Cómo hacer una mascarilla de huevo para el pelo

Cómo hacer una mascarilla de huevo para el pelo

Las mascarillas capilares caseras son un recurso cada vez más aclamado por las personas porque pueden dar buenos resultados y sabes al 100% cuál es la composición que tiene. Si te gustan, vamos a explicarte cómo hacer una mascarilla de huevo para el pelo.

Si no lo sabías, tienes que tener en cuenta que las mascarillas capilares son fundamentales para completar los tres pasos del lavado del cabello: champú, acondicionador y mascarilla. Muchas personas se quedan en el primero o segundo paso pensando que es suficiente, pero no es así.

Los tres pasos son fundamentales para limpiar y cuidar bien el pelo siempre que te lo laves, no debes obviar ningún paso… y mucho menos la mascarilla. Es un producto fundamental para que de esta manera tu cabello tenga la nutrición e hidratación que necesita.

Por todo esto, vamos a explicarte cómo hacer una mascarilla casera, pero con la diferencia de que el ingrediente especial será el huevo. Te preguntarás, ¿por qué casera? Y, ¿por qué de huevo? Antes de darte la receta casera vamos a darte respuesta a estas preguntas.

Las mascarillas caseras

Las mascarillas caseras son un remedio natural para el cuidado del pelo que suele gustar mucho porque se consigue una buena nutrición con un producto que has hecho con tus propias manos, y lo que es más importante… sabes exactamente qué tiene en su composición.

Es más, si hay algún componente que no te va bien por el motivo que sea, siempre podrás cambiarlo por otro diferente que te convenga mejor. Sabrás que lo que te estás aplicando en tu cuero cabelludo es totalmente natural, sin químicos ni sustancias dañinas para ti.

Siempre que se aplica una mascarilla en el pelo es necesario que se deje actuar durante un tiempo sin aclarar para que los aceites, las vitaminas y sus ingredientes puedan trabajar bien y nutrir e hidratar el cabello de manera profunda. Después de dejarlo actuar entonces, es cuando se enjuaga con abundante agua.

En el caso de las mascarillas caseras, el tiempo que se debe dejar actuar es bastante más alto porque tarda más en hacer efecto y por eso, tienes que tener paciencia, tanto en el momento de aplicación como en esperar los resultados.

Con constancia tendrás buenos resultados. Lo habitual es dejar la mascarilla unos 10 minutos, pero en caso de las caseras, entre los 20 y 30 minutos es lo ideal.

En el mercado actual existen mascarillas para todo tipo de cabellos, tanto si lo tienes seco, graso, normal o muy dañado. Solo tienes que escoger la mejor opción para ti en cada caso concreto. En cuanto a las mascarillas caseras también puedes usar la que necesites dependiendo de tu tipo de cabello.

Solo tendrás que escoger los ingredientes que mejor se adapten a tus características. Lo que sí debes saber es que las mascarillas no suplen la función del acondicionador ni viceversa, ambos son igual de importantes.

El orden correcto para lavarte el pelo es primero el champú, luego el acondicionador y por último la mascarilla, ya sea comercial o casera. De esta manera lavarás y cuidarás tu pelo al mismo tiempo.

La importancia de las mascarillas capilares

Las mascarillas capilares son importantes para tu cuidado y es por eso que debes tomar conciencia de ello y así poder hacer la mejor mascarilla para el pelo que puedas tener de manera casera.

Piensa que es un producto que están pensados exclusivamente para tratar el cabello de manera intensa, consiguiendo unos resultados que no conseguirías de otra forma. La composición debe estar siempre formada por vitaminas, aceites, mantecas, ingredientes que nutran y cualquier otro compuesto que te ayuden a tener una melena bien cuidada.

Usándolas habitualmente tendrás un cabello menos débil y con más fuerza, más saludable y con un aspecto envidiable todo el tiempo. Como ocurre con cualquier otro producto de cuidado dérmico o capilar, la constancia es clave para tener éxito y obtener buenos resultados.

