Cómo hacer un sérum con ácido hialurónico en casa

Cómo hacer un sérum con ácido hialurónico en casa

El ácido hialurónico es una sustancia que segrega el organismo de forma natural de la misma forma que lo hace con el colágeno y la elastina. Pero llega un momento que se ralentiza. Por eso, vamos a explicarte cómo hacer un sérum con ácido hialurónico en casa.

Son sustancias importantes para la salud en general y también para el estado dérmico. A partir de los 25-30 años estas tres sustancias comienzan a disminuir considerablemente y a partir de los 40 años su producción es prácticamente nula.

A consecuencia de esto, si no se pone remedio, la piel comenzará a arrugarse, a tener manchas, rojeces, sequedad… pero en el organismo también se notará su ausencia con problemas de huesos, articulaciones, etc.

Los cosméticos caseros

Son muchas las personas que actualmente prefieren disfrutar de cosméticos caseros porque es la única forma de asegurarse de que saben exactamente lo que lleva la sustancia que se aplican en la piel. Además, son más económicos, teniendo en cuenta que los sueros son bastante caros.

Son caros porque las versiones comerciales tienen fórmulas especializadas para garantizar que los ingredientes están altamente concentrados para que sea un producto potente y eficaz. O al menos, así debe ser en los productos considerados de calidad.

El uso de sérums, tanto comerciales como caseros se ha convertido en un imprescindible para que de esta manera, podamos tener un rostro rejuvenecido por más tiempo.

Aunque claro, debe estar incluido dentro de las rutinas de limpieza y cuidado facial diarios, tanto en la mañana como en la noche. La constancia también es clave para conseguir buenos resultados.

En cuanto a los sérums caseros, no son tan efectivos como los que se fabrican en un laboratorio ya que sus ingredientes son menos sofisticados.

Conoce: Cómo hacer un sérum facial casero y también con vitamina C.

Tardan más en hacer efecto

Tardan mucho en hacer efecto y además debes ser constante en su fabricación incluís cuando te falte tiempo. Debe estar incluido en tus rutinas y si no lo usas todos los días, será como no hacer nada.

Pero si tienes la paciencia, el tiempo y las ganas de hacer tu cosmético casero, entonces no hay problema.

Puedes tener un producto magnífico (aunque no tan eficaz como los productos comerciales), pero con la ventaja de que los ingredientes los has cambiado tú y no habrán sorpresas.

No habrán elementos químicos de ningún tipo que te puedan perjudicar, ni conservantes… y solo habrán ingredientes naturales al 100%.

Lo mejor de todo, es que nos vamos a centrar en ingredientes naturales que sean fáciles de conseguir para ti, así podrás comenzar cuanto antes.

Todo limpio

Antes de continuar hablándote sobre la sustancia o sobre la receta en sí misma, queremos darte algunos detalles que no puedes pasar por alto.

La zona donde lo vayas a fabricar deberá estar totalmente limpio y desinfectado. Lo mismo con las herramientas y tus manos.

Es más, si puedes usar guantes esterilizados para su fabricación aún será mucho mejor. Esto es necesario para evitar que se transmitan bacterias que podrían ocasionar problemas en la calidad del producto.

Guárdalo en la nevera

Cuando acabes de fabricar el producto tal y como te indicaremos en la receta, es primordial que lo guardes en la nevera. Necesita el frío de tu refrigerador para que de esta manera puedas conservar mejor todas sus propiedades y te dure más tiempo.

Si lo guardas en la nevera podrá durarte de una semana a diez días, en caso de no guardarlo en este lugar, no te durará más de tres días…

Qué ocurre si la sustancia se deteriora antes de tiempo

Si cuando estás usando el producto te das cuenta de que la sustancia ha cambiado de olor, color, textura o ves cualquier aspecto que consideras extraño, desecha inmediatamente ese sérum y realiza otro.

Esto puede ocurrir porque la sustancia haya comenzado a perder sus propiedades o porque haya comenzado a ponerse en mal estado. En cualquier caso, es mejor no usar un producto en mal estado y por lo tanto, es importante que lo tires.

Etiqueta tus productos

Para tener un mejor control de tus productos caseros, es importante que en el bote donde guardes la sustancia pongas en una pegatina el día que lo fabricaste. Es la única manera eficaz de recordar exactamente el tiempo que lleva hecho.

A pesar de que pasen los 10 días y el producto aún parezca que está en buen estado, será mejor que lo deseches y vuelvas a hacer otro. Transcurridos estos días, aunque esté en la nevera, sus propiedades habrán menguando y no será tan efectivo.

El ácido hialurónico para tus rutinas de cuidado facial

El ácido hialurónico es fundamental para tu organismo. Es necesario para la salud ocular, tus fosas nasales, cartílagos, articulaciones… y por supuesto, también para la piel.

