¿Cómo hacer un sérum casero con vitamina C?

por | 02/10/2020

vitamina c serum casero¿Te gustaría saber cómo hacer un sérum casero con vitamina C? En esta ocasión, te proporcionamos todos los pasos necesarios para que elabores tu propia versión desde casa.

Sin duda, el serum es un producto imprescindible en nuestra rutina diaria facial. A pesar de que cada vez son más usuarias las que reconocen su importancia, aún existen muchas dudas en torno a él.

Por otro lado, la vitamina C es un ingrediente que suele emplearse con frecuencia en los tratamientos de belleza. Pero, ¡cuidado! No todos los cosméticos que contienen vitamina C son igual de efectivos.

A continuación, te contamos toda la información relevante acerca de este producto y te mostramos cómo puedes crear tu propio sérum. ¿Te lo vas a perder?

Qué es un sérum y para qué sirve

Tal y como hemos mencionado en nuestra breve introducción, existe una cierta confusión en relación a este cosmético. Para que no te quedes con ninguna duda, comenzaremos explicándote en qué consiste.

Se trata de un elixir, también denominado suero facial, cuya principal característica es que contiene una elevada concentración de activos. Esto se traduce en que sus resultados son más potentes y rápidos que los de una crema convencional.

Por otro lado, presenta una textura muy ligera y fluida, lo cual hace que su aplicación sea bastante agradable, especialmente en aquellas usuarias que tienen el rostro graso o mixto.

Uno de los principales errores es pensar que solo es apto para pieles maduras o con arrugas. Pero lo cierto es que existen muchas versiones diferentes elaboradas a partir de diversos ingredientes que tratan de adecuarse a todos los cutis: desde los más jóvenes a los más maduros.

También, hay quienes dudan entre escoger un suero facial o una crema hidratante. Realmente, el uso de ambos cosméticos debe combinarse, es decir, no podemos decantarnos solo por una opción.

Veamos de forma más concreta cuáles son sus beneficios:

  • Potencia los efectos de otros tratamientos que se apliquen con posterioridad, incluidos los de la crema hidratante.
  • Está destinado a resolver un problema específico.
  • Previene la aparición de arrugas y líneas de expresión.
  • Disminuye la visibilidad de manchas pigmentarias.
  • Ayuda a combatir irritaciones, picores, descamaciones, así como otras alteraciones.
  • Ilumina el rostro sin llegar a saturar.
  • Deja un tacto más suave y agradable.

Qué es la vitamina C y sus beneficios para la piel

vitamina c

Esta vitamina, también denominada como ácido ascórbico, es un potente antioxidante que ofrece una gran cantidad de ventajas y beneficios para la piel y el organismo.

Podemos consumirla a través de alimentos, suplementos, o bien, introducirla en nuestros tratamientos de belleza.

El principal motivo por el que debemos aplicar un suero facial rico en vitamina C se debe a que es una forma fácil y rápida de obtener todos los beneficios de dicha vitamina en el rostro.

Además, la vitamina C es apta para casi todo tipo de piel: maduras, sensibles, con manchas, con problemas de acné, etc.

Las ventajas que otorga en relación al cutis son las siguientes:

  • Aumenta la producción de colágeno. Esta proteína es fundamental para prevenir la aparición de arrugas y para mantener una piel más tersa y elástica. Ten en cuenta que a partir de los 30 años aproximadamente dejamos de producir las mismas cantidades.
  • Refuerza la barrera protectora de la piel, lo cual nos protege de los efectos de los temidos radicales libres.
  • Evita y disminuye la aparición de manchas pigmentarias debido a las continuas exposiciones solares.
  • Otorga una mayor nutrición e hidratación.
  • Resuelve problemas de irritaciones y rojeces.
  • Es muy útil para combatir brotes de acné y acabar con las marcas que genera esta situación.

Cómo hacer un serum de vitamina C en casa

¿Quieres saber cómo hacer tu propia versión casera? Coge lápiz y papel para tomar nota.

Ingredientes que necesitas:

  • Media cucharada pequeña de ácido ascórbico.
  • Media cucharada pequeña de ácido hialurónico.
  • 12 gramos de agua destilada.

En primer lugar, el agua destilada la emplearemos como base, por ello, la verteremos en una taza. Incorpora el ácido ascórbico y mueve bien la mezcla hasta que se integren ambas sustancias. Por último, añade el ácido hialurónico y vuelve a mover el líquido.

