingredientes excelente que te permite tener un cutis bien cuidado. Y si no me crees, lee mi review completa en este link.

Más productos interesantes: La mascarilla negra Pilaten y la Bubble Mask de Mercadona

Share