Es importante para que los tejidos conectivos estén saludables y las células más fuertes y activas. Es un humectante e hidratante y además protector del organismo.

Por todo esto, a medida que pasan los años y la cantidad comienza a reducirse, es fundamental usar productos tanto orales como tópicos para reforzarlo y que se potencie su fabricación natural.

Si esto no lo tienes en cuenta, es probable que con el tiempo desarrolles problemas dérmicos, de huesos o articulaciones… por eso es tan importante tener unos niveles óptimos de ácido hialurónico en la piel.

Si te das cuenta, son muchos los cosméticos que hoy en día contienen esta sustancia en su composición y no es para menos. Te ayuda a tener una piel saludable, flexible y con mejor salud.

Te explicamos: Para qué sirve el sérum de ácido hialurónico

Hacer tu propio sérum con ácido hialurónico

No tiene que ser misión imposible si sabes cómo hacerlo correctamente. Aunque eso sí, siempre tendrás que apostar por ingredientes de calidad y totalmente naturales.

Si alguno de los ingredientes no te va bien, tendrás la facilidad de cambiar uno por otro. Aunque te vamos a decir ingredientes que serán respetuosos con tu dermis, independientemente del tipo que tengas, por lo que no tendrás problemas ni efectos secundarios.

Es importante que no hagas mucha cantidad de sustancia y que de ácido hialurónico no te pases de la cantidad indicada porque en caso de que no seas cuidadosa con esto, entonces sí podrías tener reacciones adversas como irritaciones.

¿Y si no lo quiero casero?

En el caso que no quieras hacer tu propio sérum casero no te sientes mal, porque es algo normal, sobre todo si no tienes tiempo o si prefieres un cosmético fabricado en laboratorios.

Hay muchos de calidad en el mercado y solo tendrás que escoger el que mejor se adapte a ti y a tus necesidades dérmicas.

Lo que importa cuando se escoge un cosmético comercial es que sea de calidad, con ingredientes naturales y sin químicos que te puedan perjudicar. Además, cuantos menos conservantes contenga mucho mejor.

En el caso que quieras comprarlo, te recomendamos estas opciones que son un acierto seguro.

Cómo hacer tu sérum con ácido hialurónico de forma casera

Si, llegados a este punto, continuas decidida a hacer tu cosmético casero, entonces tienes que leer con atención para que no te saltes ningún detalle de los que te vamos a comentar en las siguientes líneas.

Para que el ácido hialurónico sea efectivo debe ser de alto y bajo peso molecular, solo de esta manera trabajará tanto desde el interior como desde el exterior de la piel.

En tus rutinas deberás tener en cuenta: limpiar tu rostro con un limpiador, aplicar tu tónico facial, el contorno de ojos, el sérum, la crema hidratante y si es de día el protector solar (en este orden todas las mañanas y noches).

Solucionamos tus dudas: ¿El sérum puede sustituir a la crema hidratante?

Receta para hacer tu sérum

No pondremos ningún conservante por lo que es importante que metas el producto en la nevera y que renueves el producto cada semana o diez días como mucho.

Qué necesitas

  • 1 cucharada pequeña de polvos de ácido hialurónico de alto peso molecular
  • 1 cucharada pequeña de polvos de ácido hialurónico de bajo peso molecular
  • 15 ml de agua destilada
  • 2 cápsulas de vitamina E
  • 3 gotas de aceite de lavanda
  • 3 ml de aceite de almendras o de jojoba
  • 1 bol de cristal
  • 1 cuchara de madera
  • 1 embudo
  • 1 frasco con dosificador en gotero

Cómo realizarlo

Para que puedas hacer esta receta de manera exitosa, primero deberás tener todo bien limpio para que puedas hacerlo de la manera más higiénica posible. Luego, añade el agua destilada o purificada con las cucharitas de ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular.

Remueve concienzudamente hasta que veas que la sustancia se ha diluido bien con el agua destilada. Una vez listo, mete el bol en la nevera durante dos horas.

Transcurrido el tiempo vuelve a remover toda la sustancia con la cuchara de madera previamente limpia y desinfectada. Por orden de lista ve añadiendo los ingredientes en el bol de cristal y luego remueve con la cuchara de madera de nuevo.

Cuando veas que están todos los elementos bien combinados, ayúdate del embudo para que así sea más fácil pasar la sustancia al frasco. Una vez pasada, cierra el frasco y agítalo bien. Mete el frasco en la nevera y deja que repose la sustancia unas 12 horas antes de usarlo por primera vez.

Siempre que vayas a usar el cosmético es importante que agites bien el producto, para que de esta manera toda la sustancia se combine correctamente. Y también es importante que sigas estos pasos para aplicarlo correctamente.

Y tú, ¿te animas a hacerlo con tus propias manos o prefieres comprar el cosmético de calidad mencionado en el artículo?

Share