Mejores leches limpiadoras

Mejores leches limpiadoras

Las leches limpiadoras son, quizá, los grandes clásicos para la limpieza facial desde que existe la industria cosmética tal y como la conocemos.

Mucho antes de cualquier otro formato, las leches limpiadoras formaban parte del tocador de las mujeres, siempre en combinación con un tónico para usar después.

Limpiar y tonificar: ésa era la consigna antes de empezar con la hidratación (tampoco existía entonces el sérum).

Nada de agua micelar, ni bálsamos, aceites, etc. No había la variedad que tenemos hoy en día, ni la tecnología, ni los conocimientos científicos que dan lugar a las continuas innovaciones en el terreno cosmético de las que disfrutamos.

Si la prefieres para limpiar tu rostro a diario, hemos seleccionado las mejores leches limpiadoras y/o algunas de las más conocidas.

La leche limpiadora ha ido evolucionando al ritmo de los tiempos y se ha mantenido como uno de los productos limpiadores más utilizados.

Ya no es la única ni la reina, pero todavía tiene un lugar de honor en muchos neceseres: es suave, limpia y desmaquilla (esto último no lo hacen todas).

Generalmente, las leches limpiadoras para el rostro tienen el mismo método de uso: se aplica con las manos, extendiéndola con un masaje desde el centro del rostro hacia afuera, de abajo arriba y con movimientos circulares.

Se retira con agua, con un algodón o con una toalla de tocador y después se debe utilizar un tónico para reequilibrar el pH de la piel.

Las leches limpiadoras no son un producto jabonoso ni espumante, así que no esperes eso de ellas. De hecho, son una forma de limpiar el rostro sin utilizar jabones ni tensoactivos.

La mayoría de las leches están enfocadas a pieles sensibles, si bien pueden ser utilizadas por todo tipo de pieles mientras no especifiquen lo contrario.

Si quieres probar algo distinto te ofrecemos una alternativa al final de este post. ¡Gracias por leernos! ?

[easyazon_link identifier=»B017I1VOCG» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Natura Siberica Leche limpiadora para piel seca y sensible[/easyazon_link]

Natura Siberica Leche limpiadora para piel seca y sensible

[easyazon_link identifier=»B017I1VOCG» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Comprueba precio y disponibilidad aquí[/easyazon_link]

INCI: 

Aqua, Coco Caprylate/ Caprate, Cetearyl Alcohol, Glycerin, Methyl Glucose Sesquistearate, Sorbitan Caprylate, Pinus Sibirica Seed Oil Polyglyceryl-6 Esters PS, Sodium Stearoyl Glutamate, Pulmonaria Officinalis Extract, Arnica Montana Flower Extract, Helianthus Annuus Seed Oil, Aquilegia Sibirica Extract, Larix Sibirica Needle Extract Wh, Diplazium Sibiricum Extract Wh, Prunus Armeniaca Kernel Oil, Anthemis Nobilis Flower Extract,  Althaea Officinalis Root Extrac, Urtica Dioica Extract, Malva Sylvestris Flower Extract, Xanthan Gum, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Sodium Benzoate, Potassium Sorbate, Citric Acid, Parfum, Benzyl Salicylate,  Eugenol, Linalool.

Empezamos con la leche limpiadora de Natura Siberica, marca que utiliza ingredientes originarios de Siberia para la fabricación de sus cosméticos, por su potencia y calidad.

Esta leche limpiadora y desmaquillante está creada para pieles secas y/o sensibles, aunque por su formulación puede ser utilizada por todo el mundo, ya que no es grasa y contiene ingredientes destinados no solo a la limpieza facial, sino al cuidado y la reparación de la piel y de la barrera cutánea.

Todos sus ingredientes son naturales y algunos de origen ecológico.

En su composición encontramos varios emolientes y tensoactivos que se van a ocupar de limpiar el rostro con suavidad, retirando todo tipo de suciedad (grasa, contaminación, etc.).

Los dos primeros activos vegetales son una declaración de intenciones: la pulmonaria hidrata y protege el manto, limpia, exfolia, desintoxica, desinfecta y nutre, mientras que la árnica aporta hidratación y un potente efecto calmante y antiinflamatorio al tiempo que estimula la microcirculación y tonifica.

Sigue una larga lista de extractos que incluyen varias plantas siberianas, aceites como el de girasol o el de almendras, conservantes y las fragancias contenidas en las esencias naturales.

Hay que destacar los ingredientes hidratantes, tan importantes para las pieles secas y las sensibles.

