Para qué sirve el sérum de ácido hialurónico

por | 19/10/2020

serum acido hialurónico¿Te estás preguntando para qué sirve el sérum de ácido hialurónico? Esta sustancia se ha convertido en uno de los antiaging más populares debido a sus resultados naturales.

Algunos ingredientes experimentan un gran éxito durante un periodo concreto, pero finalmente terminan decayendo. Ya sabes que las modas vienen y van, y si una sustancia no termina de convencer a las usuarias, pasará al olvido en menos de lo esperado.

Sin embargo, en el caso del ácido hialurónico su éxito se ha mantenido a lo largo del tiempo, puesto que comenzó a popularizarse en la década de los 90 y ha llegado hasta nuestro días. ¿El principal motivo? Su potente grado de efectividad.

Actualmente, se emplea en multitudes tratamientos de belleza. Es uno de los principales componentes en sueros faciales destinados para pieles con arrugas, deshidratación o flacidez.

A lo largo de este artículo te contaremos mucho más sobre este ingrediente y te revelaremos qué papel desempeña en los sérums faciales. ¿Lista para descubrirlo?

Qué es un sérum

Antes de nada, te explicaremos en qué consiste un sérum. Lo cierto es que, en muchas ocasiones, no se le otorga la importancia debida al uso de este producto. De hecho, algunas personas tienden a confundirlo con la crema hidratante habitual.

Te interesa: ¿Puede el serum sustituir a la crema hidratante?

Por otro lado, también es frecuente caer en el error de escoger entre crema o suero facial pensando que ambos cosméticos son sustitutivos el uno del otro.

El suero facial es una loción de textura muy fluida y ligera que se caracteriza principalmente por su alta concentración de activos y por su capacidad de absorción.

Debe aplicarse siempre antes de la crema hidratante, puesto que ayuda a potenciar los efectos de esta y de otros tratamientos que se utilicen con posterioridad.

Suelen venir presentados en un bote alargado con dispensador de pulsador, y el precio resulta ser algo superior al de una crema convencional.

Qué tipos existen

Podemos diferenciar entre varias opciones dependiendo del tipo de tez al que esté destinado y de los ingredientes que contenga.

Normalmente, se suele establecer la siguiente clasificación:

  • Para pieles grasas o mixtas. Su textura es mucho más ligera y se absorben casi al instante. Contienen aloe vera puro y otras sustancias purificantes.
  • Para pieles maduras con arrugas. Cuando llegamos a cierta edad la principal preocupación es atenuar las arrugas y líneas de expresión. En estos casos suele emplearse ingredientes como la vitamina C para mejorar los niveles de colágeno y elastina. El ácido hialurónico también desempeña un papel crucial.
  • Para pieles sensibles. Sin duda, son las más difíciles de tratar. Cualquier sustancia podría alterarlas fácilmente, por lo que debemos ser muy precavidas. Estas lociones son ricas en antioxidantes e ingredientes con poder calmante.

No te pierdas: Cómo hacer un serum de vitamina C casero.

Qué es el ácido hialurónico

acido hialuronico

Quizá, te sorprenderá saber que esta molécula es un componente natural que tenemos en nuestras articulaciones, cartílagos y piel.

Dentro de nuestro organismo cumple diversas funciones: evita fricciones en las articulaciones, tiene poder reconstituyente en los cartílagos, y, por otro lado, evita la pérdida de humedad y la deshidratación de la piel.

Al igual que ocurre con el colágeno, a partir de los 30 años aproximadamente dejamos de producir la misma cantidad, lo que da pie a un rostro más apagado, flácido y con arrugas.

Si lo empleamos en tratamientos de belleza, logramos devolver a nuestro cutis una mayor firmeza, tersura y grosor. Además, si lo aplicamos de forma periódica, se favorece también la producción de colágeno.

Beneficios del sérum de ácido hialurónico

A continuación, veremos cuáles son los beneficios que podría otorgar un suero facial con este ingrediente:

  • Hidratación. La principal ventaja es que aporta una gran nutrición llegando a las capas más profundas de la dermis.
  • Humedad. Sin duda, se caracteriza por mantener correctamente los niveles de humedad. Esto a su vez evita la deshidratación del rostro.
  • Mejora la barrera de los lípidos. Esta sustancia fortalece la barrera protectora de la piel que evita que se produzcan agresiones por agentes contaminantes o factores ambientales.
  • Ayuda en la creación de colágeno. Ya sabes la importancia que tiene esta proteína para mantener un aspecto más joven y sin arrugas.
  • Es la principal molécula que frena los signos del envejecimiento. Logra rellenar la piel y otorgarle volumen, por lo que disminuye la visibilidad de arrugas que ya han aparecido.
  • Otorga una mayor suavidad dejando un increíble tacto liso y sedoso.
  • Reduce y previene la aparición de manchas generadas por la edad o por problemas de pigmentación.
  • Impide la obstrucción de los poros, por lo que viene fenomenal para combatir problemas de acné.

