La mejor rutina de cuidado de la piel a los 40 años

Descubre cuál es la mejor rutina de cuidado de la piel a los 40 años. A partir de esta edad debemos ser muy cautas con los tratamientos y cuidados que establecemos para nuestro rostro.

Seleccionar los productos adecuados no resulta nada sencillo, ya que en el mercado de la cosmética encontrarás miles de opciones que prometen resultados increíbles y que, sin embargo, pueden resultar incluso contraproducentes.

Para mantener un aspecto joven y saludable por más tiempo es fundamental prestar atención a los cosméticos que utilizamos sobre el cutis. Además, también necesitaremos llevar a cabo ciertas rutinas.

La piel a partir de los 40

A partir de los 40 años se produce un notable descenso de los niveles de colágeno. Esta proteína es la encargada de dar firmeza y elasticidad a la piel, por no decir que cumple otras funciones relevantes para nuestro organismo.

Centrándonos en lo que nos atañe, que es el cuidado del rostro, puede que aparezcan las primeras arrugas y signos de expresión.

Los signos más evidentes que debemos combatir son:

  • Falta de hidratación.
  • Primeras líneas finas de expresión. Especialmente en la zona de alrededor de los ojos, aunque a cada persona puede afectar de un modo diferente.
  • Pérdida de luminosidad.
  • Aparición de manchas en la piel.

Rutina de cuidado para personas de 40 años

A continuación te mostramos cuál es la mejor rutina que debes llevar a cabo:

Limpieza facial

La rutina de cuidado siempre debe comenzar por una buena limpieza facial. También es importante que te desmaquilles el rostro con algún producto no agresivo como un agua micelar.

Si no limpias el maquillaje antes de dormir, la piel no se oxigena y los poros quedan obstruidos. Esto da pie a que aparezcan las primeras arrugas y otras alteraciones en el cutis.

Cada mañana y cada noche, pon un poco de agua micelar en un disco de algodón y pásalo por los ojos y rostro dando pequeños toques, sin ejercer presión.

Hidratación

Seguro que has oído en miles de ocasiones que la hidratación es fundamental para mantener un buen aspecto. Para mantener la piel nutrida no hay nada mejor que seleccionar una crema hidratante antiarrugas.

En las tiendas de cosméticos encontrarás muchas opciones. Te recomendamos que te fijes en que sea apta para tu franja de edad. Por otro lado, debe contener ingredientes como el colágeno y el ácido hialurónico que aportarán una mayor elasticidad y prologarán el efecto de hidratación por más tiempo.

Asegúrate de que la crema se encuentra libre de químicos y sustancias corrosivas, ya que podría desencadenar efectos adversos.

Protección solar

El sol es el gran enemigo de la piel. Una de las consecuencias de exponernos a los rayos ultravioletas durante horas y sin usar protector solar es la aparición de manchas. Además, has de saber que estas resulta muy complejas de eliminar.

Recuerda que tanto en invierno como en verano, el uso de una crema protectora es fundamental. Te aconsejamos que selecciones una de filtros físicos. Son aquellas elaboradas a partir de minerales como el titanio, óxido zinc, milca, talco o el óxido de hierro.

Quizá, detectes que estas lociones dejan un aspecto blanquecino, pero ten en cuenta que son más respetuosas con la epidermis y con el medio ambiente, por lo que merecerán la pena.

Sérum

Es otro de los básicos que no debe faltar en tu neceser. Consiste en un líquido muy fluido cuya principal función es potenciar los efectos de otros tratamientos como el de la crema hidratante.

Existen diferentes tipos: para hidratar, revitalizar, matificar, etc.

Contorno de ojos y labios

El contorno de ojos y el de labios deben emplearse cada día. Como hemos mencionado, las primeras arrugas tienden a aparecer en la zona del rabillo, por lo que es fundamental que la cuidemos correctamente.

La piel de ambas zonas son muy sensibles. Por ello, lo ideal es utilizar tratamientos específicos. Un truco es poner un poco de aceite de almendras o de argán.

Mascarillas faciales

Se utilizan una o dos veces a la semana. Limpia el rostro con abundante agua y sécalo con una toalla suavemente. A continuación pon tu mascarilla facial y espera unos 20 minutos a que repose.

Para eliminarla, utiliza agua tibia. Seguro que notas un gran alivio en el rostro. A partir de los 40 años no recomendamos las mascarillas de tipo peel off, ya que resultan más agresivas.

Exfoliación

Por último, no debemos olvidarnos de la exfoliación. A través de este proceso eliminamos las células muertas que impiden la oxigenación y regeneración. Es un paso muy importante para evitar el envejecimiento prematuro.

Conclusión

Esperamos que te haya gustado nuestra propuesta como la mejor rutina de cuidado de la piel a los 40 años. Recuerda que la limpieza, hidratación, exfoliación y el uso de tratamientos específicos como sérum, contornos de ojos y mascarillas te ayudarán a evitar la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Presta atención al cuidado de tu rostro y luce un aspecto más joven y saludable.

Share