Cómo quitar el maquillaje waterproof

Cómo quitar el maquillaje waterproof

Cómo quitar el maquillaje waterproof

Qué es el maquillaje waterproof

Una de las peores pesadillas cuando nos maquillamos es la posibilidad de que el maquillaje dure lo mismo que un dulce a la puerta de un colegio, o que cualquier circunstancia pueda moverlo, quitarlo, hacer que se corra… en definitiva, echarlo a perder y dejarnos con unas pintas infames cuando hemos salido de casa en perfecto estado de revista.

Los maquillajes resistentes al agua (waterproof) han terminado con ese horror de un plumazo: ni el agua, ni el sudor, ni cualquier otra condición acaba con ellos.

No hay rímel que se corra a la mínima ni barra de labios que desaparezca en un rato: ¡perfección garantizada!

Pero… sí, parece que siempre hay un pero. Desde luego en este caso, lo hay: es difícil de quitar. De hecho, esa es su gran ventaja, pero su enorme pega a la hora de desmaquillarnos.

Así que cuando usas maquillaje waterproof tienes que tener claro cómo eliminarlo del todo y, por supuesto, tener a mano esas herramientas para hacerlo. Si no, la catástrofe está servida y tu cara será un lienzo sucio, emborronado e irritado, después de haber frotado, fregado y peleado, sin éxito, para erradicarlo totalmente de tu rostro.

Por qué el maquillaje waterproof es tan resistente

Para que el maquillaje waterproof se fije a la piel durante un largo período de tiempo cuenta entre sus ingredientes con ceras, silicionas, resinas, mantecas y otros compuestos hidrófobos y no contiene agua, así que intentar eliminarlo solo con agua o productos acuosos no dará resultado.

Aquí está la primera pista: para quitar el maquillaje waterproof se necesitan productos oleosos o bien emulsiones (combinan elementos acuosos y oleosos) que contengan una cantidad suficiente de elementos grasos.

Muchos de los desmaquilladores normales no sirven para dejar el rostro completamente limpio de maquillaje cuando este es resistente al agua o de larga duración.

Es preciso utilizar productos especiales que al mismo tiempo sean capaces de dejar la piel perfecta sin dañarla y que sean muy respetuosos con la delicada zona de los ojos, así como con los labios.

Una primera cuestión importante es intentar no abusar de este tipo de maquillaje y dejarlo solo para las ocasiones en que realmente lo necesitamos.

Desmaquillantes waterproof

En el mercado existen varios clases de desmaquillantes capaces de eliminar muy efectivamente el maquillaje más resistente y que uses uno u otro dependerá tanto de tus preferencias como de tu piel y del maquillaje que elijas.

Los maquillajes muy baratos suelen ser también los más difíciles de quitar porque abusan de ingredientes fijadores que rebajan mucho el coste a la hora de fabricarlos, como ceras sintéticas, siliconas, etc., así que intenta comprar productos de calidad. Hay muchos cuyos precios son absolutamente asequibles.

Decidir si prefieres aceite, leche, bálsamo, gel, agua micelar u otro producto es cuestión tuya, pero debes cerciorarte de que el que elijas esté diseñado para quitar el maquillaje waterproof.

Desde luego los aceites funcionan muy bien por su compatibilidad con los compuestos de estos maquillajes, pero no son la mejor opción para la zona de los ojos y si optas por ellos tendrás que limpiártelos muy bien después.

Si quieres saber más sobre cada tipo de desmaquillante, puedes conocerlos mejor en Qué producto elegir para desmaquillarte.

Para muchos profesionales de la belleza y para nosotros, el mejor con diferencia es el agua micelar, que no solo es una emulsión sino que contiene una cantidad mínima de surfactantes que es más que suficiente para desmaquillar sin frotar y cuidando la piel.