Si siempre has usado mascarillas comerciales pero estás pensando en la posibilidad de hacer tu versión casera, entonces tienes que conocer los beneficios que te aportará hacerlo. Cuando conozcas todo lo que te aportará, ten por seguro que serás consciente de su uso diario, tendrás un cabello:

  • Hidratado
  • Nutrido
  • Más fuerte
  • Que se romperá menos
  • Más bonito
  • Más fácil de peinar
  • Menos rebelde

Si además de usar el champú, acondicionador y mascarilla quieres hidratar en profundidad tu pelo, entonces no se te puede olvidar el uso del sérum capilar. Este producto tiene ingredientes de alta concentración que penetran y te dan resultados instantáneos y duraderos desde el interior.

Las mascarillas de huevo

Pero, ¿por qué de huevo? Porque son un complemento maravilloso para tu cuidado capilar que hidrata y nutre de manera intensa. Si nunca has usado una de huevo, quizá ha llegado el momento de hacerlo.

Eso sí, como contiene huevo, no es buena idea que lo guardes en la nevera, deberás hacer la receta justo antes de lavarte el pelo para que mantenga todas sus propiedades al máximo. Antes de darte la receta, tienes que conocer cuáles son los beneficios que este ingrediente aportará al cabello.

Beneficios del huevo para tu pelo

Quizá alguna vez hayas visto una mascarilla capilar o para la piel que contenían clara de huevo, pero en este caso, la yema también puede ser importante. Tiene la capacidad de fortalecer cada uno de tus pelos y hacer que esté más fuerte, suave y con un brillo especial.

Tanto es así, que un ensayo clínico que se publicó en el año 2018 en el Journal Of Medical Food , confirmaba que los péptidos que hay en la yema de los huevos de las gallinas son capaces de hacer que el cabello crezca más rápido, incluso en personas que sufren alopecia.

Si quieres que además de tener el pelo bien cuidado te crezca más rápido, una mascarilla de huevo puede ser tu solución más eficaz.

Además, la yema contiene una gran cantidad de grasas y proteínas que harán que tu pelo esté perfectamente humectado de manera natural. En cuanto a las claras, tendrás enzimas para regular el sebo (ideal para cabellos grasos).

Como ves, todas las partes del huevo son importantes, lo único que tienes que desechar es la cáscara. Lo que sí es importante es que cuando apliques la mascarilla, debes dejarla actuar entre 20 y 30 minutos para que pueda hacer un buen efecto.

Otra diferencia de usar las mascarillas con huevo es que tienes que darle la vuelta a los pasos de tu lavado capilar. Esto significa que primero tendrás que aplicar la mascarilla a tu cabello y dejar que actúe.

Pasado el tiempo estipulado, será cuando tendrás que lavar con tu champú y después con el acondicionador como sueles hacer habitualmente. Cuando salgas de la ducha te impresionará lo bien que te ha quedado el cabello

Cómo usar correctamente las mascarillas caseras

Además de tener que hacer el lavado del revés (como te acabamos de decir en las líneas superiores), también es importante que no la uses todos los días. Con dos veces por semana (y separados los días) será más que suficiente.

Esto es importante saberlo porque no tendrás que hacer la mascarilla todos los días, algo que podría acabar siendo un engorro para ti. Organiza tu semana y los momentos en que usarás las mascarillas y hazla solo dos veces.

En el momento en que te apliques la mascarilla casera, debes masajear suavemente pero sin cesar tu cuero cabelludo. Una vez que la hayas extendido bien y que hayas masajeado todas las zonas de tu cabeza, entonces sigue esperando hasta que pase el tiempo comentado.

Una vez que te hayas lavado el pelo por completo, recuerda que para secar tu cabello es importante que no frotes y que lo hagas con toallas adecuadas. Puedes hacerlo con toallas de microfibra o con una camiseta de algodón vieja.

Pero no frotes, deja que la toalla o la camiseta absorba de manera suave la humedad sobrante del pelo. Así estarás respetando cada hebra de tu cabello y se secará de la misma forma. Si además quieres cuidar bien tu pelo, entonces recuerda evitar el uso habitual de herramientas de calor.

Mascarillas comerciales, ¿son mejores que las caseras?

No es que sean mejores, es que son diferentes. Las mascarillas que son comerciales pueden contener químicos para abaratar el coste de producción que te podrían perjudicar gravemente, por eso es tan importante buscar siempre opciones que contengan solo ingredientes naturales.

Comerciales

Si encuentras una mascarilla comercial de calidad, con ingredientes naturales, sin químicos, que tenga buenas opiniones de usuarios y que por si fuese poco tenga buen precio, ¡estarás de suerte! Porque te dará resultados rápidos y te encantará cómo cuida y te deja la melena.