Una leche que reduce la irritación de manera casi inmediata, creando un entorno favorable en el que la piel tiene espacio y recursos para ir recuperándose, empezando con la barrera cutánea.

Piel, por lo tanto, limpia, hidratada, relajada y nutrida que va viéndose más lisa, uniforme y luminosa.

Como desmaquillante se queda algo corta, sobre todo en los ojos, aunque tampoco está indicada para esa zona por su contenido en fragancias, que pueden ser irritantes.

No tiene perfume añadido, no es comedogénica y tiene un olor suave derivado de los extractos vegetales.

Tiene una consistencia cremosa que hace que sea más fácil aplicarla e impide que se desperdicie producto, algo que ocurre en ocasiones con los que son demasiado fluidos.

[easyazon_link identifier=»B002HS1PXY» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Couleur Caramel Cleansing Milk [/easyazon_link]

Couleur Caramel Cleansing Milk

[easyazon_link identifier=»B002HS1PXY» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Comprueba precio y disponibilidad aquí[/easyazon_link]

INCI:

Aqua, Helianthus Annuus Seed Oil, Glycerin, Polyglyceryl-6 Distearate, Sesamum Indicum Seed Oil, Centaurea Cyanus Water, Butyrospermum Parkii Butter, Xanthan Gum, Tocopherol, Parfum, Benzyl Alcohol, Dehydroacetic Acid, Sodium Hydroxide, Lactic Acid.

Esta leche limpiadora y desmaquillante tiene una fórmula minimalista y está diseñada para cumplir su función limpiadora sin alterar la piel.

Aceites, manteca de karité y agua de aciano junto con la glicerina y un emoliente de origen vegetal (el poligliceril), que hidratan y estabilizan la emulsión.

Con todos sus ingredientes de origen natural, limpia y desmaquilla aportando los cuidados esenciales a la piel: hidratación, reducción de la irritación y la inflamación, asepsia y protección.

En esta ocasión se añade perfume y no es un producto apto para la zona de los ojos.

Es no comedogénico y las pieles secas notarán el plus de lubricación y nutrición de los aceites vegetales y la manteca de karité, que dejan sobre la piel una película protectora y humectante.

Concebida para pieles normales y secas, hay quienes la encuentran poco nutritiva o hidratante: es posible, ya que cada piel reacciona de distinta forma, pero no olvides que un limpiador no sustituye a los tratamientos hidratantes y que siempre, tras la limpieza, tienes que aplicarte una crema, o un sérum y una crema -¡aún mejor!-, tanto de día como de noche.

Usa un tónico después de limpiar tu rostro.

[easyazon_link identifier=»B00C5Y4WGW» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]MÁDARA Organic Skincare Cleansing Milk[/easyazon_link]

MÁDARA Organic Skincare Cleansing Milk

[easyazon_link identifier=»B00C5Y4WGW» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Comprueba precio y disponibilidad aquí[/easyazon_link]

INCI:

Aloe Barbadensis Leaf Juice, Helianthus Annuus Seed Oil, Sucrose Distearate, Glycerin, Butyrospermum Parkii Butter, Isoamyl Laurate, Sucrose Stearate, Sodium Levulinate, Parfum, Palmitic Acid, Stearic Acid, Xanthan Gum, Aqua, Lactic Acid, Sodium Anisate, Avena Sativa Extract, Calendula OffIcinalis Flower Extract, Jasminum Officinale Flower Extract, Plantago Major Leaf Extract, Tilia Cordata Flower Extract, Ascorbyl Palmitate, Sodium Phytate, Tocopherol, Vanillin, Benzyl Salicylate, Citral,  Limonene, Citronellol, Geraniol, Eugenol.

Con esta leche desmaquillante y limpiadora Mádara nos propone sumergirnos en una experiencia sensorial en la que su textura aterciopelada y el suave aroma floral nos ayuden a relajarnos al tiempo que nuestra piel lo hace.

Todos sus ingredientes son naturales y hace hincapié en la hidratación mientras un complejo de varios aceites se va a encargar de limpiar y desmaquillar con suavidad.

No le faltan activos antiinflamatorios y relajantes, antisépticos, suavizantes y regeneradores. Tiene también un claro efecto antioxidante que se debe a la cantidad de activos vegetales.

Los ingredientes limpiadores, junto con los aceites, despejan la piel completamente, incluso del maquillaje más resistente (como el waterproof), y puedes usarlo en la zona de los ojos sin problemas, pero haz una prueba para asegurarte.

Suaviza e hidrata, calma la piel y la deja fresca.