Por qué agua micelar para eliminar el maquillaje waterproof

Quitar el maquillaje waterproof

Se trata de un líquido transparente muy similar al agua (parece agua a simple vista, de hecho) compuesto por micelas, unas partículas jabonosas limpiadoras que atraen, atrapan y levantan la suciedad, el aceite y el maquillaje como un imán, sin necesidad de frotar ni arrastrar, es decir, que limpian muy bien sin esfuerzo ni agresiones.

Las micelas son increíblemente efectivas para eliminar cualquier residuo en tu rostro y lo hace sin deshidratar, sin alterar el pH y sin secar.

Es un producto mágico que desmaquilla, limpia, tonifica, hidrata y cuida la piel: tienes todo en un solo gesto y es apta para todo tipo de piel, incluida la piel sensible, para la que fue creada en principio (se inventó para limpiar la piel de los quemados sin provocarles dolor).

Los desmaquillantes a base de aceites dejan residuos oleosos en los ojos que hay que retirar sí o sí: los ojos y sus alrededores deben mantenerse limpios y protegidos. Lo mismo reza para los bálsamos.

En realidad, a la hora de quitar el maquillaje resistente al agua hay que prestar una atención particular a la zona de los ojos, cuyo maquillaje es el más complicado de eliminar, siendo a la vez la parte más delicada y frágil del rostro.

El agua micelar no irrita los ojos y quita todo sin necesidad de frotar (recuerda que atrae y captura toda clase de sustancias), así que no hay peligro por muy persistente y tenaz que sea tu maquillaje.

Sí, posiblemente algunos desmaquillantes sean más eficaces a la hora de eliminar el maquillaje resistente al agua, pero ninguno es más suave y respetuoso con la piel y eso nos parece un punto no negociable.

Cómo usar el agua micelar para quitar el maquillaje de ojos waterproof

Para quitar el maquillaje empieza siempre por los ojos, continúa con los labios y termina con el resto de la cara, el cuello y la parte de las orejas.

Empapa bien un disco de algodón con agua micelar y deposítalo sobre los ojos cerrados. Espera como un minuto, mientras el agua empieza a deshacer el maquillaje y la máscara de pestañas.

Retira el algodón sin frotar ni estirar los párpados. Repite las veces que sea necesario.

Si en la primera pasada no se ha quitado una gran parte del maquillaje es posible que no hayas dejado el algodón sobre el ojo el tiempo suficiente.

Cómo usar el agua micelar para eliminar el rímel y el eyeliner waterproof

Remoja dos almohadillas de algodón con agua micelar. Presione cada uno (¡suavemente!) sobre los ojos durante varios segundos, y luego deslízalo lentamente hacia la esquina exterior de sus ojos.

Repite si queda algún residuo de rímel pegado o restos de delineador. Recuerda que no deberías tener que frotar.

Para dejar las pestañas perfectamente limpias hay varios trucos que te contamos en Cómo desmaquillar las pestañas.

Cómo usar el agua micelar para eliminar el lápiz labial waterproof

Los labios no tienen la misma cantidad de glándulas sebáceas que la piel normal, por lo que tienden a secarse más y los lápices labiales waterproof son más resistentes y más difíciles de quitar.

Humedece un algodón con agua micelar y luego presiónalo contra tus labios. Deja que actúe y límpialo con solo movimiento.

Es posible que necesites hacerlo más de una vez, pero tus labios quedarán limpios sin irritaciones. Un bálsamo labial o algún aceite en forma de manteca (coco, karité o cacao) los hidratará y evitará que se sequen.

Cómo usar agua micelar para quitar la base de maquillaje waterproof

Cómo eliminar el maquillaje waterproof

El sistema es el mismo: un disco bien empapado que dejas actuar sobre la piel antes de retirarlo sin frotar ni arrastrar.

Limpia tu rostro desde dentro hacia afuera, sin olvidar la zona en la que nace el pelo (que muchas veces queda poco limpia), las orejas, el cuello y el nacimiento del escote.

Cuando hayas acabado con todo el maquillaje usa agua micelar para limpiar bien la piel y retirar cualquier resto de grasa, maquillaje, suciedad o células muertas. ¡Listo!

