Consejos efectivos para reparar las puntas abiertas

Consejos efectivos para reparar las puntas abiertas

Tener las puntas abiertas no es algo que guste a nadie, es un problema del cabello que hay que solucionar cuanto antes para volver a mantener una melena saludable lo antes posible. Por eso, queremos hablarte sobre algunos consejos efectivos para reparar las puntas abiertas. ¡No pierdas detalle!

En ocasiones, las puntas abiertas aparecen casi sin que nos demos cuenta… puede que sea por cuidar mal el pelo o incluso por genética. También puede ocurrir porque hayas escogido mal productos de cuidado capilar y te hayan dañado más de la cuenta.

La buena noticia es que a veces, se puede solucionar el problema de las puntas abiertas sin tener que recurrir a cortar el cabello. Cuando se tiene esto en el pelo, en lo primero que se piensa es en coger las tijeras y “cortar con el problema” para sanear el cabello… pero esto no es necesario.

Las puntas abiertas

Las puntas abiertas pueden salir en cualquier momento de la vida, y es un problema capilar mucho más común de lo que te puedas imaginar, sobre todo en aquellas personas (tanto hombres como mujeres) que tienen el pelo largo.

Este problema en el cabello puede hacer que parezca que tienes el pelo más apagado y estropeado de la cuenta, pero si no lo solucionas se te caerá el pelo porque se te romperá al peinarlo con mayor facilidad. En este sentido, hay que buscar un remedio lo antes posible.

Acabar con las puntas abiertas es necesario para que vuelvas a tener ese cabello que tanto echas de menos, que cuando te mires al espejo vuelvas a disfrutar de tu melena. Para ello, tienes que saber todo lo que te exponemos a continuación, pero también, ser consciente de que la constancia siempre será la mejor estrategia para el éxito.

¿Por qué se abren?

Una pregunta que todo el mundo que tiene este problema se hace es, ¿por qué se abren las puntas? Es importante saber exactamente por qué ocurre para que así, puedas buscar la solución que mejor te convenga en cada caso.

Si encuentras la mejor solución para ti, dejarás de tener un aspecto desaliñado por culpa de un pelo mal cuidado y volverás a disfrutar cada vez que te peines y veas lo bien que tienes tu melena… ¡y sin usar las tijeras!

Algunos de los motivos más habituales por los que las puntas se abren son los siguientes:

  • Usar herramientas de calor de manera habitual en el cabello (planchas, rizadores, secadores, etc.)
  • Utilizar productos de mala calidad para el cuidado del pelo.
  • No usar productos de hidratación o nutrición capilar de buena calidad.
  • No usar productos capaces de sellar las cutículas.
  • Mantener una dieta mal equilibrada y comer alimentos pobres en nutrientes.
  • No hidratar el cuerpo adecuadamente porque no se bebe el agua suficiente que tu organsimo necesita.
  • Vivir sumido/a en el estrés emocional.
  • No descansar bien por las noches ni dormir lo que deberías.
  • Secar el cabello con toallas ásperas y/o frotando de manera brusca.
  • Desenredar el cabello a tirones de manera agresiva.
  • Usar químicos en el cabello de forma habitual.
  • Decolorar el pelo.
  • Usar tintes habitualmente.
  • No proteger el cabello ante las inclemencias meteorológicas (viento, frío, calor, sol, etc.).

Ten todo esto en cuenta para saber que las puntas abiertas se pueden prevenir siempre y cuando mantengas unas rutinas de cuidado capilar adecuadas.

Más vale prevenir que curar

Cuando nos referimos a las puntas abiertas se puede decir que más vale prevenir que curar, porque se pueden prevenir perfectamente. Una buena hidratación, dormir y comer bien, dejar el estrés a un lado, usar productos que hidraten y nutran el cabello en profundidad… son algunas formas de conseguirlo

Ingredientes naturales sin químicos

Cuando uses productos capilares es fundamental que te fijes en los ingredientes para que éstos sean totalmente naturales, que no contengan parabenos, ni amoníaco, ni químicos, ni siliconas, ni sulfatos, ni ftalatos…

Apuesta siempre por compuestos naturales para un cuidado eficaz. Además, si eres de las personas a las que le gusta cambiar de color de pelo, ¡está bien! Pero procura usar siempre tintes naturales con ingredientes respetuosos. Los químicos siempre dañarán tu cabello, tanto a corto como a largo plazo.