Está especialmente indicada para pieles sensibles, secas, maduras y/o cansadas.

Su textura es cremosa, se extiende con facilidad y puedes retirarla con un algodón antes de aclarar el rostro generosamente y aplicar, después, un tónico.

Tiene perfume añadido, con un ligero y agradable olor a jazmín que desaparece pronto.

El aplicador es un acierto y facilita la obtención de la cantidad justa de leche al tiempo que la mantiene aislada de posibles contaminaciones.

[easyazon_link identifier=»B07JJJYH5G» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]REN Clean Skincare Evercalm Gentle Cleansing Milk [/easyazon_link]

REN Clean Skincare Evercalm Gentle Cleansing Milk 

[easyazon_link identifier=»B07JJJYH5G» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Comprueba precio y disponibilidad aquí[/easyazon_link]

INCI:

Aqua, Cetearyl Ethylhexanoate, Cetearyl Alcohol, Caprylic/capric Triglyceride, Sesamum Indicum Seed Oil, Butyrospermum Parkii Butter, Myristyl Myristate, Glycerin, Cetearyl Glucoside, Ribes Nigrum Seed Oil, Helianthus Annuus Seed Oil, Oryzanol, Bisabolol, Hippophae Rhamnoides Fruit Extract, Calendula OffIcinalis Flower Extract, Citric Acid, Tocopherol, Xanthan Gum, Phenoxyethanol, Citrus Nobilis Peel Oil, Anthemis Nobilis Flower Oil, Sodium Hydroxymethylglycinate, Cinnamomum Camphora Linalooliferum Leaf Oil, Pelargonium Graveolens Flower Oil, Foeniculum Vulgare Fruit Extract, Parfum, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Citronellol, Limonene, Linalool.

El último producto de esta selección cuyos ingredientes son todos naturales.

La línea maestra de las fórmulas se mantiene: agua, agentes limpiadores, aceites y extractos además de los aditivos, conservantes y estabilizantes necesarios para mantener la leche limpiadora en perfectas condiciones de conservación.

También encontramos varios ingredientes repetidos, como el aceite de girasol, el de sésamo o la manteca de karité.

Los aceites cumplen una doble función: ayudan a limpiar la piel y retirar la suciedad grasa mientras la hidratan, la nutren y la protegen.

No faltan la glicerina y otros emulsionantes que incrementan la hidratación y el cuidado de la dermis, haciendo hincapié en la barrera epidérmica.

Los extractos elegidos potencian sus capacidades calmantes, de reducción de la inflamación, antisépticas, suavizantes, antioxidantes y estimulantes.

De nuevo una limpiadora que desmaquilla a la vez y tiene efectos antiedad, aunque se queda algo corta como desmaquillante.

Tiene perfume añadido y un aroma delicado.

[easyazon_link identifier=»B00DQEMNFW» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Caudalíe Gentle Cleansing Milk[/easyazon_link]

Caudalíe Gentle Cleansing Milk

[easyazon_link identifier=»B00DQEMNFW» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Comprueba precio y disponibilidad aquí[/easyazon_link]

INCI:

Water, Cetearyl Isononanoate, Butylene Glycol, Glycerin, Cetyl Alcohol, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Sodium Cocoyl Glutamate, Decyl Glucoside, Butyrospermum Parkii Butter Extract, Maltodextrin, Carbomer, Potassium Cetyl Phosphate, Caprylyl Glycol, Hydrolyzed Vegetable Protein, Acrylates/​C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Potassium Sorbate, Sodium Hydroxide, Trehalose, Tocopherol, Fragrance, Avena Sativa Kernel Extract, Centaurea Cyanus Flower Extract, Palmitoyl Grape Seed Extract, Hexyl Cinnamal, Linalool, Limonene.

Entramos a los productos más conocidos y empezamos con esta leche limpiadora de Caudalíe cuya fórmula se ciñe al estándar ya visto: agentes limpiadores y emulsionantes, aceites y extractos.

Volvemos a encontrar manteca de karité, aceite de almendras, de jojoba, extracto de avena…

El «pero» está en la adición de polímeros (plásticos). Sirven para acondicionar el producto pero no aportan nada a la piel, son muy contaminantes y algunos de ellos potencialmente irritantes.

Por lo demás, es una receta bastante natural (aunque habría que saber si la glicerina es vegetal o derivada del petróleo) en la que, eso sí, los extractos están al final del listado de ingredientes, es decir, en cantidades muy pequeñas, al menos en proporción a otras sustancias.

