Cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas

Cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas

El cuidado de las pestañas es fundamental no solo para la salud ocular, si no también, para mantener una mirada mucho más bonita. Tenerlas largas no siempre es tarea fácil y menos si la genética no ha puesto de su parte. Por eso, vamos a hablarte sobre cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas.

Con todo lo que te vamos a comentar a continuación vas a conseguir unas pestañas más largas y frondosas. Podrás disfrutar de esa mirada que siempre has soñado pero que antes no sabías cómo conseguirla.

Si tienes las pestañas cortas, se te caen porque están débiles o incluso si tienes partes en las que hay poco vello, todo lo que te vamos a explicar a continuación te interesa. Afortunadamente en la actualidad tienes diferentes opciones en las que escoger y que así, tu mirada cambie radicalmente.

Podrás escoger la opción que mejor se adapte a ti y a tus características personales. Algunas de las opciones van mejor que otras, por lo que es necesario que pienses y reflexiones bien antes de elegir una de entre todas las siguientes. Así que, sigue leyendo para encontrar la solución que llevas tanto tiempo esperando.

Vitamina E

Todo el mundo sabe que la vitamina E es un potente antioxidante que te puede ofrecer grandes resultados si sabes cómo utilizarlo correctamente. Gracias a los resultados que da tanto en el cuidado dérmico como capilar, es una opción popular.

Este antioxidante es capaz de protegerte de los radicales libres y es un gran compuesto para tratar el antiejvejecimiento de manera efectiva. Esta sustancia contiene tocotrienol que nos interesa en este sentido porque sirve para cuidar el cabello.

Tendrás unas pestañas más largas y espesas si usas un producto que contenga una buena cantidad de esta sustancia. Eso sí, para conseguir resultados es importante usarlo cada día dentro de tus rutinas. Se puede usar a través de sérums con esta sustancia en su fórmula.

Aceite de ricino

El aceite de ricino es un remedio natural cada vez más popular entre las personas que quieres unas bonitas pestañas.

Es barato y fácil de conseguir. Se aplica en la raíz de las mismas con un hisopo de algodón, aunque no hay que pasarse de cantidad porque podría causarte irritaciones severas en los ojos, incluso infecciones o serias conjuntivitis.

Al ser un remedio natural, los efectos pueden tardar bastante en aparecer, incluso puede que nunca veas unas pestañas más largas y espesas. Pero esto tiene su explicación.

Resulta que el aceite de ricino es un método popular para cuidarlas, pero en realidad no sirve para alargarlas o hacerlas más frondosas. Entonces, ¿para qué sirve exactamente?

Esta sustancia natural sirve, siempre que la utilices de manera constante (y mejor solo por las noches), para hidratar las pestañas, pero no sirve para alargarlas ni tampoco para que las tengas más frondosas.

En este sentido, es un buen remedio natural para prevenir la caída en el futuro a través de la hidratación. Es un método adecuado si tienes unas bonitas pestañas de manera natural y quieres mantenerlas así por mucho tiempo, pero no sirve para mucho más que eso.

Recuerda que te lo tienes que aplicar por la noche, pero cuando te levantes, antes de comenzar tus rutinas de cuidado y limpieza facial deberías retirarlo con agua tibia y la ayuda de un disco de algodón.

Estilo de vida saludable

Dentro de un estilo de vida saludable se abarcan varios aspectos que no debes pasar por alto: una buena alimentación, beber suficiente agua, descansar y dormir bien, evitar el estrés, no fumar ni beber alcohol, hacer ejercicio moderado cada día, etc.

Todo es importante, pero la alimentación resulta fundamental. Una buena hidratación y alimentación es lo que te ayudará a cuidarte de dentro hacia fuera… por lo que, con unos buenos alimentos en tu dieta, tus pestañas se verán fortalecidas casi sin que te des cuenta.

Tomando alimentos nutritivos y con vitaminas, tus pestañas absorberán lo que necesitan gracias al buen cuidado capilar del organismo que ocurre con los alimentos adecuados.

Pero, ¿qué alimentos son adecuados? Tales como la zanahoria, el salmón, aguacate, huevos, espinacas… son algunos importantes que ayudan a que tu salud capilar esté más fuerte. Los lácteos, verduras, frutas, pescado, carne, cereales… tampoco pueden faltarte.