¡Listo! Ya tienes tu suero facial casero.

serum casero

Modo de aplicación

El modo de aplicación de nuestra versión casera resulta muy sencillo. Tan solo debes seguir los siguientes pasos:

  • Desmaquilla completamente el rostro para dejarlo libre de impurezas. Te recomendamos emplear un agua micelar, ya que suelen ser menos agresivas con la dermis.
  • Pon un poco de tónico facial para refrescar el cutis.
  • A continuación, vierte unas gotas de sérum sobre las yemas de los dedos y extiéndelo por toda la cara con un suave masaje.
  • Espera a que se absorba por completo para proceder con el uso de la crema hidratante.
  • Evita aplicarlo sobre el contorno de ojos. Esta zona es extremadamente delicada y sensible, por lo que requiere del uso de tratamientos específicos.

Aspectos que debes tener en cuenta

Es muy importante que tengas en cuenta una serie de aspectos a la hora de elaborar tu versión casera:

  • Envase oscuro. Escoge siempre para conservarlo un tarro de color oscuro. Esto impedirá que la luz penetre, y los activos se mantendrán en buen estado.
  • No guardarlo demasiado tiempo. Las recetas de cosméticos caseros no llevan conservantes, por lo que presentan poca durabilidad. No intentes prolongar su uso demasiado tiempo, puesto que, además de que los ingredientes pierden su eficacia, podría suponer un peligro.
  • Recuerda conservar tu suero en la nevera.
  • Escoge siempre productos de calidad.
  • No emplees alcohol. Algunas recetas están creadas con una base de alcohol, sin embargo, este ingrediente produce alteraciones en el rostro.
  • Se constante y paciente. No esperes que los resultados lleguen de un día para otro. La constancia y la paciencia son las principales claves.

¿Son eficaces las versiones caseras?

Ante esta pregunta, la primera respuesta que podemos dar es un rotundo sí. A pesar de ello, resulta necesario hacer algunas matizaciones.

Las versiones caseras otorgan buenos resultados, pero, sin duda, las comerciales son más potentes.
Por otro lado, para elaborar tu propio producto en casa, debes invertir tu tiempo.

Además, como hemos mencionado anteriormente, cuentan con una menor durabilidad, por lo que constantemente tendrás que estar revisando si se encuentra en buenas condiciones.

Actualmente, es posible encontrar sueros de calidad con esta vitamina a buenos precios en el mercado.

¿Presentan algún tipo de riesgo?

Sí. Existen ciertos riesgos a la hora de elaborar tu suero casero de vitamina C

En primer lugar, si te da por experimentar y combinar ciertos ingredientes inadecuados, el resultado puede llegar a ser un desastre para la piel.

La vitamina C debe estabilizarse, y es fundamental saber qué proporción debemos añadir. En caso de que adquiera un tono extraño, es necesario tirar el producto para evitar sorpresas desagradables.

¿Cómo escoger un suero comercial?

Si las versiones caseras no son tu predilección, puedes hacerte con un suero comercial. Eso sí, antes de invertir en un producto, te recomendamos echar un vistazo a ciertos factores que deberías tener en cuenta:

  • Grado de pureza. Asegúrate de que en su etiqueta aparezca “ácido ascórbico”, es decir, vitamina C en estado puro.
  • Concentración. Uno de los principales problemas con el que nos encontramos en los productos comerciales es que el grado de concentración de este ingrediente es ínfimo. Lo ideal es que contenga al menos un 5%. Por otro lado, si tu piel es muy sensible, no debería sobrepasar el 10%.
  • Químicos y versiones low cost. Por supuesto, evita todas aquellas versiones plagadas de sustancias químicas. Sabemos que los cosméticos low cost disponen de un precio increíble, pero también podrían jugarte una mala pasada.

En definitiva, ¿merecen la pena los sérums caseros con vitamina C?

Ahora que ya sabes cómo hacer tu propio cosmético en casa, quizá te plantees si realmente merece la pena invertir nuestro tiempo y dinero en ello. Realmente, depende de cada caso.

Si lo que buscas es un suero básico a un módico precio, puede ser tu opción ideal. Por supuesto, ten en cuenta todas las precauciones que te hemos proporcionado anteriormente.

Sin embargo, si eres una usuaria exigente y buscas la máxima eficacia, te recomendamos que escojas una versión comercial elaborada a partir de sustancias naturales.

Por ejemplo, el producto de Nezeni Cosmetics sería una excelente opción a tu serum de vitamina C casero. Tiene una gran cantidad de esta vitamina, y ningún ingrediente perjudicial. ¡Totalmente recomendable!