Limpia, hidrata, suaviza y calma la piel, pero es necesario el uso de un tónico después para recuperar el pH fisiológico de la piel, ya que este producto parece ser más bien alcalino.

Es suave y fluida, se aplica bien y no deja sensaciones grasas.

Apta para todo tipo de pieles, las sensibles apreciarán especialmente su uso continuado.

[easyazon_link identifier=»B00XJP6XT0″ locale=»ES» tag=»dompeq-21″]NIVEA Leche Limpiadora Suave[/easyazon_link]

NIVEA Leche Limpiadora Suave

[easyazon_link identifier=»B00XJP6XT0″ locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Comprueba precio y disponibilidad aquí[/easyazon_link]

INCI:

Water, Isopropyl Palmitate, Paraffinum Liquidum, Glycerin, Butyrospermum Parkii Butter, Cetyl Alcohol, Glyceryl Glucoside, Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Panthenol, Sodium Palmitate, Glyceryl Stearate, Sodium Stearate, Carbomer, Sodium Myristate, Sodium Arachidate, Sodium Oleate, Tetrasodium Iminodisuccinate, Phenoxyethanol, Methylparaben, Butylphenyl Methylpropional, Geraniol, Alpha-Isomethyl Ionone, Limonene, Citronellol, Eugenol, Benzyl Alcohol, Parfum.

No cabe duda de que Nivea es un referente en lo que respecta al cuidado de la piel, pero habría que preguntarse por qué lo es.

Este INCI casi arranca con vaselina (parafina líquida), un emoliente derivado del petróleo cuya mejor característica es lo barata que resulta.

Cierto que ayuda a retener la humedad de la piel, pero lo hace porque es muy oclusiva, es decir, que -literalmente- tapona los poros, impidiendo que la piel realice el intercambio necesario con el entorno y pueda ir deshaciéndose de toxinas y otros elementos.

Además puede afectar al equilibrio hormonal y alterar el funcionamiento correcto de las células.

Así que, para empezar, si tienes la piel grasa, mixta, con acné y otros problemas, incluida la piel sensible, no es el producto que deberías elegir.

Contiene manteca de kartié y aceite de almendras, pero también ingredientes que pueden irritar, como el Butylphenyl Methylpropional, cuyo papel se limita a mejorar el olor del producto. Y no es el único compuesto irritante y peligroso que aparece en el INCI.

Aun así, cuenta con muchos incondicionales y tiene un precio muy atractivo.

Limpia, deja una sensación de hidratación, elasticidad y comodidad (en gran parte gracias a la vaselina) y, de entrada, es bien tolerada hasta por las pieles sensibles.

No sería nunca una opción para mí habiendo productos mucho más seguros e ignorando las consecuencias del uso de determinados ingredientes a largo plazo.

Como desmaquillante está en la media, no siendo demasiado efectivo y menos con maquillajes densos o resistentes.

Evita la zona de los ojos, asegúrate de retirarla bien cuando la uses y aplica un tónico después.

[easyazon_link identifier=»B002D48QVG» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Avène Tolérance Extrême Leche Limpiadora[/easyazon_link]

Avène Tolérance Extrême Leche Limpiadora

[easyazon_link identifier=»B002D48QVG» locale=»ES» tag=»dompeq-21″]Comprueba precio y disponibilidad aquí[/easyazon_link]

INCI:

Avene Thermal Spring Water, Squalane, Caprylic/Capric Triglyceride, Glycerin, Behenyl Alcohol, Sodium Acrylates/C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Carbomer, Water.

Terminamos esta selección con la leche de Avène, otra marca que tiene fama de ser suave y cuidadosa con la piel.

La verdad es que, aparte del agua termal propia y del escualano, no tiene ni un solo ingrediente que destaque por su cualidades para el cuidado de la piel, más allá de la limpieza.

El escualano es un aceite saturado derivado del escualeno por hidrogenación que es muy hidratante y mejora la síntesis del colágeno; es antioxidante y tiene propiedades antiinflamatorias.

Una fórmula muy simple que consigue buenos resultados, limpiando y mejorando la hidratación y la firmeza de la piel, así como sus defensas y su aspecto.

Pero de nuevo encontramos ingredientes sintéticos que pueden ser irritantes y cuyo uso solo se justifica por motivos económicos.

Tampoco sería nunca una opción para mí porque hace tiempo que decidí que no me pongo determinados ingredientes en la piel de forma voluntaria.