Cuándo debemos comenzar a utilizarlo

serum

Resulta sumamente importante que sepas escoger los productos de cosmética más adecuados a tu edad y situación.

En ocasiones, algunas mujeres comienzan a emplear cremas y tratamientos antiarrugas antes de tiempo, lo cual podría provocar graves perjuicios.

En el caso de los sueros faciales que contengan este ingrediente, lo ideal es comenzar a emplearlos a partir de los 25 años aproximadamente. Podemos posponer su uso incluso hasta los 30.

Ten en cuenta que es a partir de este rango de edad en el que nuestro organismo deja de producir las mismas cantidades de ácido hialurónico y colágeno, por lo que podrían aparecer las primeras líneas de expresión.

Es en este momento en el que los tratamientos antiaging comienzan a cobrar relevancia en nuestra rutina de cuidados.

Para menores de dichas edades se recomienda utilizar a diario lociones hidratantes y, por supuesto, protectores contra los rayos ultravioletas.

Cómo aplicarlo

El modo de aplicación de este cosmético resulta muy sencillo. Tan solo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Elimina todo el maquillaje y la suciedad de la cara. Antes de aplicar cualquier tratamiento, debemos asegurarnos de que nuestro cutis se encuentra totalmente limpio y libre de impurezas.
  2. Pon un poco de tónico facial para preparar la piel y obtener una mayor calma y frescor.
  3. ¡Es hora de aplicar el sérum! Tan solo debes verter unas gotas en las yemas de los dedos. Bastará con una pequeña cantidad. Reparte la loción por la frente, mejillas, nariz y barbilla. A continuación, extiéndelo a través de un suave masaje con movimientos circulares para favorecer la circulación.
  4. Espera a que se seque. Lo normal es que no tarde demasiado, puesto que estos productos tienen una textura muy fluida, pero, evidentemente, todo dependerá de la marca que hayas escogido.
  5. No olvides aplicarlo también por el cuello y escote, ya que ambas zonas son muy propensas a sufrir los signos de la edad.
  6. Evita su contacto con el contorno de ojos. Esta parte del rostro es bastante frágil y sensible, por lo que requiere del uso de productos especiales.

Cómo elegir un buen sérum con ácido hialurónico

Elegir la opción más acertada no es siempre una labor sencilla. En el mercado encontrarás miles de versiones diferentes de todos los precios.

Nuestra recomendación es que te decantes siempre por cosméticos naturales libres de ingredientes químicos y sustancias nocivas. De lo contrario, podrías sufrir irritaciones, picores, rojeces, descamaciones y otras alteraciones de mayor gravedad.

Por otro lado, los productos low cost son muy tentadores debido a sus increíbles precios, pero, además de que están repletos de químicos, su porcentaje en activos suele ser insignificante.

Dentro de esta gama no esperes encontrar un suero facial con un alto contenido en ácido hialurónico.

En qué otros formatos lo encontramos

Podemos consumir este ingrediente a través de los siguientes métodos:

  • En cremas y sérums. Como hemos visto hasta el momento, las cremas y sueros faciales que contienen esta sustancia se han vuelto muy populares. De hecho, es el método más común por el que se consume.
  • Suplementos. Si su uso está enfocado más bien a regenerar los cartílagos y a mejorar la producción de colágeno, puedes tomarlos a través de complementos alimenticios.
  • Infiltraciones. Se utilizan tanto en tratamientos de belleza como para resolver problemas en las articulaciones. En el primer caso, su función es rellenar la piel y combatir las arrugas. Por otro lado, se emplea para acelerar la curación de problemas articulares como la artrosis.

Conclusión

Recuerda que esta molécula es un producto perfecto para aquellas personas que desean prevenir o hacer desaparecer arrugas, líneas de expresión y otros signos de la edad.

Asegúrate de escoger una buena opción elaborada a partir de sustancias naturales, y ¡disfruta de todas sus ventajas!

Esperamos que hayas comprendido para qué sirve el sérum de ácido hialurónico y la importancia que este ingrediente desempeña dentro de la cosmética.