Hidratación extra

No importa el tipo de pelo que tengas, siempre necesitará una hidratación extra para mantenerse saludable. Tanto si lo tienes seco, graso, normal, dañado… deberás encontrar el punto exacto de hidratación que necesitas para aportarlo a tu cuidado capilar.

En invierno el frío reseca el cabello, pero es que el calor del verano también tiene el mismo efecto. Si no cuidas bien el pelo se mostrará apagado y desaliñado. Por eso, además del champú siempre tienes que usar acondicionador y mascarilla.

Pero si tienes el pelo muy seco o dañado, después de lavarte el pelo puedes añadir una hidratación extra añadiendo en tu cabello un acondicionador sin aclarado o aceite de argán para que tu pelo esté todo lo hidratado que necesitas (no es necesario aclarar estos productos con agua porque harán efecto mientras los lleves puestos).

Protege tu cabello

Hay un punto que solemos olvidar cuando salimos al exterior: proteger el cabello. Si bien es cierto que cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene el cuidado de la dermis y la protección con una buena crema solar para evitar daños dérmicos, el pelo también es importante.

Igual que ocurre con la protección ocular, ¡no puedes salir a la calle sin tus gafas de sol cerca! Pues tampoco debería salir a la calle sin protectores para tu cabello, como por ejemplo: gorros, gorras, sombreros o pañuelos.

De esta manera, los rayos del sol no castigarán tu pelo demasiado ni lo resecarán cuando tan siquiera te estás dando cuenta. También te lo protegerá del aire, que también daña tu cabello apenas sin que te percates de lo que está haciendo.

No abuses de las herramientas de calor

Quizá tengas el uso de las herramientas de calor como un hábito cada mañana cuando te arreglas. Las utilizas porque te hacen sentir mejor al dejar tu cabello con un aspecto más bonito.

Pero te aseguramos que no es una buena opción porque en poco tiempo tu pelo no estará tan bien y habrá sido una mala idea usar estas herramientas con tanta asiduidad.

Este tipo de herramientas debilitan tu cabello y harán que se rompa con facilidad, que se caiga, y por supuesto, que las puntas abiertas que comienzan a salir cada vez estén más grandes y con peor aspecto.

Si quieres secar tu cabello, lo mejor que puedes hacer es dejar las herramientas de calor a un lado y usar una talla  de microfibra suave o incluso, una camiseta vieja de algodón. Este tipo de materiales respetarán tu pelo y absorberán el exxceso de humedad que tienes en caso de que te lo hayas lavado.

Mantén una alimentación saludable

Eres lo que comes y eso se reflejará en la salud de tu pelo. Mantener una buena alimentación y una hidratación adecuada a tus necesidades del cuerpo también es fundamental. Si quieres que tu pelo se vea bien, tienes que alimentarlo desde dentro.

Si no sabes qué alimentos debes ingerir teniendo en cuenta tu estilo de vida o tus características físicas, no dudes en hablar con tu médico o con un nutricionista para que te ayude a pensar en las mejores opciones para que llenes tus platos de alimentos ricos en nutrientes y vitaminas.

Peínate con delicadeza

Cuando te peines y te desenredes debes hacerlo con suavidad y evitando los tirones. Nunca te peines con prisa porque entonces te darás los tirones casi sin darte cuenta. Si tienes el pelo rizado es probable que pienses que el peine ancho es la mejor opción.

En realidad para desenredar bien no es la mejor opción. Si quieres un buen cepillo que respete tu cabello debes hacerte con uno que sea anti-tirones (como los que usan los niños). Son la mejor opción para el cabello adulto más rebelde.

Desenreda con la mascarilla puesta

Cuando te estés lavando el pelo y llegues al paso de la mascarilla, aprovecha su poder hidratante para desenredar tus enredos con más facilidad. Podrás eliminar todos los nudos sin tirones y de una manera mucho más suave y menos dolorosa.

Peina desde abajo hacia arriba

Para evitar las puntas abiertas, dolor innecesario y que se te rompa el pelo tendrás que peinarte desde abajo hacia arriba. Esto significa que nunca empieces a peinarte por la raíz, porque entonces bajarás los nudos hacia abajo, se harán más grandes y se volverá misión imposible tener el pelo totalmente desenredado.