La mejor alternativa a la leche limpiadora

Si no te atraen mucho las leches limpiadoras, prefieres una limpieza más cómoda que andar con varios productos a diario (recuerda que el uso de leche limpiadora exige el de un tónico después) o quieres probar algo nuevo, te sugiero que le des una oportunidad al agua micelar, y más concretamente, al Agua Micelar Todo en 1 de Nezeni.

Tiene todas las ventajas de un magnífico limpiador, desmaquilla, tonifica y es tan suave y respetuosa con la piel que no necesitas aclararla, porque, además, su pH es totalmente fisiológico y compatible con el de la piel.

Las mejores leches limpiadoras

¿Qué es la leche limpiadora y en qué se diferencia de otros limpiadores faciales?

Las leches limpiadoras se denominan así por aspecto y su consistencia: suelen tener un color blanco cremoso, mientras que su textura es la de una crema fluida.

Esta textura se la deben a la mezcla de elementos acuosos y oleosos, que se consigue con emulgentes como la glicerina y muchos otros.

A diferencia de otros limpiadores faciales, las leches limpiadoras no forman espuma al aplicarlas.

Los limpiadores que se vuelven espumosos lo hacen gracias a los tensoactivos que contienen y que son los encargados de descomponer la suciedad y el maquillaje para poder retirarlos.

Por otro lado, a diferencia de los limpiadores oleosos como los aceites, incorpora también elementos acuosos que facilitan la retirada de la suciedad que solo se puede limpiar con agua, aunque los aceites son mejores a la hora de eliminar por completo el maquillaje.

Las leches son limpiadores suaves con la piel que no dejan residuos ni grasa sobre el cutis y sí una película hidratante y protectora.

Pros y contras de usar leche limpiadora

Para entender mejor por qué la leche limpiadora sigue siendo un producto muy demandado y vendido, pero no el más popular hoy en día, veamos algunas de sus ventajas y de sus desventajas

Pros

  • La leche limpiadora no retira la grasa natural de la piel, por lo que la deja con una sensación suave y saludable y no reseca.
  • Se puede utilizar aplicando diferentes técnicas: puedes retirarla con discos de algodón, con una toalla de tocador o con agua.
  • Si te encuentras sin acceso a agua corriente, las leches limpiadoras son una opción perfecta, ya que puedes eliminarla sin agua.
  • La textura cremosa de las leches limpiadoras es jugosa y relajante: aplicarla con un masaje ayuda a que te relajes.
  • A menudo contienen ingredientes calmantes y antiinflamatorios que ayudan a calmar la piel, reduciendo la irritación y la congestión, tan propia de cutis con acné y otras dolencias.

Contras

  • Algunos limpiadores de leche no son muy eficientes a la hora de eliminar el maquillaje.
  • No dejan la sensación de limpieza que buscan algunas personas, parecida a acabar de lavarse la cara con agua fría y tonificante, porque dejan esa película que ya hemos apuntado.
  • El uso de una leche limpiadora precisa del de un tónico a posteriori.

Cómo usar la leche limpiadora para el rostro

Si tienes la costumbre de usar otro tipo de limpiador es posible que la leche limpiadora te resulte extraña o no obtengas de ella lo que esperas.

No se utiliza como los limpiadores espumosos, como los aceites ni como el agua micelar y es importante saber usarla correctamente para sacar todo el partido de ella y lograr un rostro tan limpio como lo deseas.

  • Prepárate lavándote las manos y recogiendo tu pelo si es necesario.
  • Si te gusta la doble limpieza o si usas una leche limpiadora ligera que no es excelente para eliminar el maquillaje totalmente, usa un producto para desmaquillarte antes de la leche.
  • Los limpiadores de leche trabajan mejor sobre la piel seca, así que ocúpate de que la tuya lo esté antes de empezar.
  • Aplica una cantidad suficiente de leche (variará en función de textura) en tus manos o sobre una almohadilla de algodón y extiéndela por todo el rostro con un masaje suave.
  • Si quieres quitarte el maquillaje tendrás que aplicar la leche y esperar unos segundos antes de retirarla, para que pueda descomponerlo.
  • Utiliza movimientos circulares, desde abajo hacia arriba y desde el centro del rostro hacia el exterior.
  • Retira la leche con algodón, una toalla de tocador, etc. Algunas leches limpiadoras se eliminan mejor con una toallita seca, mientras que para retirar otras es mejor usar una humedecida con agua templada.
  • Si la usas solo para limpiar tu piel, también puedes optar por retirar la leche limpiadora con agua.
  • Sobre el rostro limpio y seco, aplica el tónico y luego continúa con tu rutina de belleza diaria.
Share