En cualquier caso, si tienes dudas sobre cuál debería ser tu tipo de alimentación según tus necesidades personales o los objetivos que quieres conseguirán tu vida, entonces no dudes en hablar con tu médico o con un nutricionista para que te oriente y puedas seguir una dieta acorde a tus características personales.

Sérums de pestañas

Esta es la opción que más nos gusta porque te dará buenos resultados en poco tiempo, si escoges bien es asequible y además, entenderás cómo tus pestañas pueden mejorar su salud gracias a este tipo de cosméticos que quizá antes, no sabías ni que existían.

Hay personas que cuando compran un cosmético se centran únicamente en el precio pensando que cuanto más alto sea el producto tendrá más calidad… nada más lejos de la realidad. El precio nunca te va a indicar si un producto tiene mejor o peor calidad.

En lo que te tienes que fijar siempre es en la etiqueta del producto, exactamente donde puedes ver los ingredientes y su composición. Respecto a los sérums esto es imprescindible tenerlo en cuenta ya que aplicas el producto en una zona sensible que debes cuidar con delicadeza.

Es una zona sensible porque están los ojos bien cerca. Si escoges un sérum de pestañas de mala calidad, ten por seguro que tus ojos quedarán afectados y su salud se podría resentir notablemente.

Es más, debes saber, que si usas productos químicos cerca de tus ojos, las conjuntivitis o las infecciones oculares estarán presentes en tu vida. Por eso, es necesario que si escoges un sérum para esta zona, contenga solo ingredientes naturales y ninguna sustancia que pueda ser dañina para ti.

Piensa siempre en tu salud ocular, porque es delicada y merece el máximo respeto. Para que sea más fácil y menos dañino aplicar el producto, debes saber que hay muchos que van en formato cepillo (como las máscaras de pestañas) pero siempre es mejor el que tiene formato delineador.

Es mejor éste último porque así aplicar el producto directamente en la raíz de las pestañas del párpado superior. Es más cómodo, fácil y te aseguras de que estás poniendo la sustancia que necesitas en el lugar adecuado.

Piensa que las pestañas en sí mismas, están sin vida, por lo que no tiene sentido aplicar la sustancia en el pelo. Se debe poner en las raíces para que realmente haga efecto y produzca el resultado que deseamos.

Al tratarse de un sérum son productos con alta concentración de ingredientes para que sean más efectivos y te ofrezcan los mejores resultados. En este sentido, estos productos, siempre y cuando sean de buena calidad,

Con sérums de buena calidad podrás tener las pestañas más fuertes, frondosas, saludables, hidratadas nutridas y largas.

Si un sérum que quieres utilizar contiene prostaglandina es mejor que prescindas de ese producto porque podría causarte problemas serios de salud ocular. Es mejor que no lo lleve entre los compuestos de la fórmula.

Nezeni tratamiento de pestañas y cejas: crecimiento y densidad

Hay otros compuestos naturales que si están en la fórmula te pueden dar resultados óptimos sin necesidad de dañar tu salud ocular. Si no sabes qué sérum te puede ir mejor, entonces debes conocer el sérum de pestañas de Nezeni Cosmétics.

Es un sérum con ingredientes naturales que te aportarán lo que necesitan y además, obtendrás resultados garantizados en poco tiempo. No contiene químicos ni ninguna sustancia que pueda dañarte. Es apto para cualquier persona a cualquier edad.

Solo tendrás que aplicarlo a tus rutinas de limpieza y cuidado facial cada mañana y noche para que los resultados no tarden en llegar.

Máscaras de pestañas

Existen infinidad de máscaras de pestañas en el mercado actual y escoger uno que además cuide tu mirada no es tarea fácil. Existen gran número de estos productos que están repletos de químicos por lo que tienes que escoger con criterio para no equivocarte.

Evita cualquier máscara de pestañas que contenga químicos o irritantes ya que la salud ocular podría verse gravemente afectada. Existen estos productos que te pueden dar diferentes resultados como  más largas o incluso rizadas.

Debes saber que aunque escojas máscaras de pestañas con ingredientes naturales y sin irritantes ni químicos (que es lo ideal para cuidar tu salud ocular), su efecto será temporal. Esto significa que cuando te desmaquilles, el efecto desparecerá.

Esto en cambio, no ocurre con los sérums de pestañas porque lo que hacen es cuidarlas y que los efectos sean naturales y te duren a largo plazo.

