Qué es una mascarilla peel off y cómo aplicarla

Qué es una mascarilla peel off y cómo aplicarla

¿Sabes lo que es una mascarilla Peel off? Quizá la hayas utilizado alguna vez y tan siquiera sabes qué es… O también es posible que no la hayas usado nunca y tengas curiosidad por descubrir más sobre este tema. Por eso, vamos a hablarte sobre qué es una mascarilla Peel off y cómo aplicarla.

«Peel off” tiene una traducción que se conoce como “retirar la piel”, por lo que te puedes imaginar que son las mascarillas que se dejan secar y que después se retiran de una sola pieza, por ejemplo. Las mascarillas peel off son las que se retiran una vez aplicada como si estuvieran arrancando una segunda piel.

Si te interesa esta modalidad de mascarilla entonces sigue leyendo porque te va a gustar todo lo que vas a descubrir a continuación. Es posible que si sigues una rutina de limpieza y cuidado facial después de saber qué es y todo lo que te aporta, quieras incluirla en tu uso regular de mascarillas faciales.

Para qué sirven las mascarillas peel off

Lo bueno que tienen las mascarillas faciales, y en este caso, las peel off, es que puedes escoger la que te convenga dependiendo de los objetivos dérmicos que quieras aplicar en tu rostro. Deberás fijarte en cuáles son los ingredientes activos que tienen y los beneficios que te aportarán a tu salud dérmica.

En este sentido, y a modo de ejemplo, si por ejemplo tienes exceso de sebo o problemas de acné, una mascarilla peel off matificante puede ser una buena opción para ti. Así podrás regular la grasa y reducir el acné, los puntos negros y cerrar los poros.

Podrás escoger la mascarilla peel off que te convenga más dependiendo de tus características faciales. La buena noticia es que son fáciles de encontrar y existe una gran variedad en el mercado actual. Por eso, si quieres aplicar una mascarilla peel off e incluirla en tus rutinas faciales no tendrás problema.

Qué es una mascarilla peel off

Después de comentarte algunos detalles sobre este tipo de mascarillas, ahora queremos explicarte exactamente qué es. Así te quedará una idea mucho más clara sobre qué puede hacer por ti un producto de este tipo.

Estas mascarillas se ponen encima del rostro (dejando al descubierto el contorno de ojos y de labios), y se seca como formando una segunda piel.

Evidentemente no es una fusión tan extrema, pero se conoce como segunda piel porque se queda adherida sin caerse a tu rostro, trabajando para aportarte todas las propiedades que necesitas para mejorar tu aspecto dérmico.

Cuando se ha secado del todo, después de que haya pasado el tiempo estimado (que suelen ser unos 20 minutos), entonces tendrás que retirarla, despegándola con cuidado hasta que la quitas del todo. No tengas prisa y hazlo todo lo despacio que puedas.

Además de Peel off, también se conoce como mascarilla facial desplegable, porque se despega con suavidad sin hacer daño de forma fácil. En este sentido, este tipo de mascarillas también se conocen como exfoliantes.

Cuando te retiras el producto del rostro, se puede apreciar toda la suciedad que te has quitado del rostro. En algunos casos se puede ver el exceso de sebo, los puntos negros… todas esas impurezas que tenías incrustadas en el rostro y que no te habías dado cuenta.

Aunque no todas las mascarillas peel off son iguales… por eso, siempre que adquieras una deberás fijarte que sea de calidad. Para que lo sea, no tiene por qué tener precios desorbitados. Te tienes que fijar en sus ingredientes.

Los ingredientes deben ser naturales y que el producto no contenga químicos ni sustancias nocivas para tu cuidado dérmico. Por eso, si quieres que una mascarilla realmente funcione en tus necesidades dérmicas, debes pensar para qué la quieres y qué ingredientes serán los que te irán mejor.

Cómo elegir la mejor mascarilla peel off para ti

Como te acabo de apuntar más arriba, es importante que antes de comprar una mascarilla peel off pienses para qué la quieres, ¿qué beneficios quieres conseguir en tu piel? Piensa cuál es tu tipo dérmico y qué es lo que necesitas para tener una dermis facial con un aspecto saludable.

Este tipo de mascarillas son ideales para absorber el exceso de grasa por lo que si tienes la piel mixta o grasosa será una buena opción para que saques provecho de todas sus cualidad. Aún más si tienes la dermis con tendencia a padecer brotes de acné.

En cambio, si tienes la piel muy seca, sensible o delicada, es mejor que te centres en otro tipo de mascarillas que se adapten mejor a tus necesidades dérmicas. Aunque no son agresivas, pueden provocarte irritaciones innecesarias, rojeces e incluso dermatitis.

Por otra parte, si los ingredientes no son muy adecuados para tu tipo dérmico, también podrías padecer efectos secundarios en tu salud dérmica por haber escogido una mascarilla con unos ingredientes que no son aptos para ti.