Lo mejor que puedes hacer es empezar a peinar por las puntas e ir subiendo hacia arriba para que así el desenredo sea más fácil y no estropees tus puntas al hacerlo al revés y que al final no te quede más remedio que darte tirones y estropear el cabello.

Seguro que te interesa: Las 5 mejores mascarillas para el pelo

Consejos para reparar tus puntas abiertas

Todo lo que te hemos comentado hasta aquí han sido consejos para evitar que te salgan en el futuro las puntas abiertas. En el caso de que las tengas, te vamos a dar otros consejos para que las repares sin necesidad de cortarte el pelo.

Recuerda que una vez que tengas las puntas reparadas, para que se mantengan así de bien, tendrás que seguir teniendo muy en cuenta todo lo que te hemos comentado más arriba para prevenir que te vuelva a suceder.

Ahora sí, aprende a revertir las puntas abiertas siguiendo los consejos que te damos en las siguientes líneas. No tendrás que pagar mucho dinero en salones de belleza costosos, ¡sigue leyendo porque te va a gustar!

Remedios naturales

Los remedios naturales son populares porque se cuenta con ingredientes totalmente naturales que permiten que tu cabello se hidrate intensamente y que así, puedas tener buenos resultados. Aunque debes saber que los remedios naturales no son la panacea a todo.

Es cierto que pueden ser efectivos (algunos más que otros), pero sus efectos suelen tardar bastante en notarse, por lo que si decides utilizar este tipo de consejo, deberás que tener mucha paciencia y ser constante en su aplicación para poder valorar si te hace efecto o no.

Los remedios naturales más conocidos son aplicar aceite de coco, de argán o de almendras (puro) en el cabello.

También existen mascarillas caseras (como yema de huevo y miel) que se ponen en el cabello, pero resulta más engorroso y después cuesta mucho eliminar la sustancia con agua tibia. Por eso, muchas personas prefieren los productos comerciales de buena calidad.

No te laves el pelo todos los días

Que te laves el pelo todos los días no significa que estés haciendo algo bueno por tu salud capilar. Más bien, todo lo contrario. El pelo solo tienes que lavarlo de una a tres veces por semana y es más que suficiente (dependiendo de tus características capilares).

El cabello tiene una capa protectora que si te lavas todos los días la estarás eliminando y dejando a tu cabello vulnerable a las agresiones externas. Siempre que te laves el cabello deberás usar productos de calidad y con ingredientes naturales (champú, acondicionador y mascarilla).

Mascarillas capilares

Las mascarillas capilares son un imprescindible en el cuidado del pelo y en la reparación de las puntas abiertas. Asegúrate que sea de buena calidad, con ingredientes naturales y que entre sus características principales se encuentre la reparación de puntas.

Siempre tendrá que ser hidratante y nutritiva en profundidad, por lo que tendrás que leer bien la etiqueta de los ingredientes. Nunca uses una mascarilla que contenga químicos, parabenos u otra sustancia que pueda ser perjudicial para ti.

Lee más: Las 5 mejores mascarillas hidratantes para el cabello

Sérums para el pelo

Los sérums capilares también son importantes tanto para el cuidado capilar como para la reparación de las puntas abiertas. Suele tener pocos ingredientes pero todos ellos con una alta concentración para que sean eficaces.

Tendrás que escoger un sérum capilar que se adapte a tus necesidades y que te ofrezca exactamente lo que estás buscando: reparar las puntas abiertas. Como con cualquier otro cosmético el sérum deberá estar compuesto de ingredientes naturales y que en su fórmula no contenga químicos ni compuestos dañinos.

Al usar un sérum capilar, lo habitual es que se deje actuando en el cabello y que no se enjuague con agua. Únicamente tendrás que enjuagar aquellos sérums que el fabricante indique expresamente que debe enjugarse con agua. Pero esto no es lo habitual.

Después de descubrir los consejos efectivos para reparar las puntas abiertas, además de más información sobre cómo prevenir que te ocurra de nuevo en el futuro, ¡solo debes tenerlo todo en cuenta para disfrutar de una melena saludable y de unas puntas siempre sanas!

Share