Con este tipo de productos también puede ocurrir que tus pestañas se queden apelmazadas y que no queden bonitas. Esto normalmente ocurre cuando el producto no es de buena calidad y/o el cepillo que trae no es el adecuado para poder extender la sustancia correctamente.

Pestañas postizas

Las pestañas postizas no cuidarán tus pestañas y el efecto solo durará mientras las lleves puestas. Puedes tenerlas más largas y espesas, pero porque te estás aplicando un artículo sobre las tuyas que engañan la realidad.

Aunque es un artículo bastante habitual en belleza para tener una mirada mucho más amplia y atractiva. Cuando quites este producto de tus ojos ya no tendrás esta mirada tan bonita.

Si son de mala calidad puede que parezcan muy falsas y que no te queden bien… lo bueno es que en la actualidad existen muchos modelos y marcas diferentes y podrás encontrar unas que te vayan bien y que parezcan lo más naturales posible.

Existen de pelo sintético y de verdad, aunque lo mejor es optar por aquellas que son sintéticas y veganas (y además, son reutilizables). Lo que importa es que siempre sean de buena calidad aunque tengas que gastar un poco más.

Lo pelos, cuantos más finos mejor… Al principio, si nunca antes te habías puesto un producto similar es posible que te parezca desagradable ponerlas y quitarlas, aunque con la práctica esto cambia y te será más fácil.

También debes saber que si escoges con un pegamento de mala calidad, tus pestañas podrían caerse con el tiempo. Es más, si usas este tipo de artículo habitualmente la salud de tus pestañas podrían verse resentida y que con el tiempo se debiliten.

En el caso de que uses este producto y te des cuenta que la sustancia que tiene para adherirlas te causa reacción alérgica, entonces debes desechar este tipo de consejo y buscar otro que te venga mejor.

Extensiones para las pestañas

Con este producto pasa un poco como el anterior, mientras las lleves tendrás una mirada espectacular, pero en cuanto dejes de ponerte las extensiones, tu mirada volverá a ser la de siempre. También es la opción que más coste tiene porque te las deben poner en un centro de belleza y tener un mantenimiento constante.

La realidad es que si inviertes lo suficiente tus pestañas se verán más largas y espesas, y no necesitarás nada para que se vean así siempre. No te será necesario usar ni sérums de pestañas, ni máscaras ni nada… en el centro de estética te las dejarán increíbles.

Pero no todo es tan bonito, porque podría ocurrir que perdieses tus pestañas naturales y que debas seguir con ellas siempre.

Lee más: Los 5 mejores sérums para las pestañas

Aceite de coco

Es sabido que el aceite de coco tiene grandes beneficios para el cuidado dérmico, lo mismo que ocurre con el aceite de ricino. Muchas personas usan esta sustancia natural no solo en la piel, si no también en el cabello porque penetra muy bien y evita que las hebras capilares pierdan las proteínas que las mantienen fuertes.

Si tienes las pestañas muy finas el aceite de coco puede conseguir que se vean más bonitas. Solo debes saber que no te servirán para alargarlas, igual que ocurre con el aceite de ricino, es más para hidratarlas y evitar que se vuelvan débiles o se caigan.

Para aplicar este humectante e hidratante natural debes seguir los mismos pasos que te hemos explicado para el aceite de ricino… aunque tiene una diferencia. En este caso, merece la pena que lo calientes previamente para que pase de estado sólido a líquido.

Después, con una sola cucharada es suficiente. Coge un hisopo de algodón y moja la parte del algodón en la sustancia y extiende, (con los ojos cerrados) la sustancia en la raíz de los párpados superiores.

Al tener los ojos cerrados, la sustancia se aplicará en la raíz de los párpados inferiores sin esfuerzo. Evita a toda costa que te entre la sustancia en los ojos, porque (igual que ocurre con el aceite de ricino) es una sustancia muy irritante que te podría causar conjuntivitis o infecciones oculares.

Aplica la sustancia siempre por la noche y al día siguiente lo retiras con agua tibia antes de comenzar con tus rutinas de limpieza y cuidado facial (te puedes ayudar con un disco de algodón).

Después de conocer todo sobre cómo conseguir unas pestañas más largas y espesas, solo tienes que escoger la opción que mejor se adapte a ti y a tus características personales, ¡tendrás una mirada espectacular!

Share