En el mercado actual puedes encontrar muchas opciones de mascarillas, y algunas que parecen buenas, no lo son. Las que no son buenas opciones suele ser porque contienen componentes perjudiciales para tu salud capilar, como químicos o demasiados conservantes.

Tendrás que buscar bien en el caso que quieras una mascarilla capilar que sea de buena calidad. Para ello no tienes que mirar el precio, tienes que fijarte sobre todo en su etiqueta de ingredientes, y como te hemos dicho más arriba: que sean ingredientes de calidad.

Caseras

En cuanto a las mascarillas caseras pueden ser una gran opción porque además de cuidar el medio ambiente te salen mucho más económicas. Solo necesitas 5 minutos adicionales para crear tu mascarilla y luego disfrutarla mientras te lavas el pelo.

Aunque claro, no todo es tan bonito siempre… Si bien son una opción maravillosa porque son 100% naturales, también es verdad que debes tener más paciencia de lo habitual para disfrutar de buenos resultados.

Por supuesto, la constancia también es clave en todo momento… pero debes saber que las mascarillas caseras no son tan rápidas ni tan eficaces como lo son las comerciales de calidad.

Si quieres rapidez y eficacia asegurada, tendrás que buscar un producto comercial de calidad pero fijarte muy bien en la etiqueta de ingredientes, es imprescindible que no contengan sulfatos, ni siliconas, ni parabenos… ni ningún ingrediente que sea perjudicial para ti de alguna manera.

Lee más: Cómo evitar el encrespamiento del pelo

Receta de mascarilla de huevo para pelo

Además del huevo, la receta que te vamos a explicar a continuación es fácil de hacer y los ingredientes los podrás encontrar con facilidad. Esto es importante para poder tener todo a mano antes de ponerte a hacer tu mascarilla.

Es una recepta que se adapta a tu cabello, sea del tipo que sea y lo más importante, le dará esa nutrición e hidratación que tanto necesitas en todo momento. Adaptándose a tus necesidades cada vez que la utilices.

Todos los ingredientes son naturales y si alguno no te va bien por el motivo que sea, siempre puedes cambiarlo por otro que se adapte mejor a ti.

Aunque existen muchas mascarillas caseras con huevo que puedes hacer, hemos escogido esta porque consideramos que será mejor opción. Lo mejor es que es natural al 100%, ecológico y respetuoso contigo.

Qué necesitas

  • Medio aguacate
  • 1 huevo mediano
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 3 cucharadas de aceite de jojoba
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 recipiente, un tenedo y una cuchara de madera

Cómo realizar la receta casera

Realizar ola receta es muy fácil y no tendrás problemas de ningún tipo. Primero, coge la mitad del aguacate y retira la carne y desecha el hueso. Con un tenedor aplasta la carne hasta que te quede una pasta.

Mete la sustancia en el recipiente y a continuación echa el huevo y el resto de ingredientes siguiendo el orden de la lista mencionada más arriba.

Una vez que tengas todos los ingrediente en el bol, coge una cuchara de madera y remueve todo hasta que te quede una pasta homogénea. Permite que los ingredientes se fusionen bien dejando la mezcla 5 minutos en reposo antes de usarla.

Aplica la mascarilla correctamente

Para aplicar la mascarilla correctamente es importante que tengas en cuenta todo lo explicado en este artículo, pero como tendrás que usarla antes de lavarte el cabello con el champú y el acondicionador (cuando lo habitual es al revés), tendrás que mojar tu cabello antes de aplicar la sustancia.

Cuando ya tengas el pelo humedecido, con la yema de los dedos coge sustancia y comienza desde las puntas de tu pelo y ve subiendo hasta que llegues las raíces. Asegúrate de que has extendido muy bien toda la sustancia por todas las partes de tu cuero cabelludo.

Si quieres efectos más rápidos, ponte un gorro de ducha 10 minutos y luego quítalo y sigue esperando otros 20 minutos antes de aclarar el pelo con abundante agua tibia y seguir con tu proceso de lavado capilar habitual.

Ahora que ya sabes cómo hacer una mascarilla de huevo para el pelo, ¿te animas a ponerte manos a la obra y probarla? Seguro que te encantarán los resultados que obtendrás a largo plazo… tu pelo te lo agradecerá.

Share