Cómo tratar las grietas en las manos

¿Sabes cómo tratar las grietas en las manos? Este problema aparece en un gran número de personas. A pesar de que a priori no parece una alteración de gravedad, lo cierto es que puede desencadenar síntomas que afectan a nuestra calidad de vida: inflamación, picazón, etc.

La aparición de las grietas se asocia sobre todo a una alteración del manto hidrolipídico. La piel pierde la función de su barrera y esto conlleva a una deshidratación extrema.

También, puede que el usuario que presenta estos síntomas padezca una patología como la dermatitis atópica o psoriasis. En tales circunstancias, la visita a un profesional es indispensable.

A continuación, te mostramos más información en torno al tema y te revelamos algunos consejos para paliar esta alteración cutánea. ¡No olvides tomar nota!

Por qué aparecen grietas en las manos

No cabe duda de que la principal causa que genera esta situación es la sequedad. Si te lavas con frecuencia las manos y no empleas una loción hidratante, es probable que estas terminen resecas y con grietas.

A pesar de ello, existen también otros motivos:

  • Genética. Algunas personas tienen una mayor predisposición a esta alteración cutánea. En estos casos es imprescindible prestar atención al cuidado de las manos.
  • Las grietas suelen aparecer con climas muy fríos. Por otro lado, la humedad, el calor y los cambios bruscos de temperaturas hacen que la dermis se reseque.
  • Trabajos manuales. Las personas que desempeñan una labor manual o las que utilizan productos fuertes tienden a sufrir de ello.
  • Determinados medicamentos pueden producir como efecto secundario sequedad e incluso picazón.

Particularidades de las manos

La piel de cada zona de nuestro cuerpo es diferente y presenta una serie de particularidades. Al igual que no empleas la misma loción para el rostro que para el cuello, también deberías seleccionar una crema específica de manos.

Esta zona retiene menos humedad, por lo que suele carecer de hidratación. Además, no olvides que son una herramienta básica para el ser humano y están expuestas en todo momento al entorno y a los cambios de temperaturas.

Si a todo ello le agregamos la aparición del COVID-19, la situación se complica. Los lavados de manos frecuentes y el uso de geles hidroalcohólicos son dos acciones indispensables para nuestra salud, pero, no cabe duda, de que ambas alteran la piel de esta zona.

Qué provoca la deshidratación

Además de la aparición de grietas, la deshidratación puede provocar:

  • Mal estado de las cutículas.
  • Aparición de rojeces.
  • Sensación molesta.
  • Picazón.
  • Afecciones como la dermatitis atópica.

Cómo cuidar las grietas en la manos

La mejor solución para combatir esta alteración es el uso frecuente de una crema hidratante. Repite su aplicación cada vez que te laves las manos.

Recomendamos seleccionar una loción natural, elaborada a partir de ingredientes seguros y de calidad. De lo contrario, el producto podría agravar aún más la situación.

Si el problema persiste o si consideras que resulta demasiado molesto, deberías acudir al dermatólogo para que te ofrezca la solución más adecuada. Cuando existen grietas, a veces, es necesario recurrir a antibióticos para acabar con la inflamación.

Además, también pueden prescribirse algunos tópicos con poder humectante para evitar la pérdida de agua de esta zona.

Consejos para evitarlas

  • Mantén un estilo de vida saludable: cuida la alimentación, haz ejercicio, no fumes, no tomes alcohol… Todos estos hábitos influyen notablemente en la calidad de la piel.
  • Utiliza jabones suaves y sin perfumes.
  • Ponte guantes cada vez que debas manipular algún producto fuerte como lejía amoniaco, etc. También te recomendamos su uso para limpiar el polvo.
  • Lávate las manos con agua tibia. Si la temperatura del agua es demasiado fría o caliente podría perjudicar a la dermis.
  • Utiliza una pomada reparadora y aplícala con frecuencia.
  • Suaviza las cutículas con una crema hidratante.

Remedios caseros para combatir las grietas

Por último, te proporcionamos algunos remedios caseros que podrían servirte de utilidad.

No olvides que ninguno de ellos sustituye el tratamiento recetado por un profesional. Tan solo se trata de medidas que pueden resolver el problema en casos muy leves o aminorar los síntomas.

Loción con miel

Para elaborarla necesitarás:

  • 2 cucharadas grandes de miel.
  • Media taza de fécula de maíz.

Mezcla ambos ingredientes en un recipiente limpio y desinfectado hasta que se genere una pasta uniforme. Aplícala sobre la zona afectada y deja que repose unos 20 minutos aproximadamente.

Retira la pasta con agua tibia y utiliza una crema hidratante para lograr mejores resultados.

Aceite de coco

Es un tratamiento perfecto para hidratar las manos debido a su alto contenido en grasas. Calienta dos cucharadas de aceite de coco durante unos segundos en el microondas o en un cazo.

Úntalo a través de un suave masaje y enjuaga las manos solo con agua, sin utilizar jabón. Te recomendamos repetir este proceso cada vez que notes la zona reseca y con leves grietas o descamaciones.

Avena

La avena es otro de los ingredientes más empleado dentro de los remedios caseros para resolver diferentes alteraciones cutáneas.

Para elaborar esta loción solo tienes que mezclar dos cucharadas de harina de avena con un poco de miel hasta crear una pasta espesa. Si tienes la avena en copos, pásala por un procesador de alimentos.

Deja la mezcla unos 30 minutos en la zona afectada y, posteriormente, retírala con agua tibia. ¡Notarás una gran sensación de calma!

Consulta también nuestro artículo sobre eczemas en las manos.

Conclusión

Las alteraciones en las manos se dan de forma frecuente, ya que son una zona muy expuesta.

Aunque podemos considerar que la aparición de grietas no es nada relevante, lo cierto es que pueden llegar a alterar nuestra calidad de vida. Junto con esta afección es frecuente que se produzcan picores e inflamación.

Esperamos haberte ayudado a saber cómo tratar las grietas en las manos. No olvides que si la situación perdura, lo ideal es acudir a un profesional que analice tu caso.

Share