Hay quienes prefieren aclararse una vez retirado el maquillaje: hazlo con agua tibia, sécate bien y usa el agua micelar ahora como limpiador y tónico (no tienes que aclararla).

Desde luego es muy cómoda porque tienes todo en un solo producto, pero su mejor característica es que cuida la piel siempre.

¡Y la puedes usar como limpiador cuando no te maquillas, o como tónico cuando necesites refrescar tu rostro!

Además, el agua micelar limpia muy bien las manchas de maquillaje en la ropa sin dejar cercos ni residuos.

Si vas a usar otro tipo de desmaquillante asegúrate de limpiar muy bien la zona de los ojos después de hacerlo.

Las toallitas desmaquillantes no son un buen sistema para desmaquillarse a diario y debes limitar su uso: las hay de agua micelar y especiales para la zona de los ojos, pero no abuses porque tienen ingredientes a los que la piel no debe estar expuesta de forma continuada.

Una alternativa a cualquier producto del mercado es hacer tu desmaquillante en casa, lo que te permitirá probar diferentes fórmulas hasta que encuentres la mejor para ti.

Por qué hay que eliminar del todo el maquillaje waterproof

Por muy tentador que sea tirarse a la cama inmediatamente después de un largo día, no lo hagas sin quitarte bien el maquillaje y menos si este es resistente al agua, porque es mucho más oclusivo.

Muchos maquillajes (resistentes o no) están hechos con ingredientes químicos potencialmente irritantes, incluso tóxicos y que producen un efecto acumulativo, por lo que es conveniente retirarlo lo antes posible, no ya cuando vas a dormir, sino en cuanto llegas a casa y no lo necesitas más.

La piel necesita un espacio y un tiempo, sobre todo durante la noche, que es el momento en que sus procesos de regeneración, mantenimiento, limpieza, etc. se intensifican.

Para llevarlos a cabo de manera eficiente tiene que estar despejada y limpia, sin sustancias que obstruyan los poros e interfieran o eviten un intercambio natural con el entorno.

Tras el desmaquillado debes limpiar muy bien tu cutis, tonificarlo (si no usas agua micelar), tratarlo con un sérum e hidratarlo con una crema.

Trucos caseros para quitar el maquillaje waterproof

En casa tenemos algunos productos que pueden servir en un momento de apuro para retirar este clase de maquillaje sin jabones y sin dañar la piel.

Un aceite vegetal virgen, de primer prensado y no procesado como el de oliva, el de almendras o el de coco te servirán (limpia la piel después, no lo olvides, o al menos la zona de los ojos).

Es sistema es el mismo y la metodología también: empieza por los ojos, aplica aceite con un suave masaje y deja actuar; después, retíralo con algodón (mejor discos prensados) y repite si lo necesitas.

La vaselina es un buen recurso para los labios, pero no te la recomendamos para el resto de la cara y menos para los ojos: te costará mucho retirarla completamente y es muy oclusiva.

La leche, la nata de cocina o el yogourt, sin ser las mejores opciones para el maquillaje waterproof, son un recurso más y evitarán que pases toda la noche con el maquillaje puesto.

Si tienes agua de rosas pruébala: déjala actuar más tiempo y retírala. Es menos efectiva pero muy suave con la piel.

Una sorpresa: la espuma de afeitar quita muy bien el maquillaje waterproof. Claro que puede ser irritante, no debes dejarla demasiado tiempo sobre la piel y para los ojos no es recomendable, pero hay que mencionarla.

Extiéndela por la piel y los labios (ciérralos bien, no tiene buen sabor 🤣), espera unos segundos y retírala. Aclárate a fondo con agua tibia.

No recurras a las toallitas para bebés: no quitan bien el maquillaje normal y menos el resistente, tienen ingredientes no recomendables para la piel del rostro y para los ojos y tendrías que frotar y arrastrar, consiguiendo solo una cara a medio desmaquillar e irritada.

Tampoco tires de agua y jabón: no pueden con estos maquillajes.

Share