Aunque claro, si tienes la piel seca debes saber que sí puedes beneficiarte de sus ventajas, siempre y cuando lo uses por ejemplo, una vez por semana o por quincena… y siempre buscando mascarillas que te aporten hidratación.

Ingredientes necesarios según tu tipo de piel

En el caso que tengas la piel mixta o grasa, hay ciertos ingredientes que deberían formar parte de tu mascarilla peel off, algunos ejemplos son:

  • Ácido glicólico
  • Hamamelis
  • Carbón
  • Arcilla
  • Ácido salicílico

Por otras parte, si tienes la piel más normal o seca, entonces los ingredientes que no podrán faltar serán los siguientes:

  • Ácido hialurónico
  • Avena
  • Glicerina
  • Vitamina E
  • Vitamina C

No te lo puedes perder: Multimasking: guía para no perderte

El uso de la mascarilla peel off

Es necesario que cuando decidas comenzar a usar una mascarilla peel off lo hagas dentro de tus rutinas de limpieza y cuidado facial. Esto significa que aunque solo lo hagas una, dos o tres veces por semana, siempre deberás hacerlo una vez en ese día.

Es más, la mascarilla no deberás aplicarla nunca el mismo día en que exfolias tu rostro (que son dos veces a la semana como máximo), y ente la exfoliación y el uso de las mascarillas deberá pasar un día sin ninguno de estos productos para dar tiempo a que la piel se regenere.

El orden en el que la aplicas también es importante. Siempre deberás aplicarla una vez en el día, en tus rutinas de cuidado facial matutinas o nocturnas, pero nunca en ambos momentos. Cuando hayas limpiado tu rostro con tu limpiador de confianza y tengas el rostro limpio y seco, será el momento de aplicar la mascarilla peel off.

Como tienen que estar bastante tiempo (unos 20 minutos), es aconsejable hacerlo cuando tengas bastante rato para mimar tu piel. Escoge un momento del día en el que no tengas prisa y puedas dedicártelo a ti.

Cuando pase el tiempo, tendrás que retirar la sustancia de una sola pieza y con sumo cuidado. Una vez que hayas acabado, podrás aplicar tu tónico facial y luego, continuar con tus rutinas de cuidado facial con los cosméticos siguientes.

Tendrás que aplicar el contorno de ojos, el sérum y la crema hidratante en este orden. Si estás en tus rutinas matutinas, entonces, en el caso de que vayas a salir a la calle, deberás aplicarte también en el rostro, tu protección solar de SPF 50+.

Así, tendrás la piel totalmente protegida de las agresiones externas y cuidada a la perfección.

Lee más: Todas las propiedades de la arcilla blanca y sus beneficios para la piel

La aplicación de la mascarilla

Cuando llegues al momento de aplicar la mascarilla, recuerda que debes hacerlo de manera uniforme por todo el rostro. Siempre hazlo con la piel bien limpia y seca.

Puedes extender la sustancia con los dedos limpios, con una brocha para este fin o con un cepillo de silicona que están diseñados para ayudar al proceso de aplicar las mascarillas de este tipo.

Independientemente del método que utilices para extender la sustancia, lo que importa es que cubras muy bien todas las partes del rostro. Deberás dejar sin cubrir la zona del contorno de los ojos, de los labios y la nariz.

Para saber el tiempo que la debes dejar secar, tendrás que mirar las instrucciones de uso que te proporciona el fabricante, aunque lo habitual es no dejarla más de 20 minutos.

Cómo retirar la mascarilla

Cuando ya ha pasado el tiempo estimado tendrás que retirarla con cuidado. Deberás hacerlo comenzando desde la esquina de la frente (izquierda o derecha, es indistinto) o de la mejilla. Mueve la mascarilla siempre en dirección hacia la nariz.

Aunque no duele, cuando la retiras es posible que sientas alguna molestia porque se ha adherido a la capa superficial de la piel para poder atrapar toda las impurezas posibles, así como el sebo o para la extracción de puntos negros.

Es por este motivo que resulta muy importante retirar la mascarilla con mucho cuidado para que así, no te hagas daños que son totalmente innecesarias. Normalmente no suele haber problema para retirarlas con facilidad.

Una vez que la has retirado del todo, tendrás que limpiar el rostro con una toalla limpia y seca o con un paño húmedo. Esto es necesario solo en el caso de que te des cuenta de que al retirar la mascarilla peel off han quedado ciertos restos en tu rostro.

Una vez hecho todo esto, y como te hemos comentado más arriba, será importante continuar con tus rutinas de limpieza y cuidado facial para tener un rostro totalmente cuidado.

Ahora que ya sabes todo sobre qué es una mascarilla peel off y cómo aplicarla, ¿te animas a incluirlas dentro de tus rutinas?

Share